Todos los vetos, el veto

Compartir

A partir de hoy entra en vigencia el veto a la Emergencia Tarifaria que retrotraía la suba de los servicios a noviembre 2017 y topeaba las subas para que no fueran mayores a los aumentos salariales. El Presidente Mauricio Macri tiene una larga zaga de decretos, ya desde que era Jefe de Gobierno porteño. Los vetos afectaron directamente derechos de trabajadores, industriales nacionales, cooperativas, minorías, enfermos, jubilados y ex combatientes de Malvinas.

El presidente Mauricio Macri cumplió, por primera vez, con su palabra. Lo hizo para vetar la Ley de Emergencia Tarifaria sancionada en la madrugada de ayer con casi el 52 por ciento de los votos a favor. La normativa, que impulsaba la oposición y que había sido aprobada en ambas cámaras, exigía retrotraer los aumentos en los servicios públicos de luz, gas y agua a noviembre de 2017 e impedía la actualización de las tarifas por encima del índice de variación salarial hasta el 2019.

Era una cosa anunciada, esta Ley ya nació sin ningún tipo de viso de continuar, dijo el presidente ayer en Conferencia de Prensa, desde la localidad de Cachi, provincia de Salta. Lo había anticipado su jefe de Gabinete cuando a primera hora de la mañana y a tan solo cinco horas de su sanción expresó: “La Ley ya está vetada”. Uno de los principales argumentos fue que iba en contra del federalismo, aunque la mayoría de las provincias votaron en contra. La medida se oficializó hoy, a partir de su publicación en el Boletín Oficial.

Desde que asumió como presidente en diciembre de 2016, Mauricio Macri ya vetó otras siete leyes votadas por el Congreso de la Nación: La Ley de Emergencia Ocupacional, la Doble Jubilación mínima para ex combatientes de Malvinas, el salario mínimo profesional, la detección precoz de la Trombofilia, la expropiación del Hotel Bauen, la Ley de Honorarios de Abogados de la Justicia y el Régimen de Incentivo para la Industria Naval.

Durante su gestión como Jefe de Gobierno porteño también había utilizado este recurso: Entre 2007 y 2015 el ejecutivo de la Ciudad había vetado 128 leyes aprobadas por la Legislatura Porteña, un centenar de ellas fueron vetadas en su totalidad. 

El veto, un recurso contra los trabajadores

La primera Ley que Mauricio Macri vetó como presidente fue la Emergencia Laboral, una norma que surgió a partir de la ola de despidos que siguió a su asunción y que exigía detener las desvinculaciones durante 180 días, además de solicitar una doble indemnización en el caso de que se ejecutaran.

El veto fue en mayo de 2016 y la explicación fue algo confusa: “No acompaña al contexto actual”, había dicho acusando a la oposición de “poner palos en la rueda”. Además, aseguraba que la Ley iba en “contra de la libertad” y generaría “mayor pobreza”. Para aquel entonces los despidos, según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), superaban la cifra de 154 mil.

En diciembre de 2016 el presidente había vetado otra ley que intentaba proteger a los trabajadores instaurando un Salario Mínimo Profesional. La norma había sido aprobada por la Cámara Alta por unanimidad y establecía un salario mínimo fijado por convenio colectivo para cada categoría profesional. No se trataba de una acción novedosa, sino que se pretendía volver a la legislación previa: el concepto de salario mínimo profesional existía como parte de la Ley de Contrato de Trabajo y había sido suprimida en 1976 por la dictadura cívico-militar. El decreto en el que se vetaba la norma, firmado también por el ministro de trabajo Jorge Triaca, aseguraba que la ley poseía una “rigidez y antigüedad conceptual”.

Al finalizar su primer año de mandato, y yendo contra la lucha de más de una decena de años de sus trabajadores, Macri vetó también la expropiación del Hotel Bauen, que había sido aprobada gracias a un proyecto de Ley presentada por el entonces diputado Carlos Heller: “Favorece exclusivamente a un grupo particularizado, sin traducirse en un beneficio para la comunidad en general», afirmaba el documento.

La Cooperativa que gestionaba el Hotel Bauen era apoyada por todo el movimiento de trabajadores de Fábricas recuperadas. El presidente firmó el veto en sus vacaciones, desde el exclusivo barrio privado Cumelén en Villa la Angostura y puso en riesgo los 130 puestos de trabajo que allí se desarrollaban.

Para la salud y los ex combatientes, tampoco

Otro veto total de Mauricio Macri ocurrió en diciembre de 2016 cuando decidió anular la Ley de Detección Precoz de la Trombofilia. La misma incluía el análisis de sangre que diagnostica el trastorno en el Plan Médico Obligatorio para evitar que miles de mujeres pierdan sus embarazos por no encontrarse diagnosticadas.

“La trombofilia no representa un problema de salud pública” ´decían los medios citando a especialistas mientras el decreto del presidente aseguraba que el estudio anticipado se encontraba desaconsejado por organismos internacionales.

El primer veto parcial de Mauricio Macri como presidente lo llevó la Ley de Jubilación anticipada para veteranos de Malvinas. Fue en diciembre de 2016 cuando anuló por decreto el artículo más exigido por los afectados: se trataba de una doble jubilación mínima para los excombatientes, debido a las dificultades que históricamente han encontrado para insertarse en el mercado laboral.

La justificación del presidente fue que “desnaturalizaba” el sistema previsional, cuyo objetivo era «el otorgamiento de las prestaciones por vejez en virtud del esfuerzo contributivo realizado por los trabajadores a lo largo de toda su vida activa, y cuyo haber es el resultante de dicha historia laboral».

El año pasado, otros dos vetos llevaron la firma su firma: la Ley de honorarios de abogados, procuradores y auxiliares de la Justicia y un régimen de incentivo para la promoción de la industria naval.

¿Quién acabará con el Estado?

El veto porteño

Mauricio Macri no descubrió este recurso al llegar a la presidencia. Como Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires – cargo que ocupó entre los años 2007 y 2015 – vetó 127 leyes que la Legislatura Porteña había sancionado.

Durante su primer año de gestión vetó la creación de un Colegio Único de Profesionales de la Higiene y Seguridad en el Trabajo y el surgimiento de un Laboratorio Estatal de producción de medicamentos. Durante el 2010,  año en el que veto 36 leyes, Mauricio Macri anuló 9 de los 18 artículos de una Ley que proponía regular la publicidad oficial. Los artículos vetados prohibían incluir el nombre, la voz o la imagen de funcionarios del Gobierno en las publicidades, el uso de logos, símbolos o colores de agrupaciones políticas y limitaba el uso de la pauta durante el mes anterior a los procesos electorales. También vetó en su totalidad la normativa que pretendía reglamentar los abortos no punibles.

Durante el año 2011 vetó la Ley que prohibía la venta de medicamentos fuera de las farmacias en la Capital Federal y una Ley que bregaba por los derechos de las personas en situación de calle. La regulación de la actividad de cuidacoches (los «trapitos»), la protección de los puestos de trabajo en las empresas recuperadas y exigencias a organismos públicos y privados para preservar los derechos de las personas con obesidad son algunas de las temáticas vetadas durante su gestión. Los #Tarifazos como política pública

El veto de la Ley de Emergencia Tarifaria fue preanunciado. En reiteradas oportunidades el presidente expresó que “Si pudiese no aumentar las tarifas no las aumentaría» y presentó la política pública de Tarifazos como “el único camino posible”.

El veto traerá más inflación

La periodista Débora Ascencio publicó en este mismo Portal que retrotraer las tarifas a noviembre hubiese permitido achicar la bola de nieve que significa la inflación para el Gobierno. “Pero el único  recurso oficial para frenar esta escalada ha sido elevar muchísimo la tasa de interés (incentivando las inversiones financieras por sobre las productivas) y bajar el nivel del salario real (que para los empresarios opera como “costo”) a partir de garantizar paritarias por debajo de la inflación. En este esquema, asalariados y sectores orientados al mercado interno salen perdiendo otra vez”.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones