Truchos, allanados e investigados por lavado

Compartir

La fundación SUMA -de Michetti, Lombardi y Pinedo- fue allanada y no tenía libros contables. Desde que se creó no presentó balances, contrató empleados en negro y recibió fondos de contratistas del Estado. Ahora, el juez Lijo investiga las medidas antilavado que incumplió. También investiga las fundaciones de Dietrich, Burzaco y Grindetti.

El juez federal Ariel Lijo, que investiga el origen de los fondos robados a la vicepresidente Gabriela Michetti, allanó ayer la fundación SUMA y descubrió que faltaban todos los libros contables. Michetti dijo que 200 mil pesos en efectivo que tenía en su casa eran donaciones de la fundación, que tiene en conjunto con Hernán Lombardi y Federico Pinedo.

Lijo pidió nuevas medidas que hablan de una investigación que apunta a un sistema de financiamiento irregular del PRO a través de varias fundaciones y también de incumplimiento de la ley antilavado:

-Al titular de la UIF (Unidad de Información Financiera) le solicitó que comunique si se reportaron operaciones sospechosas o si hay alguna investigación de lavado de dinero en relación a la fundación SUMA. Todos los movimientos de la fundación debían estar bancarizados, por lo que resulta irregular que Michetti acumulara donaciones en efectivo, como declaró.

-Al Banco Central le pidió levantar el secreto bancario sobre las cuentas de la fundación, que averigüe en todos los bancos todos los productos y servicios contratados; titulares, cotitulares, firmantes y apoderados; transferencias recibidas y realizadas con fecha, monto, emisor, receptor; plazos fijos; cheques librados y operaciones de cambio de divisas.

Lijo apuntó también contra otras fundaciones del PRO de las que quiere saber si presentaron declaraciones juradas por las donaciones o aportes de terceros recibidos. Las fundaciones alcanzadas por la investigación son la de Michetti-Lombardi-Pinedo, cuyo nombre completo es “SUMA PARA EL DISEÑO DE POLÍTICAS PÚBLICAS CON VISIÓN ESTRATÉGICA”; “FUNDAR – JUSTICIA Y SEGURIDAD” , de Eugenio Burzaco; “FORMAR”, de Guillermo Dietrich; y “CREER Y CRECER”, de Néstor Grindetti.

El origen

El 22 de noviembre del año pasado, el mismo día que ganó las elecciones, entraron a la casa de Michetti y le robaron 50 mil dólares y 245 mil pesos. La vicepresidenta no lo reveló públicamente, pero hizo la denuncia. Hace casi dos meses, el robo salió a la luz gracias a una nota de Tiempo Argentino. Según declaró Michetti, los 50 mil dólares eran un préstamo de su pareja, Juan Tonelli –proveedor del Estado porteño cuyos contratos investiga ahora el juez – y 200 mil pesos eran de donaciones a su fundación.

La fundación SUMA fue creada en 2009. Sin embargo, se mantuvo en forma ilegal ya que no presentó balances en la IGJ. Recién a partir de las denuncias los presentó este año. Tampoco tenía el alta en Afip pese a contar con empleados, según reveló la misma Michetti.

Además, la UIF exige que las fundaciones que reciben donaciones por más de 50 mil pesos en un lapso de no más de treinta días presenten una declaración jurada anualmente de información sobre el estado de cumplimiento de la normativa asociada a la prevención de la comisión de delitos de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo. La fundación de Michetti supera esta suma y no lo hizo. Solo durante el 2015, recibió 4.100.000 millones de pesos en donaciones.

Desde el allanamiento, el sitio web de la fundación SUMA se encuentra fuera de funcionamiento. Voceros de la organización dijeron a los medios que hoy entregarían la documentación que ayer no pudieron presentar. La vicepresidenta, mantiene el silencio.

En la web de SUMA estaba publicado un balance de la fundación correspondiente al año 2014. En él, según informa el portal El Disenso, se podían observar los ingresos, los gastos y las donaciones recibidas por la organización. Sin embargo, el informe desapareció el pasado martes de la web. En su lugar, colocaron una supuesta versión abreviada quitando información sobre donaciones, sueldos y gastos que ahora tampoco está online. La información publicada antes no coincidía con la declarada ante AFIP.

El novio

Además, el juez Lijo intenta de esclarecer el origen de los 50 mil dólares robados, que según la vicepresidenta eran un préstamo de su novio, Juan Martín Tonelli Banfi. Por eso solicitó las Declaraciones Juradas, el detalle de bienes personales correspondiente al 2014 y 2015, y un informe sobre su participación en la SRL “Tough Match”, desde la cual facturaba al Estado porteño. Lijo pidió también información sobre su participación en otras sociedades.

Al Capone

Por su parte, el Presidente Previsional del Senado, Federico Pinedo, también integrante de la fundación SUMA, participó el martes por la noche del programa de la TV Pública La quinta pata e intentó defender a la vicepresidente de forma curiosa: “Es muy gracioso que Michetti, que es víctima de un robo, esté imputada. Si yo te pregunto de qué está imputada, vos me vas a decir que no tenés ni idea. Nadie sabe de qué está imputada. Yo no sé de qué está imputada. Acá nadie dice que cometió un delito. Quieren hacer creer que Michetti es una especie de Al Capone, que mata chiquitos por la noche”.

 

Testimonial Michetti hoja 1

Testimonial Michetti hoja 2

2014

2015

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones