Una mancha más a Grindetti

Compartir

Una empresa offshore, una investigación por administración fraudulenta, un pedido de captura de Interpol por evasión de cargas laborales, y ahora, su relación con una consultora ligada al ex abogado del Ejército y defensor del Batallón 601, Luis María Casin. Una vida junto a Mauricio Macri.

Néstor Grindetti, actual intendente de Lanús, sigue sumando manchas a su prontuario. Primero se conoció que es uno de los altos funcionarios del Pro con cuentas offshore en Panamá. La maniobra, que supone una evasión al fisco argentino y que levanta sospechas sobre el origen y destino de los fondos, se agrava por la existencia de un poder a nombre de Grindetti para operar en un banco integrante del grupo Credit Suisse en la misma fecha en que la Ciudad emitió bonos de deuda a través de ese mismo banco suizo. Poco después, una circular de Interpol que pedía la captura del ex Ministro de Hacienda reflotó una causa por evasión de cargas laborales a los empleados de IECSA en Brasil, una de las empresas del Grupo Macri de la que fue directivo, antes de comenzar su carrera política.

Ahora, con la publicación de los Panamá Papers, Néstor Grindetti aparece relacionado al Estudio Casin & Asociados que preside Luis María Casin, hijo del homónimo ex abogado del Ejército y defensor del Batallón 601.

Grindetti y Macri

Grindetti es uno de los altos funcionarios del gobierno con cuentas en Panamá, junto a Claudio Avruj (Secretario de Derechos Humanos), Darío Lopérfido (Ministro de Cultura de la Ciudad), el intendente Jorge Macri y el jefe de los espías Gustavo Arribas, entre otros. A esa lista se suman los dos principales consejeros de Mauricio Macri: el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, y el empresario Nicolás Caputo.

La relación entre Grindetti y este círculo amarillo se remonta a los años en que el intendente de Lanús ocupó el directorio de SOCMA:

trabajó desde el año 1980 hasta 2001 en la empresa familiar SIDECO, codo a codo con Mauricio Macri. Luego, el actual intendente de Lanús pasaría por varias de las empresas del conglomerado familiar: CREAURBAN, IECSA, MANLIBA, Autopistas del Sol y Urugua-í.

En la gestión porteña del PRO fue designado primero en el Banco Ciudad y luego en el Ministerio de Hacienda. Durante su gestión – luego se revelaría- estuvo procesado y con pedido de prisión preventiva de Interpol por la causa por “delitos tributarios” en Brasil.

También procesado, Grindetti se presentó a elecciones en Lanús. Ya había sido electo concejal de ese Municipio en 2013, pero no ocupó su banca para conservar el cargo de Ministro de Hacienda en la Capital. Sin embargo, se mantuvo como referente del PRO en Lanús y finalmente decidió presentarse a las internas para ir por la intendencia en 2015. En la primera ronda hizo pesar su nombre y contactos: sacó 29% de un total de 30% de votos del PRO, y quedó a siete puntos de la fórmula del Frente Para la Victoria de cara a octubre.

Según cuentan en el territorio, terminó ganando la elección gracias a méritos propios y errores ajenos. Conservó las zonas históricamente socialistas y radicales, como Valentín Alsina, Escalada o Gerli; y sacó menos ventaja de la que se preveía en Monte Chingolo, Barrio Jardín o Villa Caraza, de costumbre peronista. Su trabajo subterráneo para apropiarse del voto que acompañó al Frente Renovador en las PASO, sumado a las internas del FPV, terminaron por darle la victoria ajustada: 37,5% versus 36,1% de Julián Álvarez

Una vez a cargo de la intendencia de Lanús, lejos de apaciguarse, su relación con Mauricio Macri se estrechó: en su última declaración jurada, el presidente confiesa haberle prestado 440.000 pesos.

Causas y consecuencias

Lo que no declararon Néstor Grindetti ni Mauricio Macri a la Justicia fueron sus cuentas offshore en Panamá. Ambas se encuentran siendo investigadas.

A Mauricio Macri se lo investiga por una presunta omisión en sus declaraciones juradas luego de que se conociera su vínculo con al menos dos sociedades en paraísos fiscales. La causa contra Grindetti, más lenta, sigue a la espera de que se sortee un nuevo juzgado.

En el medio, el juez federal Sebastián Casanello incorporó al expediente de Macri la denuncia contra el intendente de Lanús por la posible relación entre el escándalo de los bonos y las firmas offshore del Presidente. Pero esa conexión fue finalmente rechazada por la justicia.

La investigación, sin embargo, ya tiene algunos puntos probados, expuestos en una primera aparición en la Revista Crisis.

A modo de resumen, los hallazgos más llamativos son las siguientes:

– La particularidad del Caso Grindetti es la existencia de un poder a su nombre para operar en un banco integrante del grupo Credit Suisse.

– Lo que complica el panorama del ex ministro de hacienda porteño es que por esa misma fecha la Ciudad emitió la serie 7 y 8 de los bonos Tango a través de ese mismo grupo financiero del que obtuvo un poder para operar y, como si esto no fuera ya sugestivo, la emisión estuvo plagada de denuncias mediáticas y judiciales por la alta comisión, por la alta tasa y porque en el medio apareció como beneficiario un aportante a las campañas políticas de Mauricio Macri.

Mercier S.A. fue creada el 19 de mayo de 2010 y a menos de dos meses dos de sus directores firmaron este poder para que Grindetti pudiera operar en el banco Clariden Leu, empresa bajo control del Credit Suisse encargada de hacer private banking.

– A comienzos de abril de ese año se emitió el Tango 08 a través de un consorcio entre el Credit Suisse y la financiera KBR, de Edgardo Srodek, hermano del actual funcionario de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, y uno de los armadores políticos del macrismo en territorio bonaerense.

– Por esa emisión de bonos, la Ciudad pagó una comisión de casi 10 millones de dólares (ocho veces más de lo que le fue propuesto por otros bancos). Srodek se quedó con, por lo menos, 3,29 millones de esa comisión.

Foto: Joaquín Salguero
Foto: Joaquín Salguero
El estudio polémico

Ahora, con la documentación pública de los Panamá Papers, siguiendo el laberíntico camino de pistas que conducen a la offshore del intendente de Lanús se revela que la presidencia de Mercier International S.A. está a cargo Diego Tomasino, un joven contador argentino, recibido en la UBA y con un máster en finanzas de la Universidad de Florida, que vive en Panamá desde el momento de la fundación de esta compañía.

Tomasino es empleado de la consultora financiera e impositiva Casin & Asociados, que se creó en Argentina en 2005 y que con el tiempo fue abriendo otras sedes: Panamá, Estados Unidos.

El dueño de Casin & Asociados es Luis María Casin, hijo del homónimo defensor de represores y ex abogado del Ejército. Luis María (h) también es contador y vive desde hace un tiempo en Estados Unidos, manejando la sede de su estudio.

En la Argentina, el representante de Casin & Asociados es Fabián Palermo, otro contador, docente de la UBA y de la Universidad de Belgrano, con un fuerte paso por Renault Argentina, antes de fundar junto a Casin esta consultora, en junio de 2005.

La última intervención de Luis María Casin padre como abogado fue en defensa de cuatro integrantes del Batallón de Inteligencia 601, en una causa en la que se los acusaba de “privación ilegal de la libertad”. En esa oportunidad Casín fijó domicilio en “Florida 622, piso 3° departamento 9”, de la Ciudad de Buenos Aires.

Esa es la misma dirección donde funciona Casin & Asociados, la consultora que puso el esquema de directivos de la offshore de Grindetti. 

Diego Tomasino, el empleado de Casin en Panamá, lleva con orgullo los cargos de presidente, tesorero, secretario y, además, es uno de los directores de Mercier International. Según los datos públicos panameños, Tomasino ocuparía otros 23 nombramientos “como mínimo” y estaría relacionado con al menos ocho compañías más.

Es un continuo de estas operatorias: los nombres que aparecen al frente de las firmas en paraísos fiscales generalmente tapan a otros nombres y suelen repetirse en las estructuras directivas de distintas empresas. Es imposible comprobar si este efectivamente es el caso, pero todo parece indicar que no escapa a la norma.

La firma Mercier había sido abierta a través de una triangulación con el Estudio Chadicov, de Montevideo. Ahora se conoció además que en Panamá participó también el agente Icaza, Jurado, Escobar, Della Togna, el mismo estudio de abogados que acompañó a Casin (h) cuando registró una marca allá en 2011.

Las dos firmas suscriptoras de Mercier International son Cheswick Inc. y Eastshore Inc., un sello de la operatoria que utilizaba Mossack Fonseca para crear las offshore.

El territorio acusa

Políticamente, Grindetti se ufana de haber bloqueado la movida de un sector del Concejo Deliberante de Lanús que quería avanzar en una interpelación pública, con su visita anticipada que terminó a los tiros y puñetazos. Algo de razón tiene: las fuerzas locales no parecen tener tanto apuro por acorralarlo con las denuncias que están dando vueltas sobre él.

Sin embargo, la calle es otra cosa. En estos últimos días, Grindetti se llevó dos golpes de realidad.

El primero fue en el Club Lanús, donde quiso ir a almorzar el jueves 5 de mayo al mediodía y se encontró con un coro masivo de gente que estaba comiendo y se levantó de sus mesas para rechazar la visita del Intendente. Tuvo que salir sin siquiera encargar su plato de ravioles.

El segundo fue cuatro días después, el lunes siguiente, durante un acto en Remedios de Escalada donde presentó un plan de cloacas para el municipio. El anuncio logró concretarlo, pero cuando bajó del escenario tuvo que salir entre gritos e insultos de vecinos que se habían nucleado, con carteles, rechazando su visita. Nuevamente, su chofer lo rescató.

La Provincia (el macrismo) por ahora respalda y acompaña. La gobernadora Vidal visitó Lanús sin preocuparse demasiado por buscar un marco de anuncios, sino simplemente para caminar por el barrio y darle un espaldarazo a Grindetti.

Una semana antes, había hecho lo suyo Cristian Ritondo, quien viajó hasta la Avenida Hipólito Yrigoyen junto a unas decenas de patrulleros para tomarse la foto con el Intendente y ofrecer una respuesta visual a uno de los problemas más acuciantes del conurbano: los delitos y el nivel de violencia con que se suceden.

Los patrulleros fueron otra demostración de apoyo: no tenían patentes nuevas ni eran parte de un anuncio colectivo, sino que llevaban todavía el plotter de una localidad de la costa bonaerense, de donde fueron extirpados con celeridad para sumar respaldo al ex ministro de hacienda porteño.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones