Vacaciones sólo para Macri

Compartir

Con aumentos de entre el 40 y el 75 por ciento, en los principales destinos turísticos del país priman las “escapadas” de fin de semana y el ahorro. Hoteleros y gastronómicos se quejan de que los turistas gastan poco y aguardan por un repunte. Mientras tanto, en Punta del Este viven una temporada récord. El aumento de la desigualdad, también visible en las vacaciones.

En un reciente informe el INDEC señaló que hubo un aumento de la indigencia en el último trimestre del 2016. Con datos del instituto estadístico, desde CEPA resaltaron el brusco incremento de la desigualdad: mientras en 2015 la brecha entre los hogares de mayores y menores ingresos era de 12,3 veces, en la actualidad esa diferencia es de 15,3 veces.

Estos datos también pueden verse plasmados al analizar la situación de los principales destinos turísticos del país, que experimentan una temporada “satisfactoria” pero con escaso consumo y con una disponibilidad hotelera que aún ronda entre el 20 y el 40 por ciento, mientras que en Punta del Este encaran “la mejor temporada de su historia”.

Vacaciones, con aumentos

Mientras el Presidente inicia su segundo día de trabajo en el año, luego de un nuevo período de vacaciones en Villa La Angostura, los argentinos medios –calculadora en mano–, hacen cuentas para ver si llegan a tomarse unos días de descanso. La Costa Atlántica, el sur, las sierras y las Cataratas, son algunos de los destinos más consultados para este verano plagado de aumentos.

En los principales puntos turísticos del país los alquileres aumentaron entre 40 y 75 por ciento. Así es que mientras en enero de 2016 era posible alquilar un dos ambientes en Mar del Plata -por una quincena- a 8.000 pesos, hoy ese mismo departamento ronda los 14.000 pesos. Por su parte, la habitación doble de un hotel tres estrellas pasó de 900 pesos la noche a 1.200 pesos.

Cuadro 1. Alojamiento e infraestructura: los aumentos en la ciudad de Mar del Plata. Temporada 2015/6 y 2016/7 .

Los datos corresponden a un reciente informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) y el Instituto de Economía Popular (Indep) en el que analizan los costos de alquileres, hoteles, carpas, sombrillas, cenas, etc. en Córdoba, Mar del Plata y Bariloche. El estudio señala que “los aumentos de los servicios durante el año han incrementado los costos de mantenimiento de hoteles y departamentos, y se ven reflejados en la evolución de precios de alquileres para la actual temporada”.

Otros gastos que deben tenerse en cuenta a la hora de presupuestar vacaciones en la costa atlántica son los vinculados al alquiler de carpas, sombrillas, así como también los costos de los clásicos churros o de las cenas en restaurantes cercanos a la rambla. Estos rubros también experimentaron aumentos significativos, bastante por encima de la gran mayoría de los acuerdos paritarios: entre la temporada 2015/2016 y la actual, los incrementos rondan entre el 40 y 71 por ciento.

Cuadro 2. Otros aumentos aproximados por unidad, Mar del Plata. Temporada 2015/6 y 2016/7.

Mientras a comienzos de este año el alquiler mensual de una carpa rondaba entre los 470 y los 1.000 pesos diarios –dependiendo el tamaño y la playa-, en la temporada 2017 el costo varía entre los 800 y los 1.400 pesos por día. A su vez, los precios de las gaseosas y los churros en la playa sufrieron subas del 67 y el 71 por ciento respectivamente.

Desde CEPA-Indep advierten que “al estimar un presupuesto completo para una familia tipo (dos adultos y dos menores) para 15 días en Mar del Plata, el aumento según un “presupuesto austero” (con sólo 3 salidas al cine/teatro, cenas en restaurante sólo la mitad de la estadía – 7 días-, sin otros gastos de recreación para niños) aumenta 47,26 por ciento y significa un costo total de 45.776 pesos para la quincena. Si el presupuesto es “medio” (incluyendo moderados gastos en recreación y cenas en restaurante los 15 días) se estima un costo de 61.980 por ciento la quincena para la familia tipo, lo que representa un incremento de 49,98 por ciento respecto del verano 2015/6”.

Menos vacaciones, más “escapadas”

Al día de hoy, según las fuentes que se consulten, las reservas en la costa rondan entre el 60 y el 80 por ciento, números bajos si se los compara con años anteriores. Hace algunos días el diario La Nación dio cuenta del escaso movimiento y tituló “El verano se demora: la costa, con pocas reservas”. Al interior de la nota, consultan a Eugenio Hoffmann, quien tiene más de tres décadas de experiencia en el mercado inmobiliario de Pinamar y afirma que “el teléfono casi no suena” y “sostiene que nunca había vivido una previa de temporada como la que transcurre por estos días”.

Asimismo, Infobae informó que los turistas realizan “pocas compras” y destacó la figura del “microveraneante”, al que definieron como “el nuevo perfil de los turistas que es tendencia en la Costa”. En el cuerpo de la nota diversos testimonios del sector hotelero y gastronómico explican que los “microveraneantes” son aquellos que vacacionan sólo durante los fines de semana. De esta forma, las reservas y ocupaciones oscilan entre el 60-65 por ciento de lunes a jueves y escalan al 80 por ciento durante viernes, sábados y domingos. Más allá de la peculiaridad del término, dicha conducta expone un menor nivel de ingresos disponibles para vacacionar que otros años, cuando la ocupación hotelera e inmobiliaria rondaba entre el 90 y el 100 por ciento.

Algo similar sucede en Bariloche, donde las reservas para comienzos de enero también rondan entre el 60 y el 70 por ciento. Tanto allí como en Córdoba, los costos se incrementaron más de 34 por ciento.

Cuadro 3. Presupuesto para la temporada 2016/7 ¿Cuánto cuestan otros destinos para una familia tipo.

@mpsosa88

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones


NuestrasVoces.com.ar 2017 - Todos los derechos reservados - Contacto