El derecho a vestirse: la importancia de la Ley de Talles

Compartir

Mientras el cálculo médico de masa corporal iguala a gordos y gordas con enfermos, el tratamiento social los discrimina al punto de que directamente no produce ropa. Una ley de talles que avanza en el Congreso pretende cambiar esta situación: ya pasó por el Senado y es el turno de Diputados.

Foto: Prensa Senado

Si le preguntamos a cualquier persona al azar si alguna vez tuvo o tiene problemas para encontrar ropa, la respuesta es afirmativa. Es real, el 69% de la población en Argentina posee dificultad para vestirse como más les gusta. ¿Cómo influye este número en cada una de nosotras? ¿Qué sucede con la construcción de nuestra imagen corporal?

¿Qué vemos cuando nos miramos al espejo?

Desde niñas, y a lo largo de la vida, nuestros cuerpos están condicionados por los estándares de bellezas. Hay una construcción subjetiva, valores que categorizan qué es lo bello y que no, en relación a las corporalidades. Vivimos en una sociedad patriarcal donde la belleza no sólo sigue siendo un privilegio de unas pocas. Poseer determinadas características te posiciona de distinta forma a la hora de enfrentar al mundo, como por ejemplo, conseguir empleo.

Si nos detenemos un momento a pensar en cómo nos vemos representadas en los medios, quizás, tendríamos como primera respuesta que consumimos solo un tipo de mujer: esbelta, alta (de al menos 1,70cm), de tez blanca y ojos claros. Siempre se utiliza el mismo prototipo, ya sea para publicitar un reloj, un objeto o vendernos una prenda. Entonces, si solo el 5% de la población mundial responde al famoso “90-60-90” pero las marcas siguen promocionando sus campañas con ese modelo de mujer ¿cómo interfiere ello en nuestra imagen corporal?

Todas hemos pasado momentos en donde hemos despreciado nuestros cuerpos. Nuestra autoestima es dañada por lo que consumimos desde el imaginario social: para ser exitosa tenés que ser flaca, y eso te garantizará muchas “cosas buenas”, como tener un vínculo sexoafectivo y vestirte como más te gusta. Es decir, si tu cuerpo hoy está por fuera de la norma, no tendríamos una vida posible. Esta realidad del momento debería ser modificada para poder ser un sujeto deseable. ¿No es real que en las publicidades, novelas y redes sociales muestran a los cuerpos gordos como seres enfermos y sin ganas de nada? ¿Cuántas dietas hemos probado a lo largo de nuestras vidas para dejar de ser una corporalidad marginal? ¿Cuántas veces contamos calorías en nuestras comidas y cuántas otras nos hemos azotado por una medialuna demás? ¿Cuántas veces sentimos miedo al mirarnos al espejo?

“No es por lo estético, es por salud”

Los organismos de salud son uno de los tantos dispositivos de control que utiliza la patrulla de los cuerpos y los encargados de patologizarnos. La forma de realizarlo es a través del índice de masa corporal (más conocido como IMC), que sería la relación peso/altura. Si ese número te da mayor a 25, estarás con sobrepeso y la obesidad, nuestra gran enemiga, vendrá por nosotras. Mañana nos podríamos levantar y morirnos “por ser gordas o gordos”. En síntesis, la ecuación da: “gordo/a = enfermo/a”.

En el marco de lo social, todo lo que ronda alrededor de las gorduras tiene que ver con construcciones negativas a partir de las cuales, a priori, no tendríamos una vida “vivible”. Por lo tanto, tras inyectarnos el miedo por lo distinto y con el peligro de cancelarnos en todos los ámbitos de nuestras vidas, nos ofrecen la solución con alguna dieta mágica que nos volvería personas sanas y felices. Por eso, sobre todo cuando arranca la temporada de primavera-verano, quedamos en medio de bombardeos publicitarios de promociones en los gimnasios, viandas saludables y contenidos en las redes sociales sobre “cómo llegar al verano”, con dietas imposibles con las que, en teoría, en corto tiempo podrías alcanzar ese cuerpo heteronormado. Claro está que nuestra salud no importa mucho, porque son capaces de exponernos a sentir hambre, a sufrir por el deseo de comer, con el castigo de ser merecedores de la situación “por desobedecer a la norma”. Crean realitys y nos someten a humillaciones en programas televisivos como “cuestión de peso”, donde dejan de tratarnos como personas y pasamos a ser objetos de burla y diversión para los televidentes. ¿algo más humillante no hay? ¿dónde queda nuestra salud mental en estos casos?

El negocio redondo entre Coca-Cola y Larreta

Por una Ley Nacional de Talles

Any Body Argentina es una ONG, parte del movimiento global “cuerpo en peligro de extinsión” y desde hace muchos años está luchando para que se haga la realidad la #LeyDeTallesNacional. En el año 2017, junto a Vicky Donda, presentaron un proyecto en dónde se proponía al menos tener 8 talles por prenda.

La situación actual en nuestro país es que existen 14 leyes provinciales, lo que hace que para una marca nacional, con locales en más de una provincia, sea imposible adaptar su tabla de talles en las distintas campañas. Lo cierto es que en su última encuesta anual la ONG reveló que el 69,5 % de las personas de entre 11 y 88 años no encuentran ropa, ni calzado de su talle.

El pasado 20 de Marzo, por unanimidad en el senado, se obtuvo la media sanción que propone terminar con el estudio antropométrico, es decir, saber cuánto mide en Argentina el varón y mujer estándar en Argentina. Una vez que tengamos la muestra, se hará un Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (SUNITI) para que todas las personas puedan saber qué talla son y ese número no va a variar por las marcas, sino que será genérico a lo largo de nuestra región.

Deseamos que diputados pueda continuar dándonos los votos positivos que necesitamos para que realmente se garantice el derecho a vestirse, que no deja de ser un derecho humano porque tiene que ver con la identidad de las personas. No es justo que solo unos pocos puedan lookearse como más les guste y el resto esté por fuera resignándose a lo que el mercado les ofrece. Justamente es todo lo contrario: que el mercado se adapte a la realidad corporal de Argentina.

Comentarios

Comentarios

Avatar

Sami Alonso

@samantalonso Modelo XL, activista gorda Integrante de @generacfp

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 21/09/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto