Arribas-Macri: historia de una sociedad

Compartir

El jefe de la SIDE incrementó su patrimonio en un 138 % en un año y ahora declara casi cien millones de pesos. En su declaración jurada aparecen de pronto cuentas en bancos suizos, condominios en San Pablo y lotes en San Martín de los Andes. Sospechosos pases de jugadores, financiamiento de la política, cuentas en el extranjero y obras públicas de presupuesto abultado unen al Presidente y su jefe de espías desde hace décadas. Roberto Digón, vicepresidente de Boca durante la gestión de Mauricio Macri, acusó: Macri no tiene escrúpulos (…), tiene una cuenta en las Islas Vírgenes a nombre de sus testaferros, Fernando Hidalgo y Gustavo Arribas”.

Cuando el presidente Mauricio Macri habló por primera vez del caso Arribas, que involucra a su jefe de Espías por recibir depósitos sospechosos, defendió la versión de su amigo y socio sobre la venta de un inmueble que justificaría uno de los depósito ellos. Y aseguró, con sorprendente conocimiento del mercado financiero. que Meirelles -depositante en la cuenta de Arribas- es un “cambista importante, que tiene miles de clientes”. Agregó: “No entiendo cómo se relaciona Arribas con Odebrecht. Y mucho menos cómo se relaciona a Arribas con Meirelles y con el Soterramiento del Tren Sarmiento. Que entre septiembre [del año 2013] al presente año, la obra estuvo parada. O sea, no hubo tal reactivación de la obra. Es un cuento que parece muy atractivo, pero la verdad que no entiendo dónde está el tema”. La relación de Macri y Arribas viene de lejos, y siempre estuvo cruzada por el dinero.

Macri-Arribas, a las patadas

Gustavo Arribas y Mauricio Macri se conocieron a principios de la década del ’80, cuando el hoy Presidente y su grupo de amigos del colegio Cardenal Newman organizaron una gira de ex alumnos por Estados Unidos para jugar al fútbol”, señala una crónica de la Revista Noticias.

Para cuando el hijo de Franco Macri asumiera el cargo de la presidencia del Club Atlético Boca Junior a finales de 1995, Mauricio convocó al “Negro” para hacerse cargo de los contratos de las transferencias de los jugadores, a partir de su profesionalidad y experiencia como contador.

Entre las transferencias más importantes que realizó se encuentran el pase de Martín Palermo de Estudiantes a Boca en el año 1997. Y los de Carlos Tévez y Javier Mascherano en el 2005 al Corinthians de Brasil.

El pase de Palermo había tenido una extraña irregularidad. La versión oficial indica que Boca había cedido el 20% a Estudiantes para un futuro pase de “El Titán” cuando se trate de una venta superior a los 4 millones de dólares. Sin embargo, el presidente de Boca Juniors había declarado que se cedería el 50%. El propio Mauricio Macri lo explicó en una crónica del diario Olé en 1997: “Yo mandé al Negro Arribas, un amigo y hombre de confianza, a que reservara a Palermo aquella vez. Y recién me enteré de que Estudiantes sólo tenía un 20% cuando lo escuché hablar a [Edgardo] Valente [presidente de Estudiante]. Ahí me dije ‘¡Qué raro!’, pero pensé que eran negociaciones entre partes”.

Una versión que le habían llegado los periodistas deportivos Juan Manuel Allan y Antonio Serpa era que Estudiantes iba a ceder un 30% al propio jugador por una deuda de un año de contrato. Según los cálculos de Allan y Sepa, la deuda que tenía Estudiantes con Palermo no era mayor a 300.000 dólares. Pensando en una venta posible futura de 20 millones de dólares (lanzan ese número, porque el Atlético Madrid había ofrecido 21), el 30% representaría U$S 4.800.000. Por ende, sobrarían abultados U$S 4.500.000. Finalmente, en 2001, se anunció la venta de Palermo al Villarreal de España por 8 millones de dólares, y Estudiantes había exigido recibir el 20%.

Dos años después, en 2003, Gustavo Arribas creó junto con el empresario argentino Fernando Hidalgo HAZ Sports Agency, entidad intermediaria para la comercialización de jugadores de fútbol. Se sospecha que la letra “Z” se refería a un posible tercer socio, el representante israelí “Pini” Zahari, aunque no figura en los papeles. Zahari estuvo a cargo de la venta en 2006 de Gonzalo Higuaín, de River Plate al Real Madrid. “Zahavi vino a River con Fernando Hidalgo y Gustavo Arribas”, citaba el portal futbolístico de InfoBae a José María Aguilar, presidente del “Millonario” en ese entonces.

En 2005, HAZ se encargó del traspaso del jugador Carlos Tévez de Boca Juniors al Corinthians de Brasil. El pago se efectuó en una cuenta del Royal Bank of Canada, en el banco JP Morgan Chase de Nueva York. El primer aporte la dio el Media Sport Investment (MSI), con sede en las islas Vírgenes Británicas, un paraíso fiscal.

El contrato de Tévez estipulaba que los pagos extras, comisiones, sueldos del jugador, etc., iban a ser abonados por el HAZ Football World Wide Limited, la filial de la empresa de Arribas e Hidalgo en Gibraltar.

El caso fue denunciado por el diputado Mario Cafiero por sospechas por lavado de dinero, que desencadenó en una investigación llevada a cabo por la UIF. Hasta el día de la fecha, no hubo resultados de la investigación.

Tres años después, el ex vicepresidente de Macri en Boca, Roberto Digón (1996-2003) realizó una declaración en Radio Belgrano por un cruce con el jugador Marcelo “Chelo” Delgado: “Pedirles plata a los jugadores y sacarles el 15% para mí no es ninguna novedad. Esto produjo el alejamiento de varios dirigentes en los últimos tiempos en Boca”. Y finalmente, sentenció en ese mismo año, en 2005: “La política es muy cara y Macri dijo hace rato que lo más importante es el dinero. Macri no tiene escrúpulos (…), tiene una cuenta en las Islas Vírgenes a nombre de sus testaferros, Fernando Hidalgo y Gustavo Arribas”. La existencia del HAZ, de la mano de Arribas e Hidalgo, siguió hasta en 2013.

Periodistas que tuvieron acceso a los Panamá Papers revelaron que Fernando Hidalgo operó una sociedad panameña de nombre TOP PLAYERS AGENCY CORP entre los años 2007 y 2013. La empresa extranjera se desactivó en enero de ese año. Se calcula que tres meses después, Gustavo Arribas se desprendería de HAZ, aunque mantuvo la filial que creó desde Brasil.

Fragmento de la escritura de la empresa offshore de Hidalgo, revelada por La Nación.
Del fútbol a la política
Toma de juramento a Arribas para dirigir la AFI. Foto: Presidencia de la Nación.

El 11 de diciembre de 2015, apenas asumiera Mauricio Macri como presidente de la Nación, entre los múltiples decretos que publicó en el Boletín Oficial, con el número 35/15 designó a su amigo y socio Gustavo Arribas como director general de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), ex SIDE, entidad encargada de dirigir los servicios de inteligencia de la Argentina.

La versión oficialista, de por qué el presidente recurriría a alguien con cero experiencias en el manejo de los servicios de espionaje, se debe a la extrema confianza que tendría Macri con alguien que lleva treinta años de amistad. Claro que desde entonces los gastos de la AFI fueron cada vez menos públicos.

Al asumir por primera vez un cargo público, nada menos que la dirección general de la AFI, el presidente Macri ayudó a su amigo Arribas para que se reinstale en nuestro país, luego de vivir diez años en Brasil. Le alquiló un departamento a su nombre en Capital Federal, ubicado en avenida El Libertador 2732. Luego de asumir, el presidente le dejó este inmueble, donde él vivía, a su amigo.

Edificio donde vivía Macri, quien ahora se lo alquila a Arribas. Foto: LN.

También, al asumir por primera vez un cargo público, Arribas tuvo que presentar su propia declaración jurada ante la Oficina Anticorrupción.

En la misma, estipuló tener un patrimonio total en la Argentina de 8.563.393,93 pesos. Dentro de lo que es su participación en sociedades al exterior, menciona la filial brasilera del HAZ, cuya fecha de ingreso como patrimonio figura en diciembre de 2005. Asevera recibir solo el importe de 1,78 pesos.

Dentro de su patrimonio argentino, aparecen dos lotes de la localidad de San Martín de los Andes, adquiridos el 23 de agosto de 2004, un año después del lanzamiento de la agencia HAZ, junto con su socio Hidalgo; y tres departamentos en Capital Federal, uno con cochera, comprados el 26 de marzo de 2008, cinco meses después de que su socio pusiera su firma para adquirir parte del paquete de la empresa panameña mencionada en los Panamá Papers.

Sin embargo, esta declaración de 8 millones de pesos no incluyó los fondos e inmuebles que posee en Brasil, el país que habitaba desde hace diez años. Los fijó en el tramo final de los papeles, en el subtítulo de Observaciones.

En ella, declaró tener tres oficinas en la avena Nove de Julho 4939, de la ciudad de San Pablo, con un valor total de 2.949.700,80 pesos argentinos. También menciona tener las empresas GHA Negocios y Participaciones Ltda. ($ 30.332.414,17) y Soccer Player Agenciamiento Esportivo Ltda. ($ 53.600), con un total de $ 30.386.014,17. Finalmente, declara tener un depósito de $ 3.361.925,87 y dos plazos fijo en el Banco Itaú de un total de $ 875.176,41. Dando un total de $ 37.572.817,25 (en pesos argentinos). Por ende, hablamos de que hace dos años tenía declarado un patrimonio total (argentino más brasilero) de $ 46.136.211,18.Un año después, Gustavo Arribas presentó nuevamente su declaración jurada actualizada. Su emisión quedó publicada en noviembre de 2016. Es decir, hace tan solo dos meses atrás. Sorprendentemente, su patrimonio tuvo un abultado crecimiento durante su primer año de gestión como funcionario público.

Entre un incremento de una cuarta parte del valor de las tierras de San Martín de los Andes, más dos departamentos nuevos de Capital Federal –adquiridos cuatro días después del decreto que lo nombra como director del AFI-, más millonarios préstamos familiares y bienes para el hogar, dan un total de $ 20.427.912,42, es decir, un incremento patrimonial a nivel argentino de 138,55% en tan solo un año.

En cuanto a su declaración de bienes en el extranjero, lo novedoso es que aparece una inversión en un condominio, ubicado en el Nar Franz Shubert al 184 de San Pablo, que supera los 4,3 millones en pesos argentinos.

Además, aparecen de la galera dos cuentas en el Credit Suisse. Una con el número de registro 0456-413771-7, con un monto de 3.385.469 dólares. Mientras que la otra, 0456-373645-5, con un monto de tan solo 945 dólares. La segunda cuenta es la que recibió la “propina” de casi 600.000 dólares de parte del operador de Odebrecht, Leonardo Meirelles, en el año 2013.

Toda esta declaración da un total de $ 91.657.313,23 en cotización de pesos argentinos, que están guardados en Brasil.

Si a esto le sumamos lo declarado en nuestro país, nos da un total de $ 112.085.225,65. Por ende, estamos hablando del funcionario público más acaudalado de la Argentina. Superando incluso al presidente Macri, cuya última declaración jurada le dio un total de $ 110.278.620,36.

Finalmente, luego de las polémicas desatadas sobre los antecedentes de Arribas, y las discusiones que hubo en las dos cámaras legislativas durante los largos meses, se procedió a la toma de juramento de Gustavo Arribas como director general de la Agencia Federal de Inteligencia el 29 de noviembre de 2016.

Todo bajo tierra en la provincia de Buenos Aires, CABA y Córdoba
Tuneladora del tren Sarmiento. Foto: Télam (2016).

El Soterramiento del Tren Sarmiento es un proyecto que consiste en la construcción de un túnel de 36 kilómetros de largo, cavado a 22 metros de profundidad, para que la actual Línea del Ferrocarril Sarmiento conecte Caballito -ciudad de Buenos Aires- con Moreno -Provincia de Buenos Aires-.

Este polémico proyecto se aprestada iba a ser manejado presupuestariamente por parte de los polémicos secretarios de transporte Ricardo Jaime -condenado en distintos casos de corrupción, entre otros por recibir dádivas y por la Tragedia de Once- y el secretario de obras públicas José López –arrestado por el escándalo de las bolsas de 9 millones de dólares que intentó ocultarlos en un monasterio-.

El inicio de la licitación se llevó a cabo el 21 de febrero de 2006, bajo el encargo de Jaime para los llamados y manejos presupuestarios. Entre los grupos empresarios que presentaron sus ofertas, apareció un consorcio conformada por la local IECSA, la brasilera Odebrecht, la española Comsa y la italiana Ghella.

En ese entonces, Mauricio Macri seguía estando al frente de IECSA hasta que un año después se lo vendería a su primo Ángelo Calcaterra para asumir por primera vez el cargo de jefe de gobierno porteño.

El 23 de enero de 2008, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, adjudicó al consorcio IECSA – Odebrecht – Comsa – Ghella las tres etapas de Soterramiento del Sarmiento, bajo el control de Jaime.

Por falta de dinero, continuó parada la obra hasta el 17 de julio del 2013, cuando el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (Bndes) aprobó un préstamo de 1.508 millones de dólares para financiar la mitad del proyecto. Tenía como condición que el 80% de los materiales e insumos que se utilizarían debían ser de Brasil.

Un mes después, se decretó la “Unidad Ejecutora de la Obra de Soterramiento del Corredor Ferroviario Caballito-Moreno, de la Línea Sarmiento” bajo el cargo del “valijero” José López, pasando a ser el responsable exclusivo de todo el proyecto y de los dólares de Brasil.

Odebrecht publicó la noticia de haber obtenido la obra del Soterramiento del Tren Sarmiento el 24 de septiembre de 2013, en consorcio con la argentina IECSA, liderada por Calcaterra. Un día después, el 24 de septiembre de 2013, el operador financiero de la empresa brasilera, Leonardo Meirelles, comenzó a realizar las transferencias bancarias a la cuenta suiza de Gustavo Arribas, amigo personal de Macri, futuro titular de la agencia de inteligencia de nuestro país.

A comienzos del 2015, el financiamiento del Bndes se esfumó por la crisis judicial-económica de Brasil.Hasta que el 16 de junio de 2016, en el marco de la llamada “Ley de Reparación histórica” a los Jubilados, el ascendido presidente Mauricio Macri firmó el decreto, con carácter de necesidad y urgencia, número 797/16, donde modificó el presupuesto general de gastos, incluyendo los figurativos de la ANSES, y una partida extra de 98.000 millones de pesos, para la realización de 68 obras publicas, en un plazo de tres años, en todo el país.

Entre estas, el Soterramiento del Tren Sarmiento. Tal como lo reveló Striptease del poder el año pasado, el presupuesto específico para esta obra es de $ 45.000 millones de pesos. El 50% del total de la nueva partida. En detalles, el gobierno de Macri destinará: 2016: 300 millones de pesos, 2017: 8.940 millones, 2018: 8.940 millones y 2019: 26.820 millones.

Publicado originalmente en Stripteasedelpoder

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 27/10/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto