Bullrich: Sarmiento no, negocios sí

Compartir

El ministro de Educación Esteban Bullrich ya anunció que en 2018 aplicará de nuevo los exámenes PISA, criticó al Gobierno anterior por el muestreo del año pasado y negoció con la OCDE que no se difundieran los resultados de 2015 (que reflejaban una mejora de 9 lugares respecto de 2012); pero nunca informó que Gabriel Sánchez Zinny, funcionario de su máxima confianza, fue lobbysta de Pearson, editorial que tiene los derechos del sistema PISA. Sánchez Zinny es desde hace años el encargado de hacer negocios junto al ministro a través de fundaciones, sociedades anónimas. Otro gerente de Macri que conjuga en su ministerio desguace del Estado y negocios incompatibles. 

Cuando el río suena, agua trae. Luego del ataque a la gestión del ex ministro Alberto Silleoni porque Argentina fue excluida del ránking PISA 2015 debido a la deficiente «muestra» de escuelas, se supo que Gabriel Sánchez Zinny, funcionario de Educación y socio del ministro Esteban Bullrich, fue contratado como lobbysta para toda América por la Editorial Pearson, dueña de los derechos de las pruebas PISA. Bullrich era el encargado de conseguirle negocios con el sector público y es uno de los «responsables» que este sistema se haya expandido en el continente, según reveló El Disenso.com en una investigación. Al terminar su vínculo «formal» Sánchez Zinny siguió apoyando a Pearson y los exámenes PISA con artículos, congresos y ponencias, incluso desde su cargo actual en el ministerio.

Sánchez Zinny es socio del ministro Bullrich y del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Además, Sánchez Zinny es el encargado de privatizar y tercerizar todo lo que sea posible -y lucrativo- bajo la bandera del «Gerenciamiento de la Educación», un negocio cuyo nombre deja clara la postura antisarmientina del ministerio: la Educación Pública fue pensada por Domingo Faustino como integradora e igualadora, mientras que la lógica gerencial promueve eficiencia y competencia.

Funcionario y empresario, un nuevo clásico

Sánchez Zinny fue nombrado por Bullrich como Director del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) el 8 de enero de este año. Diez años atrás (septiembre de 2006) el mismo Sánchez Zinny creo «Formar Foundation Inc.» con el Ministro Esteban Bullrich y con Diego Hernán Fernández, quien hoy es Secretario de Integración Social y Urbana y tiene a su cargo la urbanización de las villas 31 y 31 bis, ubicadas en las tierras más caras de la CABA; Ferández además es dueño de la cadena Sushi Bar Restó y ex marido de Mercedes Miguel, ex Directora General de Planeamiento Educativo de CABA y hoy funcionaria nacional en la Secretaría de Innovación y Calidad Educativa: obtuvo una efímera fama porque planifica y ejecuta políticas educativas a pesar de no contar con título de grado (aclaró haber hecho «muchos cursos»).

El Disenso
Formar Foundation INC.

Sanchez Zinny también formó parte del Grupo Sophia fundado por Horacio Rodríguez Larreta, con quien fundó la sociedad de «EDUMENTE» en el año 1999.

El Disenso
Edumente S.A.

El lobby es algo que Sanchez Zinny conoce muy bien. Cuando vivió en los Estados Unidos, la década pasada, se desempeñó como vicepresidente de Dutko Worldwide, la conocida firma de Washington dedicada al tráfico de influencias. Desde ese lugar Sanchez Zinny trabajo en cuestiones de gobierno de los Estados Unidos y en el desarrollo de negocios en América Latina para Pearson y su «producto» PISA.

Sanchez Zinny tambien gerencia dos plataformas digitales educativas, edunexo.com y kuepa.com, que se catapultaron desde el ingreso de Bullrich a Cambiemos. Antes, Sánchez Zinny fue director del Woodrow Wilson International Center for Scholars y fundador y socio de la firma Blue Star Strategies. Con semejante carrera empresarial sería sorpresivo que ahora su único interés fuera la educación pública de caliad, gratuita, laica, igualitaria e integradora.

Data es plata

En octubre de 2013 el legislador Francisco Nenna (FpV) denunció que Bullrich, desde el Ministerio de Educación porteño, adjudicó de manera directa y sin licitación previa la gestión de un programa para que adultos puedan terminar la secundaria, dándole a la empresa contratada el acceso a la base de datos de todos los alumnos que cursaban en la modalidad a distancia. Esos alumnos recibieron la invitación a cursar un bachillerato acelerado de la misma empresa (competencia del estatal), que se podía adquirir a través de Mercado Libre por $495/mes. La empresa era Kuepa.com, de Gabriel Sanchez Zinny.

Pearson no solo maneja los exámenes de PISA, sino que también posee derechos exclusivos para la creación de la plataforma digital que los procesa y analiza,  buscando así influir en los hilos de la educación a nivel mundial. Pearson, además de redactar los PISA, también los corrige y procesa.

Pearson y Sanchez Zinny, un lobby que se renueva

El Disenso

Sanchez Zinny sigue actuando como uno de los principales lobbystas latinoamericanos de los PISA. En uno de sus artículos como «experto» en educación latinoamericana, se refiere a Brasil y remarca los resultados obtenidos en los exámenes, preguntándose si «es el Gobierno Nacional la mejor forma de acceder a una buena educación» ya que según Sanchez Zinny, «las nuevas compañías de las nuevas industrias demandan un mayor nivel de entrenamiento y educacion para sus trabajadores» y remarca que ONGS y distintos tipos de inversores privados están enfocados a involucrarse directamente en la educación, citando una frase de Fernando Iunes, Director de Inversiones del Banco Itaú de Brasil: “El gobierno no tiene otra opción mas que trabajar con el sector privado«. En Argentina ya no necesita hacer lobby: él encarna al sector privado controlando el Gobierno, como tantos otros funcionarios PRO.

Además, desde su nuevo cargo en el INET, del ministerio de Educación, organizó este año el Seminario Internacional “Educación Técnica y Formación Profesional en América Latina” donde invitó a la directora de investigación académica de Pearson North America, Barbara Rowan, a exponer sobre “Programas y Desafíos de la Educación Técnica y Formación Profesional en la Región”.

Desde el inicio del gobierno de Cambiemos, como mano derecha de Bullrich, Sánchez Zinny apuntó al gerenciamiento de la Educación Pública, lo que en criollo significa privatización, tercerización y precarización. El 23 de junio de 2016, Sanchez Zinny firmó el proyecto que incorpora a la Fundación “Enseña por Argentina” a la enseñanza oficial a través del INET y crea la figura del Codocente. El INET queda a cargo de “introducir” a estos «codocentes» en la enseñanza pública y «Enseña por Argentina», aporta el plan de formación. Los codocentes son jóvenes sin formación pedagógica que cobran un tercio del sueldo legal docente y que ya inundaron las aulas porteñas, implementando de hecho una precarización del gremio, desjerarquización de la tarea docente y tercerización de la educación pública a manos privadas. ¿Será un negocio para alguien que no se cuenta entre alumnos y docentes?

Pearson traficó información ilegal

En 2011 la editorial Pearson firmó un contrato por 32 millones de dólares para realizar los exámenes oficiales de las escuelas públicas de Nueva York los siguientes 5 años, pero el fiscal de Nueva York terminó investigando a Pearson por la relación entre los estudios publicados por fundaciones cercanas a la editorial y los intereses de la compañía. Pearson utilizaba la información obtenida en los exámenes para ganar dinero generando contenidos, por lo que perdió el juicio y pagó una multa de 7,5 millones de dólares.

El 23 de marzo, el presidente Barak Obama anunció la creación de la «2016 U.S.- Argentina Workforce Development competition«, un cuestionable acuerdo que no detalla en toda su dimensión la injerencia que Estados Unidos tendrá sobre la educación local, pero asegura el intercambio de miles de estudiantes de centros de educación tecnológica argentina, a cambio de miles de estudiantes de colegios comunitarios de los Estados Unidos. En el comunicado de prensa emitido por la Casa Blanca se agradece a Esteban Bullrich y a Sanchez Zinny por «haber hecho posible esta iniciativa».

No fue casual. El 22 de junio de este año, Jill Biden, esposa del vice presidente de EE.UU. y doctora en Educación, visitó oficialmente el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) a cargo de Sánchez Zinny. Se conocían de antes:   cuando  vivía en los Estados Unidos, Sánchez Zinny era muy amigo de Hunter Biden, hijo del matrimonio vicepresidencial.

Biden vino a promover las «escuelas de oficio» de Estados Unidos: «Allí no hay límite de ingreso y van los inmigrantes, los propios estadounidenses que trabajan duro y estudian detrás del sueño americano. Tenemos 12 millones de alumnos«, describió, respaldando que las ONG, las multinacionales y los inversores privados intervengan en la Educación Pública. El proyecto de país es claro: desinvertir en la universidades, que generan profesionales,  y los terciarios, que generan mano de obra calificada, para apostar a una primarización de la economía y desindicalización de los trabajadores. Un auténtico proyecto de Colonia modelo 2000.

 

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 21/09/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto