Capitanes de la offshore

Compartir

Mauricio Macri y varios miembros de su Gabinete no son los únicos que figuran en las filtraciones de documentos sobre inversiones en paraísos fiscales. Las empresas más grandes del país son usuarias y beneficiarias de la oscura telaraña de guaridas fiscales. El Grupo Techint, de la familia Rocca, Pan American Energy Group, el holding de la familia Bulgheroni, Mercado Libre, Cablevisión Holding (Clarín + Telecom), el banco Macro, de Jorge Brito y el Grupo Financiero Galicia, este último socio en la privatización del Correo Argentino con los Macri, aparecieron mencionados. Pampa Energía, de Marcelo Mindlin, el empresario favorito del presidente, también figura en los Panamá y en los Paradise Papers.

Foto: Presidencia

Panamá Papers, Bahamas Leaks, Paradise Papers, Swiss Leaks, cada una de las filtraciones que llegan a manos de periodistas revelan los nombres de personas y empresas que usufructúan guaridas fiscales, el mundo offshore o extraterritorial. Más allá de la intencionalidad de esas filtraciones, muchas de ellas anónimas, lo que queda claro es que ese oscuro entramado de sociedades, estudios de abogados y países que resignaron su soberanía en función de los intereses corporativos permanece aún, en gran medida, oculto. “El mundo extraterritorial es un proyecto de las élites ricas y poderosas con el solo propósito de aprovechar los beneficios de la sociedad sin pagar por ellos”, lo define Nicholas Shaxson, uno de los mayores especialistas mundiales en torno a las guaridas fiscales, en su libro “Las islas del tesoro”.

En Argentina, esta práctica lleva décadas. De hecho, en su libro, Shaxson relata: “En el invierno de 1934, la guardia costera argentina detuvo un barco de propiedad británica, el Norman Star, cuando este se hallaba a punto de zarpar hacia Londres. El detonante de la redada había sido un mensaje anónimo en el marco de una investigación sobre un cartel de frigoríficos extranjeros sospechados de manipular los precios de la carne y enviar ganancias ilegalmente al otro lado del océano”. Lo que encontraron, describe Shaxson, estaba “sepultado bajo un cargamento maloliente de abono de estiércol: más de treinta cajones rotulados CORNED BEEF, con el precinto del Ministerio de Agricultura de Argentina. Lo que había en el interior no era carne de vaca en conserva sino documentos”. Eran de los magnates británicos William y Edmund Vestey, que tenían la carniercía más grande del mundo. Intocables por entonces y, los describe Shaxson, “pioneros de la actual industria mundial de la elusión de impuestos”. El escándalo fue tal que intentaron asesinar a De La Torre, pero el que recibió el balazo fue Enzo Bordabehere. De La Torre se suicidó años después, sin poder llegar a desentrañar la magnitud del escándalo Vestey.

Shaxson afirma que, en Argentina “las elites locales asaltan las riquezas de su país, confabulándose con financistas y empresarios para esconderlas en el mundo extraterritorial y evitar el pago de impuestos sobre la renta”. Ahora la situación es aún más compleja, dado que el propio presidente Mauricio Macri y varios miembros de su Gabinete, en general provenientes de estructuras corporativas, figuran en esas filtraciones que no tienen las consecuencias que generaron en otros países gracias a la impunidad mediática y judicial con la que gozan.

Pero Macri y su entorno no son los únicos. Las empresas más grandes del país, las que son puestas de ejemplo y tienen especial influencia en el actual Gobierno, son usuarias y beneficiarias de la oscura telaraña de guaridas fiscales. Aquí algunos ejemplos.

Techint

Según la revista Forbes, entre las diez empresas más grandes del país hay dos cuyo control lo tiene el Estado Nacional. Una, el Banco de la Nación Argentina, lidera el ranking con una valuación de 20.000 millones de dólares. La otra, YPF, ocupa el sexto lugar con 7.800 millones de dólares.

La empresa privada más grande del país, siempre según Forbes, es Tenaris, nave insignia del Grupo Techint, valuada en 16.530 millones de dólares. En el puesto ocho figura otra nave de la familia Rocca, Termiun, con un valor de 6.200 millones de dólares. Entre ambas, superan incluso al Banco Nación.

La familia Rocca, que controla el principal emporio del país, tiene una larga tradición de utilización de guaridas fiscales. Son tres generaciones offshore de la mayor empresa el país.

El fundador del imperio fue Agostino Rocca, abuelo de Paolo, el actual CEO de la empresa. Agostino integró el gobierno de Benito Mussolini, y el Corriere della Sera lo definió como “el inventor de la industria del acero en Italia” por su rol en la reconstrucción de ese país post depresión de la crisis de 1929. El nombre Techint es la abreviatura para télex de “Compagnia Técnica Internazionale”, la empresa que fundó Agostino antes de llegar a la Argentina. En 1948, los Rocca crearon San Faustin, la empresa offshore con sede en Curaçao desde la que controlaron durante décadas a Techint.

Según Bloomberg, los Rocca fueron mudando de guarida fiscal. En 1949 usaron a Uruguay, en 1959 Panamá, en 1990 Curaçao y desde 2011 se radicaron en Luxemburgo, que ocupa el puesto seis entre las guaridas fiscales más opacas del mundo. Y es ahí donde, hasta el día de hoy, está radicado Techint, exactamente en el 29 avenue de la Porte-Neuve. Tienen también subsidiarias en otras guaridas fiscales como Suiza y Japón.

En el libro Argenpapers, los periodistas Santiago O´Donnell y Tomás Lukin muestran que el Grupo Techint también figuró en los denominados Bahamas Leaks, y que “el grupo que encabeza Paolo Rocca es la firma vinculada a la Argentina con más menciones en la filtración”. Se trata de la empresa Tenco, que migró por varias guaridas fiscales hasta recalar en Bahamas en 1997.

O´Donnell y Lukin revelan, además, un mecanismo que utilizaron varias empresas argentinas o multinacionales que operaban en el país para tener beneficios impositivos, entre ellas Techint. Se trató de una maniobra por la cuál las empresas pasaban a estar controladas por “cáscaras españolas”, lo que les permitía no pagar el Impuesto a los Bienes Personales. Según publicaron en Argenpapers, en 2008 Techint hizo la manganeta y se mudó de Luxemburgo a España. En 2012, el Estado Argentino las intimó a pagar el impuesto evadido. O´Donnell y Lukin revelan que los Rocca desconocieron esa intimación durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, pero que aprovecharon la amnistía para delitos fiscales otorgada por Macri para liquidar el pleito. “Al ingresar a la amnistía fiscal, la empresa pudo ahorrarse 250 millones de pesos”, detallan los periodistas.

No fueron los únicos en tener un doble beneficio: aprovechar el entramado offshore y luego la amnistía de sus empresarios amigos, hoy en Gobierno.

Pan American Energy Group

A mediados de septiembre las empresas Pan American Energy y Axion Energy se fusionarion en PanAmerican Energy Group, la mayor petrolera privada del país. Según Forbes, la compañía vale 15.000 millones de dólares y escaló al tercer puesto entre las empresas argentinas, el segundo entre las privadas. El controlante de Pan American Energy era British Petroleum, el de Axion Energy se lo repartían entre la petrolera china CNOOC y Bridas, el holding de la familia Bulgheroni.

La fusión PAE-Axion: razones y sinrazones

Pan American Energy LLC figura radicada en Delaware desde 1997. Delaware es uno de los estados norteamericanos que permiten confidencialidad a las empresas y una legislación casi libre de impuestos. Según Shaxson, “el estado de Delaware es el mayor proveedor de secretismo corporativo extraterritorial”. Delaware es el segundo estado más pequeño de Estados Unidos, pero alberga a las mayores corporaciones del mundo. En la división de tareas que existe entre las guaridas fiscales, Delaware se especializa en opacidad corporativa. Otras, como Suiza, en oscuridad financiera.

Shaxson, en su libro, cataloga a todo Estados Unidos como el “paraíso fiscal más importante del mundo”. La organización Tax Justice Network (TJN), una de las más reconocidas en la lucha contra el mundo offshore, coincide y ubica a Estados Unidos en el tercer lugar entre las guaridas más opacas.

Los Bulgheroni son la familia más rica del país. Alejandro, el heredero del imperio, es el argentino más rico y ocupó el puesto 581 entre los billonarios del mundo, con una fortuna valuada en 3.300 millones de dólares. En Argenpapers, los periodistas O´Donnell y Lukin muestran que, sin embargo, la que figura en los Panamá Papers es María de las Merceres Bulgheroni de Luque, su hermana menor, con una compañía offshore radicada en Islas Vírgenes Británicas. El libro también revela que Alejandro y Carlos Bulgheroni sí figuran entre los directivos de Stromsbury Company Limited, son sede en Bahamas.

Mercado Libre

Mercado Libre es, junto a Globant, OLX y Despegar, uno de los cuatro unicornios, que lejos de nombrar al animal mitológico hace referencia a aquellas compañías que superan los 1.000 millones de dólares. En el caso de Mercado Libre, comandada por Marcos Galperín, llegó según Forbes a los 12.200 millones de dólares. Diez veces unicornio.

El titular de www.mercadolibre.com.ar es Mercadolibre Inc, con sede en la guarida fiscal de Delaware. La direccion, 874 WALKER RD STE C, DOVER, Kent, DE, 19904, es la sede de United Corporate Services Inc.

MELI, como se la conoce en el mundo empresario, cotiza en Nasdaq, la bolsa estadounidense donde cotizan las empresas tecnológicas. En el libro “Los dueños del futuro”, de Hernán Vanoli y Alejandro Galliano, trazan un perfil de Galperín y cuentan que “Mercado Libre ingresó en Nasdaq 100, el índice de las primeras 100 compañías globales de tecnología, en reemplazo de Yahoo!, la compañía que fue sinónimo de internet en los noventa”.

Galperín también figura en los Paradise Papers.

La periodista Emilia Delfino publicó en Perfil: Marcos Galperin, fundador de Mercado Libre, figura como como uno de los beneficiarios finales de una offshore de Islas Vírgenes Británicas. Esta sociedad invirtió millones de dólares en una de las diez empresas de producción de granos más importantes del país: El Tejar”.

Cablevisión Holding (Clarín + Telecom)

Tras la fusión de hecho entre Clarín y Telecom, el nuevo portaaviones de Héctor Magnetto llamado Cablevisión Holdings trepó al quinto lugar entre las empresas argentinas, con un valuación de 11.500 millones de dólares. La historia de las empresas y sus accionistas está ligada a varias guaridas fiscales.

Una anécdota, relatada por Shaxson en “Las islas del tesoro”, ilustra la hipocresía estadounidense respecto a las guaridas fiscales y tiene contacto, justamente, con Clarín. Durante su administración, Barack Obama criticó a Islas Caimán. La crítica apuntó a Casa Uglan, un edificio donde están registradas más de 15.000 corporaciones. “O bien es el edificio más grande del mundo, o bien es la mayor estafa al fisco de la que se tenga memoria”, chicaneó Obama. El presidente de la Autoridad de Servicios Financieros de las Islas Caimán le replicó que mirara a su propio país, especialmente al estado de Delaware. “Una oficina de la calle North Orange 1209, en Wilmington, alberga la exorbitante cantidad de 217 mil empresas”, dijo el caimanés. Esa es la dirección (que los yanquis escriben con el número al inicio) de varias de las sociedades del Grupo Clarín en Delaware.

El 30 de junio de 2016 el Grupo Clarín abrió su última compañía en Delaware. Le puso GCSA Equity, y la sede es en el 1209 North Orange Street. En esa dirección figuran también Grupo Clarín Services LLC, creada en marzo de 2002, y GCSA Investments LLC, que data de mayo del 2008.

Otra sociedad del grupo comandado por Magnetto en Delaware es VLG Argentina, que data de 1999. Tiene sede en The Prentice-Hall Corporation System, en el 2711 Centerville Road. Estas empresas quedaron dentro del nuevo conglomerado de Magnetto.

Estas maniobras del Grupo Clarín en el mundo offshore lleva décadas. En los últimos años del kirchnerismo hubo varios casos que llegaron a la Justicia, pero el poder de lobby de Magnetto logró neutralizarlas. Uno de los casos fue a partir de la autodenuncia del ex banquero del JP Morgan, Hernán Arbizu, que reveló un listado de más de doscientas empresas y empresarios que utilizaron los canales del banco para fugar millones de dólares, evadir impuestos y lavar dinero. Entre ellos, el Grupo Clarín y sus accionistas. La causa recayó en el juzgado de Sergio Torres y la fiscalía de Guillermo Marijuán, que plancharon la investigación a tal punto que ni siquiera citaron a Arbizu para que amplíe su testimonio. Otras causas donde Clarín y sus accionistas quedaron involucrados en maniobras que configuran delitos económicos sufren el cepo de los exhortos, es decir, la imposibilidad de avanza ya que los países que tienen la información ignoran los pedidos de los fiscales.

El propio Magnetto también figura en los Panamá Papers. Los periodistas O´Donnell y Lukin cuentan que es a través de East River Associates Corporation, una firma radicada en Islas Vírgenes Británicas registrada en 1995. Magnetto, relatan en Argenpapers, abrió una cuenta en Suiza que administraba de forma oculta desde esa sociedad en Islas Vírgenes Británicas.

El viejo socio de Magnetto, David Martínez, también tiene larga experiencia en guaridas fiscales. El fondo Fintech, socio hace años en Cablevisión, también estaba radicado en Delaware.

Macro

La séptima empresa del país es el Banco Macro. Según Forbes, está valuado en 6.600 millones de dólares. Sus accionistas individuales son Jorge Brito (18,95%) y Jorge Ezequiel Delfín Carballo (18,66%). La Anses tiene un 26,17 por ciento, un 30,83 por ciento lo tienen accionistas agrupados en el exterior y otro 5,3 por ciento accionistas en el país, estos dos últimos a través de la cotización en bolsa.

Los negocios del banquero

Brito y Delfín Carballo compraron el Macro en 1985. La elección del nombre por parte de los anteriores dueños tiene una historia. “Según la leyenda que cuenta city porteña, Macro es la sigla de Muy Agradecidos Celestino Rodrigo, un homenaje al ministro de Economía que devaluó 160% la moneda, desdobló el tipo de cambio, congeló los salarios y aumentó las tarifas de los servicios públicos en 1975, durante el gobierno de Isabel Perón, y tuvo que irse por la ventana”, cuentan Esteban Rafele y Pablo Fernández Blanco en el libro “Los patrones de la Argentina”, donde reconstruyen el vertiginoso crecimiento de Brito y su banco y, por lo tanto, de su poder.

Pero así como absorbió entidades de varias provincias, Brito también abrió una sucursal en Bahamas, uno de los tantos territorios de la Corona Británica que ofrecen secretismo financiero y corporativo. Se trata de Macro Bank Limited.

Grupo Financiero Galicia

Tres de las diez mayores empresas del país son bancos. La primera, el Banco Nación; la séptima, el Macro; la novena, el Grupo Financiero Galicia, valuado según Forbes en 6.000 millones de dólares. Lo manejan las familias Escasany, Braun y Ayerza.

El Banco Galicia tiene una larga relación con los Macri. Fueron socios en la privatización de Correo Argentino en 1997. También, por esos años, armaron operaciones utilizando el mundo extraterritorial.

La dupla Macri-Galicia quedó al descubierto en los Bahamas Leaks. El periodista Adrián Murano publicó en Tiempo Argentino la revelación: “En ese paraíso fiscal y terrenal la firma Socma –controlante del conglomerado de empresas de la familia Macri– participó de la creación de Viajeya.com International Holding. Los datos revelados por la nueva mega filtración –bautizada Bahamas Leaks–, muestran que la firma fue creada en el 2000 por cuatro socios. Uno de ellos: Galicia Advent Socma Private Equity Fund, una inversora fundada en sociedad por el Banco Galicia, el fondo de inversiones estadounidense Advent y el Grupo Socma”.

Pampa Energía

El top ten de las mayores empresas argentinas lo cierra Pampa Energía, el holding que comanda Marcelo Mindlin. Como contó Nuestras Voces, tiene una relación especial con Macri. También puntos en común: el uso del mundo offshore para sus negocios.

Mindlin aparece en los Panamá y en los Paradise Papers. En el primer caso, cuentan O´Donnell y Lukin en Argenpapers, se trata de negocios de sus épocas de socio de Eduardo Elsztain y el magnate húngaro George Soros en IRSA. “El trípode originario de IRSA –Elsztain, Soros y Mindlin– aparece en los Panamá Papers vinculado con una inversión del holding en Venezuela”, cuentan. Fue a través de una empresa montada en Islas Vírgenes Británicas. Mindlin, en particular, figura como integrante de la empresa Emerging Dolphin Limited, radicada en la Isla de Man.

El nombre Dolphin fue utilizado por Mindlin en negocios con Joe Lewis, el magnate amigo de Macri que también figura en los Panamá Papers por las empresas desde las cuales controla su propiedad patagónica en Lago Escondido. Tal como contó Nuestras Voces, cuando se incendió el depósito de Iron Mountain había papeles de sus empresas que eran investigados en causas por delitos financieros. Una de ellas era sobre el Grupo Dolphin, por la que fueron denunciados penalmente. Se trataba de la compra del Grupo ST a través de aportes realizados desde distintas empresas radicadas en guaridas fiscales controladas por Mindlin y Lewis. La sociedad pantalla se llamaba Dolphin Créditos.

Mindlin, el empresario favorito de Macri

La periodista Emilia Delfino reveló en Perfil que Mindlin también figura en los Paradise Papers, y que la operación por la cual se transformó en uno de los principales proveedores de energía se hizo a través de guaridas fiscales. “La ingeniería financiera para concretar ese negocio estuvo a cargo de Appleby, uno de los principales estudios jurídicos del mundo offshore. Aunque las inversiones fueron desde y para Argentina, todo se manejó desde Pampa Inversiones SA en Uruguay y desde una offshore en Caimán: Inversiones Argentina I”, informó Delfino. La misma periodista publicó: “Mindlin figura en una offshore de Caimán que utilizó para concretar la compra de activos por US$ 302 millones a un fondo de Enron en 2011”.

Comentarios

Comentarios

Ari Lijalad

Ari Lijalad

Periodista, politólogo y documentalista. Ganó el premio Democracia en la terna Periodismo Gráfico y Digital por su investigación sobre Correo Argentino en este portal (2017). Es columnista en Radio del Plata y FM La Patriada. Compiló los libros La Argentina gobernada por las corporaciones y Plan Macri, ambos en 2016.

Hacé tu anotación Sin anotaciones


NuestrasVoces.com.ar 2017 - Todos los derechos reservados - Contacto