Un CEO cinco estrellas para la Quinta Presidencial

Compartir

El desembarco de ejecutivos y empresarios en el Gobierno no cesa. Matías Lucas Cayetano Sapoznik, dueño de la cadena de hoteles cinco estrellas Regal Pacific y gerente de las sucursales en Puerto Madero, es ahora Administrador General de la Residencia Presidencial de Olivos.  

Matías Lucas Cayetano Sapoznik. (Foto: perfil de Facebook).

Matías Lucas Cayetano Sapoznik pasó de tener sus oficinas en un lujoso hotel de Puerto Madero a ser el encargado de administrar la quinta de Olivos.

La Residencia Presidencial, que cuenta con casi 35 hectáreas que la familia de Azcuénaga donó al Gobierno Nacional durante el primer período yrigoyenista, tiene un nuevo administrador “cinco estrellas”. El nombramiento se concretó el lunes con la publicación en el Boletín Oficial del Decreto 38/2017. La designación contradice lo difundido hace pocos días, cuando el gobierno emitió la decisión administrativa número 12, en donde instaba a los ministerios y demás dependencias de la administración pública a congelar sus contrataciones con el fin de no incrementar el gasto público, y así no multiplicar el déficit fiscal que tanto sueño le quita al flamante ministro de hacienda, Nicolás Dujovne.

En los considerandos, la decisión administrativa número 12 señala “que es oportuno establecer que las Jurisdicciones y Entidades del PODER EJECUTIVO NACIONAL no podrán incrementar sus plantas de personal contratado que superen las cantidades existentes al 31 de diciembre de 2016, para lo cual las citadas jurisdicciones y entidades deberán informar su nómina de contratos al MINISTERIO DE MODERNIZACIÓN”.

Sin embargo, mediante un decreto, Macri designó a Sapoznik quien se encargará de aclimatar la quinta presidencial para que el primer mandatario y su familia gocen de un confort cinco estrellas. ¿Será su sueldo en el Estado mejor que cómo director? ¿O tal vez haya que seguir las futuras contrataciones del Estado al grupo hotelero?

Quinta cinco estrellas

El flamante administrador de Olivos se desempeñaba hasta hace algunos días como Presidente de la coqueta sede de Regal Pacific en Buenos Aires. El precio por noche de estadía en el hotel ronda los $2.000 y alcanza cifras superiores si uno decide hospedarse en las habitaciones más amplias y/o lujosas. Desde la sede de Puerto Madero, la empresa de Matías Sapoznik ofrecía a sus clientes una copa de bienvenida, desayunos continentales, habitaciones amplias y luminosas, camas king size, cubrecamas y cortinas de seda, sábanas de 300 hilos con edredones blancos compuestos de pluma de ganso, baños de mármol, hidromasajes, gimnasio, pileta y una ubicación inmejorable: a pocas cuadras de la avenida Madero, calle florida, galerías pacífico, el cementerio de recoleta, plaza san martín, etc. La cadena también tiene presencia en Chile, más precisamente en Las Condes, una de las zonas más exclusivas de Santiago.

CEOcracia

Sapoznik se suma así a la lista de más de 40 ejecutivos que desembarcaron en el gobierno nacional desde la asunción de Mauricio Macri. Dentro del listado se encuentran las entidades financieras JP Morgan, Deutsche Bank, ICBC, Citibank, Galicia y HSBC; las proveedoras de servicios públicos Edenor, Edesur, Telecom y Telefónica; las empresas de hidrocarburos Esso, Shell, Axion y Pan American Energy; el grupo inversor Pegasus (que posee a Farmacity y Freddo); la aerolínea LAN; la embotelladora Coca-Cola/Femsa; o la concesionaria Dietrich.

El caso más resonante seguramente sea el del ministro de Energía y minería, Juan José Aranguren, quien llevó adelante los tarifazos de luz y gas mientras conservaba millones de pesos en acciones de Shell y luego de haber ejercido durante más de una década como CEO de la multinacional holandesa. Sin embargo, su caso no es único y, como se ve, importantes directivos del sector empresario continúan ocupando cada vez más puestos en la “congelada” administración pública.

@mpsosa88

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones