#CorreoGate: las pruebas de la complicidad Macri-Macri

Compartir

En los documentos exclusivos que publica Nuestras Voces se demuestra un intercambio de notas oficiales del gobierno de Macri hablando de una propuesta de la empresa cuando esa propuesta todavía no había sido oficialmente presentada ante la Justicia. Esto prueba que la familia Macri orquestó desde el gobierno el autoperdón de 70 mil millones de pesos de deuda del canon del Correo Argentino.

La maniobra para autoperdonarse más de 70.000 millones de pesos a la familia presidencial fue coordinada entre la familia Macri y el Gobierno de Macri. Los documentos que hoy revela Nuestras Voces muestran que el Gobierno tenía la propuesta de pago de la familia Macri antes de que ésta la entregara ante el juzgado. Los funcionarios de Macri sabían al detalle la propuesta de la familia Macri antes de que se presentara. Los papeles también exponen que las negociaciones para el acuerdo final, que era ruinoso y abusivo para el Estado, se hacían primero por fuera de las vías legales y luego se blanqueaban con una puesta en escena en sede judicial.

Las pruebas surgen de cruzar los datos del expediente que tramita en el fuero comercial con información que surge de la auditoría que realizó la Procuración del Tesoro, revelada por Nuestras Voces en junio del año pasado.

#Correogate: las tramoyas ocultas de Macri

El cabo suelto

Cuando Mauricio Macri asumió la presidencia tenía muy en claro que su familia debía decenas de miles de millones de pesos de aquel canon de la privatización de Correo Argentino que dejaron de pagar a finales de los 90. Gracias a todo tipo de tretas y a la complicidad judicial y de algunos funcionarios públicos, los Macri lograron que esta causa hibernara durante 15 años. Con la asunción de uno de los miembros del clan a la presidencia se abrió una ventana para darle un cierre al tema. Con el apellido Macri de ambos lados del mostrador, la solución era clara: sólo beneficiaría a la famiglia presidencial.

Según consta en el expediente, el Gobierno de Macri solicitó una audiencia para intentar “solucionar” el tema y “adelantó que podría prestar conformidad en caso de mejorarse la propuesta”. El dato no es menor, ya que no muestra dotes de negociador quien pide una reunión y adelanta que va a aceptar. En realidad, como muestran los papeles que hoy revela Nuestras Voces, estaba todo acordado.

El 19 de mayo de 2016 la jueza Matilde Ballerini (una de las dos camaristas que interviene en el caso) convocó a una audiencia para el 28 de junio. Ese día, el Gobierno de Macri intentó condonarle a la familia presidencial más de 70.000 millones de pesos por la deuda de Correo Argentino.

Entre la convocatoria y la audiencia hay una serie de documentos que muestran la complicidad entre el Gobierno de Macri y la familia Macri. La clave para desentrañar esta maniobra está en la cronología.

La convocatoria a la audiencia fue el 19 de mayo. El Gobierno fue notificado cuatro días después, el 23 de mayo. En este momento entró en la historia Juan Manuel Mocoroa, por entonces Director de Asuntos Jurídicos del extinto Ministerio de Comunicación a cargo de Oscar Aguad. El 23 de mayo, el mismo día en que, según consta en el expediente, el Estado fue notificado de la audiencia, Mocoroa le envió una nota al ministro Aguad para pedirle instrucciones respecto de la nueva propuesta de la familia Macri para el pago de su deuda. Esta nota que hoy revela Nuestras Voces es la clave de esta trama espurea con los Macri de ambos lados del mostrador.

La nota de Mocoroa a Aguad tiene fecha del 23 de mayo. Mocoroa le informa a Aguad que los Macri hicieron una mejora en la propuesta de pago de su deuda. Pero lo que desmorona toda la operación es que los Macri presentaron la propuesta ante el juzgado el 6 de junio y el Estado recién fue notificado de esta propuesta el 13 de junio. Es decir, Mocoroa pide instrucciones a Aguad sobre una propuesta que se presentó 14 días después y de la que el Estado, legalmente, recién se enteró 20 días más tarde. Dicho de otra forma: cuando Mocoroa pidió instrucciones sólo sabía, legalmente, la fecha de la audiencia. Nada más, ya que los Macri no habían hecho ninguna propuesta en sede legal. ¿Cómo es posible entonces que Mocoroa le diera a Aguad detalles de la propuesta que aún no se había presentado? La única opción es que los funcionarios macristas recibieron la propuesta por otra vía. Lo dejaron por escrito y ese fue su cabo suelto.

Al pedir instrucciones, Mocoroa detalló textualmente la propuesta que aún, legalmente, no había recibido. Al comparar los documentos que hoy revela Nuestras Voces se nota el calco de la propuesta que, cronológicamente, no podría haber estado en manos del Gobierno cuando el Gobierno ya sabía de ella.

Mocoroa le informó a Aguad: “los alcances de la nueva mejora ofrecida son los siguientes: (I) se reduce a cinco años el plazo de pago del crédito en cuestión; (II) se incrementa la tasa de interés no acumulativo sobre los saldos al 6% seis por ciento. Por tanto en la mejora que la concursada hace llegar al Estado Nacional en su calidad de acreedor categoría ‘A’ se pagará el 100% del crédito verificado en 19 cuotas anuales de capital. En virtud de ello, se acompaña copia de la presentación aludida a los fines de que se sirva a informar el temperamento a adoptar en relación a la propuesta allí contenida”.

La copia de la presentación, que consta en el expediente en las fojas 22.121 y 22.122 y que hoy publica Nuestras Voces, tiene fecha del 3 de junio. ¿Cómo hizo Mocoroa para enviar una copia de algo que ni el juzgado había recibido? La respuesta: la tenía antes.

La revisión de esa propuesta por parte de la familia Macri muestra que Mocoroa copió tal cuál la propuesta. El escrito, presentado por el abogado Jaime Kleidermacher, sostiene: “venimos a presentar una nueva mejora de propuesta para que sea debatida en la señalada audiencia ya fijada para el 28 de junio próximo”.

En la nota de Mocoroa dice: “(I) se reduce a cinco años el plazo de pago del crédito en cuestión”. En la propuesta: “Al Estado Nacional (Acreedor clase A) se le ofrece una importante REDUCCIÓN de CINCO (5) años en el plazo de pago del crédito en cuestión”. En la nota de Mocoroa sigue: “(II) se incrementa la tasa de interés no acumulativo sobre los saldos al 6% seis por ciento”. En la propuesta: “A su vez se le ofrece un INCREMENTO del orden del 20% en la tasa de interés no acumulativo sobre saldos la cual se eleva del 5% -oportunamente propuesto en noviembre de 2014- al 6%”. En la nota que recibió Aguad dice: “ Por tanto en la mejora que la concursada hace llegar al Estado Nacional en su calidad de acreedor categoría ‘A’ se pagará el 100% del crédito verificado en 19 cuotas anuales de capital”. En la propuesta: “En virtud de esta mejora, también se pagará el 100% del crédito verificado en 19 cuotas de capital”.  Calcado. Las fechas, vale repetir, deschavan la complicidad. La propuesta llegó a manos del Estado el 13 de junio pero el Estado ya la conocía al dedillo 20 días antes.

La puesta en escena

El Gobierno no sólo sabía los detalles de la propuesta de los Macri antes de que la presentaran, sino que incluso anticipó la mejora de esa misma oferta que harían los Macri durante la audiencia del 28 de junio de 2016.

La prueba es la respuesta del entonces ministro Aguad a Mocoroa, con instrucciones de cómo actuar en la audiencia donde se acordaría la condonación de la deuda a la familia presidencial. Tiene fecha del 24 de junio, 4 días antes del día clave, pero ya le anticipa exactamente la mejora que aceptarían los Macri en dicha reunión.

Tal como reveló Nuestras Voces, la audiencia en la que se acordó la condonación de más de 70.000 millones de pesos a la familia Macri fue un paso de comedia. Todo bajo la vista gorda de las juezas Maria Lilia Gomez Alonso de Díaz Cordero y Matilde Ballerini, que digitan los destinos de esta causa hace más de 15 años.

Según consta en el acta de la audiencia, primero hablaron los representantes de Correo Argentino y repitieron la oferta de pagar el 100% de la deuda en 19 cuotas anuales más una cuota de intereses del 6%. La propuesta fue rechazada por Mocoroa, que siguió las instrucciones de Aguad. En las instrucciones de Aguad a Mocoroa, que hoy revela Nuestras Voces, el ministro instruyó a su jefe de jurídicos a que rechazara la propuesta original y pidiera un ajuste a por lo menos 15 cuotas y un interés del 7%. Mocoroa transmitió estas directivas en la audiencia y los abogados de los Macri pidieron un cuarto intermedio para evaluarlo. Tras el receso, los abogados de los Macri aceptaron la propuesta del Gobierno de Macri. No fue coincidencia.

Lo que se mantuvo, además, fue un insólito cronograma de pagos que estableció:  de la cuota 1 a la 4 el 1% de la deuda; de la 5 a la 9 el 2%; la 12 y 13 el 15%; la 14 el 20% y la 15 el 30%. Se sumaba una cuota 16 para los intereses. Es decir, en la propuesta que aceptó el gobierno de Macri de parte de la familia Macri, el 50 por ciento de la deuda de la familia Macri con el Estado se pagaría en el 2032 y 2033.

Las sindicaturas que, en teoría, deberían controlar el acuerdo, no pusieron objeciones.. Es más: Julio César Rivera y Beltrán Louge, a cargo de la sindicatura general, se retiraron durante la audiencia. Tampoco fue casual. Se trata de abogados de confianza de Macri, que fueron apoderados de empresas dela famiglia y abogados del ahora presidente en su divorcio de Isabel Menditeguy. Rivera tuvo su premio: fue propuesto por Macri para conjuez de la Corte Suprema.

Los suplentes Supremos de Macri

Acta Audiencia 28-6-16 by nuestrasvocesok on Scribd

Propuesta Correo by nuestrasvocesok on Scribd

Nota Mocoroa a Aguad by nuestrasvocesok on Scribd

Nota de Aguad a Mocoroa by nuestrasvocesok on Scribd

Comentarios

Comentarios

Ari Lijalad

Ari Lijalad

Periodista, politólogo y documentalista. Ganó el premio Democracia en la terna Periodismo Gráfico y Digital por su investigación sobre Correo Argentino en este portal (2017). Es columnista en Radio del Plata y FM La Patriada. Compiló los libros La Argentina gobernada por las corporaciones y Plan Macri, ambos en 2016.

Hacé tu anotación Sin anotaciones