#Correogate: Macri pide que el Estado le pague $ 4 mil millones

Compartir

Los abogados de la Famiglia realizaron un nuevo reclamo en la audiencia del pasado 10 de julio y dijeron que solo van a pagar la deuda que el Presidente intenta autoperdonarse, si el Estado les paga a ellos. De esta manera, incluso pagando lo que deben, ganarían dinero. Otro capítulo del escándalo político-judicial revelado por Nuestras Voces.

Fotos: Presidencia

La familia Macri realizó una nueva oferta. Lejos de corregir las escandalosas propuestas del pasado, para saldar la millonaria deuda que mantiene su empresa Correo Argentino S.A con el Estado nacional exigió que el Estado le pague 4 mil millones de pesos.  En la audiencia que se llevó a cabo el pasado 10 de julio, los letrados que representan al grupo volvieron a ofrecer un acuerdo ruinoso para las arcas públicas. Es que apenas difiere de la que presentaron en junio de 2016, que derivó en una causa penal que preocupa al presidente Mauricio Macri y avanza en la Justicia Federal. Para peor: sin siquiera sonrojarse, condicionan pagar intereses post concursales -algo que antes no reconocían- con dinero del propio Estado. De aprobarse, no sólo Macri se autoperdonaría la deuda, sino que además abultaría las cuentas bancarias familiares con dinero de todos los argentinos.

#CorreoGate: Macri nombró como jueza a la hija de quien tiene que juzgar la causa

En su nueva oferta, que formalizó en la audiencia del martes pasado que se realizó ante la sala B de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, la empresa postal “mantiene su compromiso de pago ofrecido en la audiencia del 28 de junio de 2016 con una mejora en términos de plazo y monto”, según dijeron los abogados del grupo. Es una interpretación muy particular del término “mejora”.

La mentada audiencia que se trajo como referencia fue la que hizo explotar el Correogate, luego de que la fiscal general Gabriela Boquin revelase que el presidente Mauricio Macri al aprobar la oferta de entonces le estaba condonando a su familia el 98,82% de lo que le adeudaba al Estado desde 2001, tal como publicó Nuestras Voces.

Acta Audiencia by nuestrasvocesok on Scribd

Boquin rechazó aquella oferta -que el Estado ya había aceptado- por “abusiva”. El caso se hizo público en febrero de 2017 y fue tal el escándalo que se abrió una causa penal y Macri tuvo que desandar las pasos que había dado. Según los cálculos que realizó la Dirección General de Asesoramiento Económico y Financiero en las Investigaciones (DAFI) de la Procuración General de la Nación, aquella propuesta equivalía a una quita de más de $4 mil millones en la actualidad y más de $70 mil millones a 2033, cuando la empresa pagaría la última cuota según su propuesta.

El grupo Macri no se curó de espanto. Dos años después vuelve a la carga con una oferta similar.

Concretamente, el 10 de julio oficializó pagar casi lo mismo que dos años atrás, apenas ajustando los intereses. Así, propuso abonar el total de la deuda nominal (asciende a $296 millones pero bien podrían considerarse dólares ya que reinaba la convertibilidad) en quince cuotas anuales con la aplicación del 7% de interés desde el 28 de junio de 2016.

Oferta Escandalosa Del 28-6-2016 by nuestrasvocesok on Scribd

“Las dos primeras cuotas se cancelarán en un único pago anticipado de 5.924.107,50 pesos, dentro de los treinta días de que quede firme la homologación de este acuerdo”, afirmaron los abogados de Correo. Así las cosas, en un juego retórico, aseguraron que las cuotas “se reducen a 13”, siendo “la primera de ellas, la establecida como cuota número 3 en la propuesta del 28 de junio de 2016, cuyo vencimiento operará al año del pago de las dos primeras y así sucesivamente”.

Nueva Propuesta Correo 11-7-18 by nuestrasvocesok on Scribd

Lo cierto es que en 2016, es decir, hace 2 años, Correo propuso abonar en 15 cuotas y dos años más tarde, habiendo dejado transcurrir el tiempo, ofrece 13. No hay que ser un experto matemático para darse cuenta que la oferta es la misma.

No obstante, el meollo de la nueva oferta se desarrolla en el apartado “Reconocimiento adicional”. Allí, la empresa postal de los Macri acepta “un pago adicional en concepto de interés sobre la deuda nominal verificada en el concurso”, algo que no venía reconociendo hasta entonces. Se trata de los intereses postconcursales. Pero lo hace de una forma perjudicial para las arcas públicas y altamente beneficiosa para las cuentas del grupo. Es que para ejecutarlo, especificó “términos y condiciones” con las que pretende cobrar más de lo que oferta pagar.

Para calcular tal interés propone tomar “la tasa pasiva promedio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) sobre saldos de deuda, desde la presentación en concurso preventivo de la  sociedad el 19 de Septiembre de 2001 y hasta la cancelación total y definitiva de los compromisos asumidos por la concursada en la presente oferta”. Para el Correo, el monto adeudado (sumando capital e intereses) asciende al 30 de junio pasado a $ 1.784.547.932,56, es decir, unos $2.200 millones menos que lo calculado por la DAFI. A eso pretende aplicar una quita del 30%. Y eso no es todo.

Lejos del recorte en el Estado que Mauricio Macri impulsa desde el Gobierno en pos de ajustar las cuentas públicas, sus abogados proponen saldar la histórica deuda de la famiglia con la plata de todos los argentinos. Es que proponen pagar los mentados 1.700 millones con el dinero que Correo recoja de los juicios que impulsa contra el Estado, en las causas cruzadas que inició para ensuciar el pleito. Por citar un ejemplo: en 2016, cuando realizó su oferta “abusiva”, Correo demandó al Estado por daños y perjuicios por $570 millones más intereses al 11% anual (cuando en su propuesta ofrecía el 7%).

Así, las cosas en el punto I de este apartado especial se remarcó que “a los treinta (30) días de que la concursada reciba cualquier pago indemnizatorio bajo cualquiera de los procesos judiciales iniciados contra el Estado Nacional, deberá aplicarse a la cancelación del Reconocimiento Adicional y de las acreencias comprendidas”. No hay medias tintas. Ni pudor. La deuda de los Macri la pagan los ciudadanos.

Pollicita, fiscal de Macri, a cargo de la causa Correo

Para no dejar nada librado al azar, en el punto II, se dejó explícito que “si el Pago Indemnizatorio que le corresponde al Estado Nacional alcanzara para la cancelación total del Reconocimiento Adicional calculado a esa fecha, la concursada lo cancelará en un solo pago”.

Y “si el Pago Indemnizatorio que le corresponde al Estado Nacional no fuera suficiente para la cancelación total del Reconocimiento Adicional calculado a esa fecha, el saldo impago, seguirá ajustándose por la misma tasa y con la misma quita hasta que la concursada perciba otro Pago Indemnizatorio, y en su caso, se aplicará el mismo procedimiento”, se desarrolló en el punto III.

Ante este escenario, si el Correo no cobrase ninguno de los juicios contra el Estado, terminaría pagando con esta oferta un monto menor al que ofreció en junio de 2016.

#CorreoGate: las pruebas de la complicidad Macri-Macri

Ahora, la nueva propuesta (que anula la anterior del 28 de mayo, también irrisoria, con la que Correo pretendía saldar su pasivo con un inmueble que está en disputa con el Estado y es donde hoy centraliza sus operaciones el Correo Oficial)  debe ser analizada por el procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías.

La Cámara Comercial habilitó otorgarle “45 días hábiles judiciales” a Saravia Frías para que se expida. El plazo, llamó la atención en tribunales ya que no es nada habitual en este tipo de procesos. Los plazos pueden extenderse más de dos meses ya que debe transcurrir la feria judicial.

En lo que hace a la dinámica del caso, hasta que no se manifieste Saravia Frías, la fiscal general Gabriela Boquin, quien ganó notoriedad pública al revelar la condonación de la deuda que el gobierno de Macri le hacía a la familia Macri, no tiene plazos para expresarse.

La deuda

El Grupo Macri tuvo la concesión del Correo entre 1997 y 2003, cuando el gobierno de Néstor Kirchner le rescindió la concesión. La empresa (Correo Argentino S.A) sólo cumplió con el pago del canon durante el primer año por lo que al 2001 la deuda del Correo con el Estado ya ascendía a 296 millones pesos/dólares (entonces regía la convertibilidad). Aquel mismo año, la empresa entró en concurso de acreedores.

Entre 2003 y 2015 el Correo Argentino S.A realizó propuestas irrisorias que fueron rechazadas por los representantes del Estado nacional, que es el acreedor mayoritario (aunque hay otros 707 acreedores). Una vez que Macri llegó a la Casa Rosada, las negociaciones se aceleraron. En junio de 2016, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial convocó a una nueva audiencia y luego de una primera propuesta rechazada, el gobierno aceptó la segunda oferta.

Los Macri quieren desplazar a la fiscal que destapó el Correogate

Entonces apareció Boquin, quien rechazó la oferta por “abusiva”. El caso se hizo público en febrero de 2017 y fue tal el escándalo, que se abrió una causa penal -hoy en manos del juez federal Ariel Lijo-y Macri tuvo que desandar las pasos que había dado.

El 10 de julio pasado, el grupo avanzó con una nueva maniobra en un concurso de acreedores que ya lleva 17 años.

Comentarios

Comentarios

Franco Mizrahi

Franco Mizrahi

Especialista en periodismo de investigación y colaborador en Nuestras Voces.

Hacé tu anotación Sin anotaciones