El último regalo de Macri a la Gendarmería es ilegal

Compartir

El presidente Mauricio Macri «premió» a la fuerza de seguridad preferida de Patricia Bullrich y más cuestionada de su gobierno cediéndole los hoteles 7 y 8 de Chapadmalal. El complejo fue creado por Juan Domingo Perón para darle una oportunidad de conocer el mar a los trabajadores. Y es un Monumento Histórico Nacional. Para cambiar su uso el Gobierno debió haber esperado que la Comisión que los administra se expida. Pero no lo hizo.

Un último favor, un último regalo a la fuerza involucrada en la muerte de Santiago Maldonado antes de dejar el poder. Así puede leerse la insólita resolución 392/2019 publicada en el Boletín Oficial en la que el Gobierno Nacional decidió de forma irregular entregar parte del histórico complejo turístico Chapadmalal —creado por Perón en 1945— a la Gendarmería Nacional para que instale un «centro de formación».

Una vez más Mauricio Macri salteó los pasos legales para semejante acto, ya que el complejo de Chapadmalal es un monumento histórico nacional y para cambiar su destino no alcanza con una resolución de la Administración de Bienes del Estado (AABE). El macrismo ya había demostrado su desapego por las normas, por ejemplo, cuando implementó los tarifazos sin audiencias públicas obligatorias y tuvo que dar marcha atrás en un primer momento.

A la serie de rechazos que ya había cosechado, se sumó el impedimento legal de la Comisión Nacional Monumentos, Lugares y Bienes Históricos, que tiene opinión vinculante en el cambio de destino de edificios bajo su amparo. El viernes pasado la Comisión emitió una nota denunciando que “aún no ha emitido su opinión vinculante acerca de la viabilidad de la medida”, según reveló Página/12

La transgresión es más grave si se tiene en cuenta que la Administración de Bienes del Estado había solicitado a la Comisión opinión sobre e traspaso el 2 de septiembre y no esperó los 60 días hábiles que dispone para responder antes de publicar la  medida en el Boletín Oficial.

Gendarmería reprimió con orden política

Detrás de la resolución hay un fuerte sesgo ideológico. El complejo funciona como lugar de veraneo y experiencias educativas para que miles y miles de pibes de escuelas secundarias puedan conocer por primera vez el mar. Por eso, la decisión de Mauricio Macri de entregarle gran parte del predio nada más y nada menos que a la Gendarmería, la misma a la que se apunta la responsabilidad de la muerte de Santiago Maldonado, es sobre todo una decisión que va a tono con estos cuatro años de gobierno. Armas sí, pibes, no.

El enorme complejo a 15 kilómetros de Mar del Plata, que fue fundado en el contexto de una política de Turismo Social —por caso, las tierras fueron expropiadas y el emprendimiento lo desarrolló la Fundación Eva Perón— había sido declarado Monumento Histórico Nacional por medio del decreto Nº 784 en el año 2013. En uno de sus artículos se dispone que “los bienes protegidos no podrán ser vendidos, ni gravados ni enajenados por cualquier título o acto, ni modificado su estatus jurídico, sin la intervención previa de la Comisión Nacional de Monumentos, de lugares y de bienes históricos, la cual emitirá su dictamen vinculante dentro del plazo de sesenta días hábiles computados a partir de la fecha en que el o los interesados soliciten la autorización”.

La Gendarmería de Bullrich reprimió y detuvo a estudiantes de la Universidad de Río Negro

En el decreto no hay lugar para dudas. Dice, textual. “Desaféctase de la jurisdicción de la secretaría de Gobierno de Turismo dependiente de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación (…) Asígnesen 34.700 m2 en uso al Ministerio de Seguridad-Gendarmería Nacional Argentina, con el objeto de destinarlo a la instalación del Centro de Formación de Gendarmes Chapadmalal, dependiente de la Gendarmería Nacional Argentina”. 

Para Martín Repetto, quien fuera durante más de diez años Presidente de la Comisión de Monumentos y actualmente es Secretario del instituto Nacional de investigaciones históricas Eva Perón—un ente autónomo que depende del ministerio de Cultura—“esto es algo gravísimo”. En diálogo con este portal explicó: “Esto fue declarado patrimonio histórico justamente por lo que representa como un ícono del turismo y justicia social. Para que los pibes y los viejos puedan conocer el mar. Cerrarlo y dárselo a Gendarmería es inentendible, es ir en contra de la lógica del patrimonio y sobre todo es ideológico, es un problema de miradas, de la cosmovisión de mundo. Porque si efectivamente los edificios están venidos a menos, los mismos recursos que ahora va a tener Gendarmería los podrían haber destinado a refaccionarlos. Hay muchas maneras de hacerlo, se puede hablar con sindicatos. Por eso por supuesto que es ideológico y por supuesto de odio hacia el peronismo”.

Con los pibes no

Desde el año 2002 funciona el programa Jóvenes y Memoria coordinado por la Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos Aires. Está dirigido a escuelas y organizaciones sociales, políticas y culturales de la provincia de Buenos Aires y propone a los equipos de trabajo que elaboren un proyecto de investigación acerca de las memorias del pasado reciente o la vulneración de los derechos humanos en democracia. En noviembre se realiza el encuentro plenario del programa en donde miles y miles de jóvenes se reúnen en el complejo de Chapadmalal en donde para muchos, es la primera vez que conocen el mar. El programa fue declarado de interés educativo provincial por la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires (Resolución Nº 1316/2018) y de interés educativo nacional por el Ministerio de Educación de la Nación.

La experiencia es un antes y un después en la vida de miles de pibes. No sólo porque hacen un viaje educativo, sino que implica para muchos una contención y un espacio de reflexión en lugares muy vulnerables sobre todo del conurbano bonaerense. El programa implica capacitaciones para docentes, para chicos en materias de derechos humanos. 

Para Andrés Centrone coordinador de los programas educativos en el ente público espacio memoria y DDHH que funciona en la Ex Esma y del que depende Jóvenes y Memoria, “esto no es nuevo, lo que hicieron ahora es legalizar una situación que ya se estaba dando. Desde que asumió Macri lo que hizo fue sacar los históricos hoteles que se usaban para el encuentro final en Cahapadmalal y mandarnos a otros hoteles con mucha distancia el uno del otro por lo que el objetivo del programa, que es un encuentro de pibes de Capital, Provincia de Buenos Aires y otras provincias no se cumple”. 

Desde el 2015 el programa está absolutamente desfinanciado. Hay un dato curioso y es que el complejo de Chapadmalal estaba bajo la órbita de una secretaria denominada “turismo social”, pero desde el 2015 la apodaron “unidades turísticas”. Por lo que los recursos destinados al proyecto se redujeron enormemente. Cada año, se especula hasta último momento si finalmente se hace el viaje o no. Hasta ese año, los pibes dormían en los hoteles 7 y 8 que son los que ahora Macri le entregó a Gendarmería. Eran los lugares más cómodos sobre todo por la gran capacidad—había capacidad para 800 pibes y dos auditorios gigantes en el que se proyectaban los documentales que habían trabajado los estudiantes. Y esto tiene también un trasfondo ideológico. 

Santiago no se ahogó solo

 “Insisto, no nos sorprende porque ya se venía dando en los hechos que no nos dejaran usar ese sector, pero dárselo a la tan cuestionada Gendarmería por veinte años, la misma Gendarmería implicada en el caso de Santiago Maldonado, a menos de un mes de las elecciones es nefasto. Desde la Comisión Provincial por la Memoria y los sitios de memoria vamos a sacar una declaración de repudio, así como también seguramente lo harán los sindicatos docentes porque realmente indignó a toda la comunidad educativa”. 

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Tali Goldman

Es licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y periodista. Escribe crónicas en medios digitales como Anfibia, Nuestras Voces, Latfem, entre otros. Es columnista en el programa de radio Cheque en Blanco, que se emite en Futurock. Su primer libro La Marea Sindical, mujeres y gremios en la nueva era feminista de Editorial Octubre ya va por la segunda edición.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 15/10/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto