Esparcimiento para pocos

Compartir

El saldo de las vacaciones de invierno fueron precios excluyentes, con aumentos interanuales que llegan al 58%. El costo de dos salidas típicas urbanas, analizado en el último informe de CEPA, revela subas por encima de cualquier cálculo de inflación. Cine con cena de comida rápida o teatro con cena en un restaurante se convirtieron ya en lujo.

Los precios de las entradas al teatro y al cine, así como la comida habitualmente asociada a este tipo de salidas, manifestaron aumentos muy por encima de la inflación, que alcanzó el 25% acumulado, considerando el Índice de Precios de la Ciudad de Buenos Aires, entre junio de 2016 y junio de 2017. Tomando algunos ejemplos del relevamiento realizado por CEPA en julio de 2017, encontramos que la entrada al cine 2D de un menor aumentó un 67% mientras que la entrada del adulto lo hizo en un 44%. El combo cajita feliz aumentó un 30% y una pizza grande muzzarela un 58%. De esta manera, las salidas se están convirtiendo en un lujo ocasional.

Para el caso de las salidas al cine, CEPA realiza una tabla comparativa donde ilustra una serie de “combinaciones” posibles y en todos los casos los aumentos se dan muy por encima de la inflación, oscilando entre el 31% y el 38% de aumento. Una salida de dos niños y dos adultos con una cena en una casa de comidas rápidas cuesta entre $1.140 y $1.620, según las diferentes opciones. Las salas de cine 3D aumentaron comparativamente menos que las salas de cine 2D que suelen ser las más populares.

Otra opción muy argentina a la hora de pasear, son las salidas al teatro- Y con chicos, las que mandan son las que cuentan con el protagonismo de personajes infantiles. Una salida de este tipo, con una cena (en pizzería o parrilla) para dos niños y dos adultos oscila entre $1.440 y $3.730. El incremento en todos los casos ronda el 40% con respecto al año anterior.

Estos costos reflejan que realizar un paseo por la calle Corrientes resulta muy costoso para la mayoría de las familias. El caso de la salida más económica (cine 2D sin pochoclos y comida en local de comida rápida), representa el 23% de la jubilación mínima, el 17%  del salario mínimo y el 6% del salario promedio. En todos los casos, el incremento de este porcentaje respecto del año anterior es notable.

Si se considera la opción de salida más cara (teatro, con merchandising y parrillada) el costo asciende a más del 58% de la jubilación mínima, el 42% del salario mínimo y el 15% del salario promedio.

Este escenario de encarecimiento de las salidas en vacaciones de invierno se vuelve muy restrictivo para la mayor parte de las familias argentinas, que al mismo tiempo atraviesan un año de fuerte caída del poder adquisitivo de los ingresos. Además de vulnerar el derecho al ocio de los niños y niñas, el consumo cultural y la gastronomía constituyen una importante fuente de trabajo para muchas familias, poniendo en riesgo salarios, empleos ante el deterioro de la actividad del sector.  

Comentarios

Comentarios

Débora Ascencio

Débora Ascencio

Periodista especializada en economía. Integrante del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), becaria doctoral de CONICET y docente de la Universidad de Buenos Aires. Es licenciada en Sociología y maestranda en Sociología Económica.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 20/10/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto