El Estado, líder en despidos

Compartir

A dos años de haber iniciado su mandato, el Presidente Macri declaró “tenemos que terminar con los ñoquis y los beneficios personales en el Estado”. Detrás de este eufemismo, se esconde lo que demuestra el último relevamiento de despidos del Centro de Economía Política Argentina (CEPA): el incremento de los despidos en el mes de diciembre ha sido impulsado por las cesantías en el sector público. En efecto, en el mes de diciembre se contabilizan 3.346 despidos y suspensiones. El liderazgo en la expulsión de empleo, estuvo en manos del sector público, particularmente del Poder Ejecutivo Nacional y la Provincia de Buenos Aires.

En el informe “Achicar el Estado para agrandar la Nación” CEPA da cuenta de una nueva ola de despidos en el mes de diciembre, impulsada por el sector público, contabilizando 3.346 despidos y suspensiones en total. Si se compara con el mismo mes del año anterior, se produce una sensible reducción, que se explica por la importante magnitud de los despidos y suspensiones en diciembre de 2016. Ahora bien, si se compara con el mes anterior (noviembre de 2017), se observa un fuerte incremento que llega más del doble.


Este aumento en los despidos y suspensiones del mes de diciembre, se explica fundamentalmente por las cesantías en el sector público, que representan casi el 60% de los casos del mes.

Macri y la fiesta de la codicia

Los despidos estuvieron motorizados por el Poder Ejecutivo Nacional, los organismos descentralizados que dependen de este y la Provincia de Buenos Aires. Entre los despidos en organismos descentralizados, el 91% corresponde a Fabricaciones Militares (Córdoba, Bs. As., CABA y Santa Fe), TDA y ENACOM. En total, los despidos en entes descentralizados alcanzan los 654 casos. En cambio, los despidos en el orden nacional, se encuentran más atomizados entre los distintos Ministerios, sumando 557 casos en el mes de diciembre. Finalmente, los 564 casos de despidos provinciales se concentran en distintas áreas del Gobierno de la Provincia de Bs. As.

Por otra parte, en cuanto al sector privado, el motor de los despidos sigue siendo la industria. Si se consideran los despidos y suspensiones brutos en diciembre de 2017, el impulso proviene de este sector de actividad. De los 1.442 casos, 1.070 corresponden al sector industrial. Si bien la cantidad de despidos en el sector privado resulta similar en noviembre (1.398) y diciembre (1.442), en este último mes el 75% de los casos refieren al sector industrial, duplicando prácticamente lo sucedido en el mes previo.

La reactivación no es para todos

Por otra parte, algunos casos del total de despidos y suspensiones se explican por cierre, tanto de turnos como de empresas, representando casi el 20% de los casos.

Así, el tan mentado concepto de “ñoqui”, remite directamente a la destrucción del empleo público. Esta situación no está escindida de la dinámica del sector privado donde también se observa destrucción del empleo formal. En este sentido, la industria ha sido la más afectada, producto del corrimiento de este sector como eje dinámico de la economía. En un modelo de achicamiento del Estado y centralidad del capital financiero, como el actual, la destrucción del empleo formal constituye la contracara inevitable.

 

Comentarios

Comentarios

Débora Ascencio

Débora Ascencio

Periodista especializada en economía. Integrante del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), becaria doctoral de CONICET y docente de la Universidad de Buenos Aires. Es licenciada en Sociología y maestranda en Sociología Económica.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar 2018 - Todos los derechos reservados - Contacto