La Famiglia sigue recaudando

Compartir

El primo Angelo Calcaterra recibirá tres mil cien millones de pesos para realizar un tramo de la obra del Paseo del Bajo que inauguró el jueves, en medio del escándalo por el cobro de sobornos de Gustavo Arribas, Mauricio Macri junto a Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal. Calcaterra figura como dueño de IECSA, la empresa que, en realidad, nunca dejó de ser de la Famiglia presidencial y recibió hasta ahora los mayores contratos de obra pública del actual gobierno: el soterramiento del Sarmiento, el gasoducto de Córdoba y, ahora, la autopista del Bajo.

Mauricio Macri inició la campaña 2017. Lo hizo anteayer, junto a Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal. Las tres máximas figuras de Cambiemos compartieron escenario para anunciar el comienzo de las obras del “Paseo del Bajo” que harán posible cruzar la Ciudad, de un extremo al otro, sin necesidad de adentrarse en el centro porteño.

Sugestivamente, la obra planea finalizarse durante el primer semestre de 2019, apenas unos meses antes de que se diriman las próximas elecciones en las que los tres mandatarios pondrán en juego sus puestos. Para cumplir con los acuciantes plazos que signa la política, Cambiemos le otorgó el tramo más costoso de la construcción a una persona de su máxima confianza: Ángelo Calcaterra. De esta forma, en poco más de un año, el primo del Presidente se benefició con más de $50.000 millones de pesos en obras. $45.000 millones otorgados mediante el decreto 797 por el propio Macri para la obra del soterramiento del Sarmiento, $2.500 millones en alianza con Schiaretti para los gasoductos y ahora, más de $3.100 para el Paseo del Bajo.

La megaobra consiste en unir la Autopista Buenos Aires- La Plata con la Illia y con la 25 de Mayo, a partir de la creación de un trazado subterráneo de 6,7 kilómetros en los que circulará el tránsito pesado (camiones y micros) y transformando las avenidas Alicia Moreau de Justo y Madero/Huergo en ocho carriles para tránsito liviano. Moreau de Justo correrá en sentido norte y Madero/Huergo en sentido sur. Además, se planean crear 60 mil metros cuadrados de espacios verdes y un metrobús de 2,9 kilómetros sobre Paseo Colón.

Debido a la complejidad de la construcción, la obra se dividió en tres tramos. Fuentes del gobierno porteño le informaron a El Cronista que el tramo A, destinado a la construcción de los viaductos en ambos extremos del proyecto, fue otorgado a la empresa española Isolux Corsan Corviam; mientras que el B y C -que incluyen los trazados subterráneos- los adjudicaron a Green-CEOSA y IECSA respectivamente.

La iniciativa es fruto de un acuerdo que el kirchnerismo y el PRO cerraron en 2014, pero la obra fue licitada recién a fines del año pasado. El costo del proyecto, catalogado como “Paseo del Bajo”, es de 650 millones de dólares de los cuales 400 millones provienen de un préstamo otorgado por la Corporación Andina de Fomento (CAF) y los restantes 250 millones de dólares de la venta de terrenos del ferrocarril que la CABA vendió cercanos al dique 4 en Puerto Madero. Este playón ferroviario, lindante con el complejo de torres Catalinas Norte, era una de las zonas más codiciadas de la Ciudad.

Otro autocontrato

La decisión de asignarle cerca de 3.200 millones de pesos a su primo por construir uno de los tramos del “Paseo del Bajo” no es un caso excepcional ni un hecho aislado. Por el contrario, repite el modus operandis del autocontrato por el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento o la construcción de los gasoductos troncales en Córdoba.

Recordemos que, a mediados de junio de este año, Macri firmó el decreto 797/2016 por el que el gobierno se comprometió a realizar el mayor desembolso hasta el momento en obra pública: 45.000 millones de pesos. Estos –casi- 3.000 millones de dólares, significan un 25 por ciento más de lo estipulado por los estudios técnicos que señalan que los costos de las obras que deben realizarse no superan los 2.200 millones de dólares. La medida fue denunciada por este sitio como un “autocontrato” por las sospechas de que, más allá de las maniobras para intentar desprenderse de IECSA, Mauricio Macri seguiría vinculado a la empresa. Se comunicó que estaba a punto de venderse pero hasta el momento no pudo confirmarse la operación porque a los pocos días la empresa se retiró de la Bolsa y ya no está obligada a presentar sus balances. Más allá de eso, suponiendo que IECSA haya sido vendida, la misma es controlada por el conglomerado ODS. Este conglomerado lo integraban hasta hace algunos meses Ángelo Calcaterra y los Ghella, una familia italiana muy cercana a los Macri. Sin embargo, en marzo de 2016, Lorenzo Ghella le vendió su cuota al primo del presidente. De esta manera, ngelo se convirtió en el accionista mayoritario de ODS.

A su vez, el caso del gasoducto cordobés también cuenta con el guiño de la Casa Rosada. La provincia de Córdoba realizó una primera licitación en 2008 para extender la red troncal de gas en todo su territorio durante el primer gobierno de Schiaretti. El acuerdo era por 1770 kilómetros de tendido y el costo de la obra 257 millones de dólares. Sin embargo, por denuncias de corrupción a nivel local e internacional, la obra nunca se puso en marcha y José Manuel De la Sota la anuló el año pasado.

Al retornar a la gobernación, Schiaretti cerró una nueva licitación mucho más costosa que la anterior. En este caso se prevén construir 2330 kilómetros de tendido con 840 millones de dólares de presupuesto. Es decir, mientras en el proyecto de 2008 el kilómetro de tendido tenía un costo aproximado de 145.000 dólares, en la nueva licitación el costo es cercano a los 360.000 dólares por kilómetro de tendido. En el marco de esta nueva licitación es que Macri otorgó, en sociedad con el gobernador cordobés, 2.500 millones de pesos para financiar las obras que tanto Calcaterra como Odebrecht llevarán adelante en todo el territorio provincial.

Además, según informa el sitio “El Disenso” Calcaterra sumó una nueva obra por más de $148 millones de pesos para restaurar el monumento a la bandera.

Odebrecht y las coimas para Macri

El primo del presidente, Ángelo Calcaterra y su amigo Gustavo Arribas aparecieron en los útlimos días ligados al pago de coimas de la empresa brasilera Odebrecht.

La noticia más reciente involucra al amigo de Macri, Gustavo Arribas, titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Leonardo Meirelles, un operador financiero que se encuentra condenado por la justicia brasileña en el marco de la mega investigación Lava Jato, informó que le pagó en 2013 cerca de 600 mil dólares en concepto de sobornos de parte de Odebrecht. Coincidentemente, los giros de una cuenta a la otra comenzaron el 25 de septiembre de 2013, es decir, sólo un día después de que retomara impulso el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento en el cual, tal como decíamos más arriba, Odebrecht es adjudicatario en sociedad con IECSA, de Ángelo Calcaterra.

Según señaló Nuestras Voces, Arribas también fue el el encargado de manejar los millones que pasaron por el Fondo de Inversión Boca Juniors por la compra y venta de jugadores que investiga la justicia y fue denunciado por los dirigentes de ese club como “el testaferro” de Macri.

Por su parte, Ángelo Calcaterra también apareció vinculado a Odebrecht. En navidad la constructora brasilera reconoció que había pagado coimas millonarias en nuestro país. Según las investigaciones la multinacional pagó una suma cercana a los 790 millones en distintas latitudes para obtener beneficios en la adjudicación de las obras del sector público. Se estima que cerca de 350 millones de dólares se destinaron a funcionarios brasileños y los restantes 440 millones a funcionarios de países extranjeros. De acuerdo al informe de una corte de Estados Unidos, los sobornos en la Argentina habrían rondado los 35 millones de dólares pero la empresa obtuvo beneficios cercanos a los 278 millones.

Tal como publicó este portal los medios locales enfocaron sus cañones en el ex ministro de Planificación Federal, Julio de Vido y el ex Secretario de Transportes -hoy preso- Ricardo Jaime. Pero la noticia de que uno de los principales socios de Odebrecht en nuestro país no es otro que Angelo Calcaterra pasó desapercibida. Unas semanas después el primo del presidente fue denunciado por su presunta participación en los pagos de coimas admitidos por Odebrecht.

@mpsosa88

Autocontrato de Macri por 45 mil millones

Comentarios

Comentarios

Martín Sosa

Martín Sosa

Periodista. Escribe sobre educación, política y economía. Colaboró en Página/12 y Le Monde Diplomatique. Forma parte de la Fundación Germán Abdala y del staff de comunicación de la Universidad Nacional de Hurlingham (Unahur)

Hacé tu anotación Sin anotaciones


NuestrasVoces.com.ar 2017 - Todos los derechos reservados - Contacto