Macri con mayoría automática para poner y sacar jueces

Compartir

El oficialismo jugó todas sus cartas para tener mayoría automática en el Consejo de la Magistratura. Se renovaron casi la mitad de sus integrantes y la lista 5 oficialista quedó envuelta en un escándalo tras fusionar fuera de los plazos legales a la nómina que impulsaba el radical Ernesto Sanz con la que apoyaba el operador judicial del PRO Daniel “Tano” Angelici. Los radicales ganaron poder en la interna oficialista.

El oficialismo consolidó su mayoría calificada en el estratégico Consejo de la Magistratura, el órgano encargado de seleccionar y sancionar jueces que acaba de renovar a seis de sus trece integrantes.

De no mediar inconvenientes en la alianza que entablaron radicales y macristas, algo que está atado al devenir político del país, a partir del 18 de noviembre cuando asuman los nuevos consejeros, Cambiemos mantendrá su control político en esta institución clave para el Poder Judicial: es que reúne con facilidad las nueve voluntades necesarias para proponer nombramientos o iniciar destituciones.

En el último mes se eligieron cinco representantes, tres por el estamento de los jueces y dos por el de los abogados –el último sufragio fue el 9 de octubre- y los resultados fueron a la medida de las expectativas de la mesa judicial del Gobierno de Mauricio Macri. Previamente, se había votado al consejero “académico”.

El plenario se completa con tres representantes del senado, tres de diputados y uno del Poder Ejecutivo. El mandato de los legisladores vence el 17 de noviembre pero como cinco de ellos cierran el período que dejaron a medio andar otros de sus pares, podrán continuar en el cargo si es que sus respectivos bloques así lo definen. Este escenario, no obstante, no está exento de tensiones.

Macri pone a jueces amigos en puestos clave

La elección de los abogados

En la actualidad, el macrismo domina la escena y ejerce su hegemonía en el Consejo, al consagrar desde que asumió una alianza con los radicales, un sector de los jueces y los abogados. Esa entente que le permitió al Gobierno avanzar en el armado del tercer poder del Estado en los primeros dos años y medio de gestión de Mauricio Macri renovó su poderío tras la elección de los nuevos consejeros. El 5 y 9 de octubre fueron elegidos los representantes de los abogados.

Marina Sánchez Herrero, esposa del presidente del bloque de diputados bonaerenses de Cambiemos Maximiliano Abad, se consagró el viernes pasado. Será la voz de los letrados del Interior con matrícula federal y reemplazará a Miguel Piedecasas, actual presidente de la institución.

La marplatense Sánchez Herrero encabezó la lista 5, que quedó envuelta en un escándalo tras fusionar fuera de los plazos legales a la nómina que impulsaba el radical Ernesto Sanz con la que apoyaba el operador judicial del PRO, Daniel “Tano” Angelici. Esta maniobra, que se realizó al ver el avance de la lista que expresaba al peronismo, fue judicializada.

El pasado martes fue ungido por el voto de los abogados de la Capital Federal Juan Pablo Mas Vélez, relacionado al radicalismo porteño. Vicerrector de la Universidad de Buenos Aires, ingresará en lugar de Adriana Donato.

Los nuevos jueces

El pasado 6 de septiembre fueron elegidos los tres representantes de los magistrados. Y el Gobierno volvió a festejar. Ingresarán al Consejo Ricardo Recondo (lista Bordó), Alberto Lugones (Celeste) y Juan Manuel Culotta (Compromiso Judicial), quienes reemplazarán a Luis María Cabral (vicepresidente del Consejo), Gabriela Vázquez y Leónidas Moldes.

Recondo es integrante de la Cámara Federal en lo Civil y Comercial y ex presidente de la Asociación de Magistrados desde donde fue uno de los principales opositores a las reformas judiciales impulsadas por el kirchnerismo. En 1978, en plena dictadura cívico-militar, fue secretario de la Procuración General de la Nación. Se lo vincula al radicalismo.

Culotta es juez federal de Tres de Febrero y es considerado como un “Newman boy”, aunque con cierta independencia. Es egresado del colegio Cardenal Newman, al igual que Macri y distintos funcionarios del actual gobierno.

Lugones integra la Cámara Federal de San Martín y se espera que continúe la línea de Vázquez, que se caracterizó por la defensa de los jueces acusados por el Gobierno, quienes muchas veces fueron apuntados por el contenido de sus sentencias que incomodaban al Poder Ejecutivo.

A la hora de analizar estos datos, desde el mundo judicial aseguran que se evidenció cierto malestar de los magistrados con el Gobierno, ya que la línea Bordó que articuló de forma diáfana con el oficialismo a la hora de sancionar jueces en el Consejo perdió 40 votos y la Celeste ganó terreno respecto a la elección pasada, que arrojó el mismo posicionamiento partidario pero con una sustancial diferencia en el caudal de voluntades.

Otro dato que surge de esta elección es la caída en desgracia del sector donde pesaba el operador Javier Fernández, a quien se vinculaba con Moldes.

No obstante, y dado el poder del oficialismo en el Consejo, salvo que se produzca un quiebre en la alianza, el macrismo podrá alcanzar hasta doce votos de los trece posibles.

Académico y legisladores

El nuevo representante de los académicos será Diego Molea, abogado y rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, quien ingresará en lugar de Jorge Candis.

En lo que hace a los tres integrantes por la Cámara Baja y a los tres por la Cámara Alta se debe esperar por la decisión de sus respectivos bloque políticos. Luego serán nombrados por el presidente del cuerpo.

Cinco de los seis legisladores que están en funciones en la actualidad podrían continuar ya que completan mandato de otros consejeros. Se trata de los diputados Rodolfo Tailhade (FPV), Mario Negri (UCR) y Pablo Tonelli (PRO) y los senadores Mario Pais (PJ) y Rodolfo Urtubey (PJ). Ángel Rozas (UCR) no podrá continuar en el cargo.

No obstante, no se descartan disputas políticas, sobre todo en el Senado.

A la fuerza mayoritaria de cada cámara le corresponde dos consejeros y a la primera minoría, uno. En la actualidad, la fuerza con más senadores es Cambiemos, lo que implica que el PJ podría perder un consejero. Pero no todo es tan lineal en el Congreso. Como en el interbloque oficialista hay una cantidad de fuerzas que funcionan de forma independiente como los representantes de Santiago del Estero aún es una incógnita cómo se resolverá esta cuestión. No extrañaría tampoco que el PJ y el kirchnerismo aúnen fuerzas –circunstancialmente- para obtener una nueva mayoría y así mantener a los dos consejeros peronistas.

Tampoco que el PJ cierre filas con el oficialismo. “Cuando ingresó Urtubey también tenía mayoría Cambiemos en el Senado y no hubo problema. Vota como si fuera de Cambiemos”, afirma un funcionario del Consejo.

Rodolfo Urtubey es hermano del gobernador de Salta, Juan Manuel, quien se muestra muy cercano a la Casa Rosada.

Finalmente, el 13º consejero, es Juan Bautista Mahiques, quien representa al Poder Ejecutivo y está vinculado al operador judicial del PRO, Daniel “Tano” Angelici.

Mahiques tiene mandato hasta 2019, según informaron desde su entorno.

Internas

Este miércoles, el radicalismo hizo una demostración de fuerza en el Senado cuando presionó junto a la oposición para que el presidente Mauricio Macri diera marcha atrás con el nuevo tarifazo al gas, mediante el cual iba a compensar con dinero de los usuarios a las empresas productoras por la fuerte devaluación.

Gobernadores, como el de Mendoza, Alfredo Cornejo, así como senadores del centenario partido ya habían rechazado públicamente la medida del Gobierno -del que forman parte- y habían sido desoídos por el gobierno nacional.

En ese sentido, en la misma mañana de aquel miércoles, Macri se había manifestado desde Olavarría con dureza en pos de que se pague el aumento: “La energía cuesta y hay que pagarla”, había asegurado. No obstante, a las pocas horas debió recular y adoptar la salida que le habían propuesto los radicales.

El volantazo del Presidente se dio cuando se coló el tratamiento de la resolución 20/2018  de la secretaría de Energía en el temario de la sesión que iba a desarrollarse ese día en la Cámara Alta. La oposición, acompañada por la UCR, tenía los votos para derogar el texto de la polémica, lo que obligó a la Casa Rosada a buscar un plan “b”.

El distanciamiento que marcaron los radicales en el Senado, en tiempos en que la diputada nacional y cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió, también tensa la relación con Balcarce 50, es un dato político a tener en cuenta en medio del nuevo armado del Consejo.

Es que la UCR se convirtió en la corriente más poderosa de la alianza en el órgano de selección y sanción de magistrados.

Los dos abogados electos, el juez Recondo, el diputado Negri  y hasta quizás el senador que reemplace a Rozas condensan el poderío “boina blanca” que, se descuenta, se hará sentir a la hora de las negociaciones judiciales al interior de la coalición.

A esto se suma la interna abierta –y pública- en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que enfrenta al actual presidente del cuerpo, Carlos Rosenkrantz –también de extracción radical- con su antecesor en el cargo, Ricardo Lorenzetti.

¿Cómo decantará en el estamento de los jueces esta pelea que llegó a los medios luego de que se cruzaran cartas públicas? El interrogante aún no tiene respuesta. Distintos magistrados aseguraron a Nuestras Voces estar impávidos por la puja de poder, que tiene final abierto.

Comentarios

Comentarios

Franco Mizrahi

Franco Mizrahi

Especialista en periodismo de investigación. Trabajó en la revista Veintitrés, Tiempo Argentino, Infojus y El Cohete a la Luna. Actualmente escribe en los portales Nuestras Voces y El Destape y en las revistas Acción y Contraeditorial. Editó los libros “Macri el año perdido”, de Roberto Caballero (Planeta); y “Radiografía de la corrupción PRO” (Planeta).

Hacé tu anotación Sin anotaciones