Macri, el señor de los sótanos

Compartir

La trama de inteligencia ilegal al kirchnerismo liderada por el ex presidente Mauricio Macri y Gustavo Arribas. Su articulación con las operaciones mediáticas. El rol del inefable «Jaime» Stiuso. La investigación del juez Federico Villena y el despecho de dos ex agentes de la AFI. El fiscal facho Pettigiani y las bases de la AFI en la provincia. La oscura operación que atravesó a Maria Eugenia Vidal y llega hasta la policía de Horacio Rodríguez Larreta.

Foto Enrique García Medina
Foto Enrique García Medina

Los sótanos de la democracia de la fallida presidencia de Mauricio Macri hoy salen a la luz. Analizando el archivo se puede completar la trama que se viene revelando. Lo primero que surge es que la escalada de «la mesa judicial» y los servicios de inteligencia de la AFI macristan contra Cristina Fernández de Kirchner, Oscar Parrilli y tantos otros ex funcionarios comenzó con el regreso de Antonio Horacio «Jaime» Stiuso al país desde los EE.UU.

Ahora que el juez federal Federico Villena investiga a una banda de la AFI, el Poder Judicial, medios y periodistas, no hay que olvidar la articulación mediática de lo que ocurrió: una de las primeras notas sobre el falso exilio de Stiuso fue publicada el 16 de julio de 2016 en La Nación. La firmó Mariano Obarrio del staff estable.

Aquella nota sirvió como antecedente -palabreja policial de los viejos editores de «cosas divertidas»- para que el insuperable propagandista de noticias pegadas con mucosa, Luis Majul, realizara su programa de escuchas ilegales sobre CFK y Parrilli.

La función se televisó en América -el canal de Vila, Manzano y Belocopitt- en marzo de 2017. El explorador de los bosques de Palermo, Majul, fue acompañado por la abogada Silvia Martínez. La masa madre crece. En la causa de Villena, Martínez figuraría como contacto de la banda de espías.

Sucede que los espías liderados por Alan Ruíz (ex jefe de Operaciones de la AFI macrista, que llegó de la mano de Patricia Bullrich) hablaban tanto que los imputados Facundo Melo y Leandro Araque podrían ser apresados en cualquier momento. Melo declaró en la Bicameral.

Melo y Araque iniciaron otra causa en Comodoro Py, argumentando amenazas, y prendieron el ventilador contra su ex jefe. ¿Ajuste de cuentas, intercambio de aprietes, búsqueda de protección? Un poco de todo y más tambie´n. La defensa de Melo y Araque considera que el juez Villena, alias El Renacido II, es «malo, malo» y que la causa debería ser derivada a Comodoro Py, donde el arqueólogo de la Patagonia -Guillermo Marijuan- la espera con la ansiedad de los amantes despechados. El asunto no es broma

La banda de espías de la AFI macrista no sólo tenía conexiones con el SPF y con agentes de la Policía de la Ciudad del (des)gobierno de Rodríguez Larreta. Uno de ellos -Jorge El Turco Sáez- tenía contacto con un ser poco luminoso de La Matanza. Su apodo sería «Murdock». Picante.

La historia de «Murdock» la publiqué el 29 de abril de 2019. Este sujeto de la pampa bonaerense conocería a personajes ligados a causas en contra de funcionarios kirchneristas. Así lo conté en una nota de Nuestras Voces:

Quién es Pettigiani, el fiscal facho que quiere salvar a Stornelli

Se repite el panel de Majul…

El diario que nunca miente, Clarín publicó el 29 de octubre de 2009 una noticia sobre «un tiroteo» en la zona de Tapiales. En ese episodio habría actuado el Murdock de Inteligencia de la Policía Provincial y un hampón famoso, Mario Bagnera. ¿Entonces?

La banda de espías de la AFI macrista se hizo fuerte en territorio bonaerense desde el fallido «Proyecto AMBA», que plantó una serie de bases de esa agencia en campo de La Bonaerense. Ricardo Bogoliuk, socio del espía D’Alessio, era el jefe de la región Ezeiza. Un zona de «Jaime».

Como se sabe en el submundo de los agentes que nunca duermen, «son capaces de venderte la cura, o la peor enfermedad». Esa era una cualidad de Stiuso. En su mente siempre rondaban escenarios diversos. Tanto que anduvo por EE UU con el manto de la CIA y después aterrizó.

¿Casualidades? No. El relato de los medios que se encontraron con Stiuso como si fuese van Gogh en Recoleta no resiste el menor análisis. Ahora bien, algo es cierto: la banda de la AFI macrista espió a Majul, a Alconada Mon y a Rodis Recalt, entre muchos otros periodistas.

La ex gobernadora, María Eugenia Vidal es parte de la masa madre. La levadura la salpica por dos razones. Primero porque ella pactó con Silvia Majdalani (la señora 8 de la AFI macrista) las bases en AMBA. Segundo, porque la AFI la espió y ahora será querellante. Un escándalo.

Volviendo al genio de Majul. Si Guillermo Nimo viviese lo apodaría «Pirincho». En abril de 2018 activó el fantasma de Irán en sintonía con la línea de la entonces Patricia Bullrich y sus inquisidores. Ya en mayo de 2019, fue el megáfono las escuchas a presos que habían sido «cableados» por la AFI.

Comentarios

Comentarios

Juan Alonso

Juan Alonso

Periodista, escritor y docente. Columnista con Roberto Caballero en Radio Colonia y del programa ADN en C5N. Distinguido con el Premio Walsh de la Facultad de Periodismo de La Plata en 2017. Fue editor de Policiales de Tiempo Argentino.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 12/07/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto