Macri lo hizo: impuso su juez electoral

Compartir

El Juez Manuel Culotta, hombre de confianza del macrismo, fue nombrado de manera irregular como autoridad judicial competente para controlar el desarrollo de las elecciones de la provincia de Buenos Aires. La asociación Abogados por la Justicia Social pidió que se declare inconstitucional esta designación. Denuncian que el Consejo de la Magistratura lo nombró eludiendo la ley y de forma irregular. Culotta, al igual que Mauricio Macri, fue alumno del Cardenal Newman y su nombramiento fue impulsado por el ex Newman Pablo Clusellas, hoy Secretario Legal y Técnico, y Alejandro Perez Chada, hombre clave en temas judiciales del macrismo.

Si hay un lugar clave en la justicia bonaerense es el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 1 de La Plata, que cuenta con competencia electoral. Es decir, su titular es la autoridad judicial de las elecciones de la provincia de Buenos Aires, que junta el 37 por ciento del padrón nacional y donde se define, en términos prácticos y simbólicos, la elección de hoy. Mauricio Macri lo sabe, y buscó colocar en ese puesto a un hombre de su confianza: el juez Juan Manuel Culotta. Como en muchas de sus decisiones, Macri eludió la ley y lo nombró de forma irregular.

Esta situación fue denunciada en marzo por Abogados por la Justicia Social (AJUS), que pidió la inconstitucionalidad de la designación de Culotta como juez subrogante con competencia electoral. Tras varias idas y vueltas judiciales, el jueves pasado la Cámara Federal de la Plata ratificó a otro juez, Ernesto Kleplak, para que defina si Culotta puede quedar como responsable judicial de las elecciones bonaerenses. Así, a tres días de las elecciones, la decisión quedó pendiente. Desde AJUS, pidieron al juez Kreplak que resuelva la situación de forma urgente, antes del domingo, incluso habilitando horas inhábiles durante el sábado.

En atención a ello, la larga demora en resolver este asunto –cuya gravedad institucional es indubitable– motiva nuestra solicitud al señor juez federal que –con carácter urgente– dicte sentencia haciendo lugar a nuestra pretensión que es, ni más ni menos, que la ciudadanía de la Provincia de Buenos Aires pueda votar con la tranquilidad que el proceso electoral se desarrollará conforme a derecho y bajo control de magistrados idóneos en órganos judiciales competentes”, plantearon desde AJUS en el escrito presentaron el viernes por la mañana.

En un comunicado también emitido este viernes, AJUS denuncia que Culotta es “un juez que no cumple con los requisitos constitucionales para ejercer la magistratura en la competencia electoral, a quien arbitrariamente le ha sido otorgado el cargo por el Consejo de la Magistratura de la Nación”.

Culotta y Macri comparten su paso por el colegio Cardenal Newman. El juez es cutro años más chico que el Presidente, pero los lazos de pertenencia de ese colegio son indelebles. La influencia que tienen sus ex alumnos en el Gobierno lo demuestra. Su nombramiento lo impulsó también el ex Newman Pablo Clusellas, hoy Secretario Legal y Técnico, y Alejandro Pérez Chada, hombre clave en temas judiciales del macrismo.

Hasta el cierre de esta nota, la cuestión sobre el juez puesto a dedo por Macri para controlar las elecciones bonaerenses estaba sin definición.

Pérez Chada, el monje negro de Macri que quiere meter presa a Carrió

Un juzgado clave

Este juzgado con competencia electoral está vacante desde el fallecimiento de su histórico titular, el juez Manuel Blanco, en 2014. El juez Culotta, por su parte, esta al frente del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal de Tres de Febrero. El 14 de diciembre de 2016 Culotta pidió el traslado al Juzgado Federal N° 1 de La Plata. “Motiva tal petición mi interés en un crecimiento profesional teniendo en cuenta que se trata de un juzgado con mayor jurisdicción territorial donde tramitan causas completas, en especial aquellas vinculadas con delitos de lesa humanidad a lo que se suma su competencia en materia electoral”, escribió en la nota dirigida al Consejo de la Magistratura. Sobre su interés por los delitos de lesa humanidad, evitó mencionar que Abuelas de Plaza de Mayo lo denunció por obstaculizar una causa contra el ex secretario del Ejército Eduardo Alfonso. Respecto a la cuestión electoral, en su nota dejó constancia de su escasa formación en el tema. “Creo importante destacar –escribió Culotta– que durante los años 2001 a 2004 he cursado y aprobado en la Universidad de Palermo el ‘Programa en Derecho Constitucional y Derechos Humanos’ con asignaturas vinculadas con la especialidad electoral del tribunal vacante al cual pretendo ser trasladado”. Unas materias de un posgrado.

¿Quién es el juez Culotta, encargado del escrutinio definitivo en la provincia de Buenos Aires?

En el interín, el juzgado electoral bonaerense estuvo a cargo primero de Laureano Durán, luego de la jueza María Romilda Servini de Cubría, que tiene la misma competencia a nivel nacional, y finalmente del juez Adolfo Gabino Ziulu. Pero el 30 de marzo de 2017, salteándose todos los procedimientos legales, el Consejo de la Magistratura nombró a Culotta al frente de este juzgado clave. En la resolución aclaran que lo nombran de manera subrogante, es decir, hasta que se designe al titular definitivo, y “en materia exclusivamente electoral. O sea, sólo para estar a cargo de las elecciones, ninguna causa de otro tipo. Lo nombraron “hasta el 30 de noviembre de 2017 o hasta el nombramiento de un titular conforme al régimen constitucional y legal”. La propia resolución, firmada por Adriana Donato, cierra reconociendo que existe un régimen constitucional y legal que no se cumplió. Los votos para esta designación los aportaron los consejeros Juan Mahiques (representante del Poder Ejecutivo), el macrista Pablo Tonelli, los radicales Angel Rozas y Gustavo Valdez, los jueces Luis María Cabral y Leónidas Moldes y los abogados Donato y Miguel Piedecases.

Pero hubo otras irregularidades. Desde AJUS denunciaron que el Consejo de la Magistratura no puede subdividir las funciones de un juzgado, es decir, designar a un juez sólo para temas electorales como en este caso. Pero además, AJUS sostuvo que Culotta es juez penal en Tres de Febrero y no puede ser designado como subrogante en La Plata y, encima, con una competencia electoral. La jurisprudencia indica que, para subrogar un cargo, deben ser llamados los jueces más cercanos la jurisdicción. El juez Culotta trabaja a más de 80 kilómetros de La Plata.

Cuando el tema se debatía en el Consejo de la Magistratura, el consejero Rodolfo Tailhade envió una nota la Cámara Federal de La Plata. Les preguntó a los jueces si alguno estaba dispuesto a subrogar el juzgado electoral hasta que terminara el concurso que estaba en curso (en el que no figura Culotta). Los jueces César Álvarez y Olga Calitri aceptaron el convite. Tampoco puso nunca ninguna objeción el juez federal que ocupa el juzgado 2 de La Plata, Ernesto Kreplak, pero sólo le dieron la subrogancia en materia penal. Los consejeros del oficialismo no quieren que se haga cargo de la cuestión electoral porque lo asocian al kirchnerismo, ya que fue funcionario del Ministerio de Justicia. Sin embargo, por ejemplo, no hubo reparos con Ziulu que fue jefe del bloque de asesores radicales en el Senado bonaerense”, consignó la periodista Irina Hauser en Página/12. Todo fue en vano: la intención del macrismo era que Culotta sea el juez electoral. Subrogante, pero a cargo para estas elecciones.

Una justicia electoral injusta con las mujeres

Tironeos

La denuncia de AJUS contra la designación del juez Culotta fue el 27 de marzo pasado. La causa recayó en el Juzgado Federal N° 4, a cargo del juez Alberto Recondo. En primer lugar, el juez Recondo suspendió la designación de Culotta. Luego, dictó una sentencia en la cual resolvió que la designación era inconstitucional. El Ministerio de Justicia, es decir, el Gobierno, apeló el fallo. En segunda instancia, el fiscal general Julio Piaggio sostuvo la posición de AJUS y el fallo del juez Recondo. Pero los jueces Julio Reboredo, Carlos Compareid y Roberto Lemos Arias, de la Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata, resolvieron al revés. Anularon el fallo de Recondo y dispusieron que resolviera el tema el juez Ziulu.

No podemos dejar de señalar que, en el marco de un proceso eleccionario en curso, el tribunal demoró casi tres meses en resolver la cuestión”, plantearon desde AJUS. A pesar de la relevancia del tema, surgieron nuevas demoras. El juez Ziulu se exusó; su colega Kreplak no aceptó intervenir hasta que la Cámara lo obligó. Para más demoras, Culotta recusó a Kreplak, que rechazó la recusación y le pidió a la Cámara nuevamente que defina la cuestión. Finalmente, la Cámara sostuvo que Kreplak tiene que decidir sobre el nombramiento de Culotta.

Desde AJUS plantean: “Así las cosas, han pasado siete meses de un proceso sumarísimo (con plazos similares al amparo) y transitando el último día hábil judicial antes de las elecciones generales en la Provincia de Buenos Aires, nos han ‘condenado’ a la ciudadanía a no contar con una resolución judicial que confirme la validez de la designación arbitraria del doctor Culotta”.

Culotta- Solicita Traslado Juzgado por nuestrasvocesok

Designacion Manuel Culotta por nuestrasvocesok

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones


NuestrasVoces.com.ar 2017 - Todos los derechos reservados - Contacto