Mala para Stornelli: confirman el procesamiento del fiscal Bidone por sus trapisondas con D’Alessio

Compartir

“Es sobreabundante la prueba que el magistrado (Ramos Padilla) refiere en el caso y que corrobora los vínculos aceitados del  imputado (Juan Ignacio Bidone) para con al menos dos miembros de la organización investigada (Marcelo D’Alessio y Rolando Barreiro), así como también que esa relación se instituía con miras a concluir actividades de investigación ilegal y espionaje político y judicial, utilizando su condición de fiscal de la ciudad de Mercedes para obtener información sensible y volcarla a la estructura con los fines criminosos reseñados», escribió la Cámara de Mar del Plata. Al rebelde fiscal federal Carlos Stornelli le imputan los mismos delitos.

En una frenética jornada, la Cámara Federal de Mar del Plata emitió siete resoluciones claves en torno al complejo y voluminoso expediente sobre la banda de espionaje paraestatal de alcance internacional, dedicada a las coacciones y extorsiones a una docena de víctimas, encabezada por el falso abogado y presunto agente tercerizado del Ministerio de Seguridad, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y la DEA estadounidense, Marcelo Sebastián D’Alessio. 

En una de ellas, los jueces Eduardo Jiménez y Alejandro Tazza (el tercer magistrado del Tribunal, Bernardo Bibel estuvo ausente) resumieron en nueve carillas la situación procesal del fiscal suspendido de Mercedes, Juan Ignacio Bidone. Y lo encontraron responsable de los delitos de asociación ilícita y violación de la Ley de Inteligencia, tal como afirmó en su procesamiento el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla. 

“Es sobreabundante la prueba que el magistrado refiere en el caso y que corroboran los vínculos aceitados del imputado (Juan Ignacio Bidone) para con al menos dos miembros de la organización investigada (Marcelo D’Alessio y Rolando Barreiro), así como también que esa relación se instituía con miras a concluir actividades de investigación ilegal y espionaje político y judicial, utilizando el encartado, a todo evento, su condición de fiscal de la ciudad de Mercedes para obtener información sensible y volcarla a la estructura con los fines criminosos reseñados. A modo de ejemplo, podemos referir las constancias que se proyectan de la declaración recibida a Rolando Graña, como así también las consideraciones que surgen del audio titulado “Voz019.m4a”, el cual contiene una conversación entre Pedro Etchebest y Marcelo D’Alessio que da cuenta de los vínculos, el accionar, y el modo en que el imputado Bidone se desenvolvía en su función. En esta misma línea, resultan cuantiosas las inferencias desarrolladas por el juez vinculadas a la actividad de espionaje político orquestados contra el diputado nacional Alfredo Olmedo, a más de los requerimientos indebidos de información sensible, como ser registros telefónicos o migratorios, de Dov Kilinsky, Colombi, Flinta, Vischi y Tassano, emitiendo a la lecturas de las consideraciones expuestas y  desarrolladas por el juez de grado en honor a la brevedad y a fin de no incurrir en reiteraciones inoficiosas”, redactaron los jueces Tazza y Jiménez.

Cámara confirma procesamien… by nuestrasvocesok on Scribd

 

En el mismo sentido, el Tribunal precisó las acciones ilegales que cometió Bidone contra la libertad y el derecho a la privacidad del principal impulsor de la denuncia, Pedro Etchebest. 

“En el caso de Pedro Etchebest –confirmó la Cámara Federal de Mar del Plata-, se encontraría acreditado que el imputado solicitó su registro de comunicaciones telefónicas, siendo que las constancias adunadas al legajo, como ser la testimonial recibida al instructor de dicha investigación, José Alberto Panessi, y el modo subsiguiente en que Bidone actuó en consecuencia, dan cuenta de la ilicitud de la conducta desplegada y la sapiencia del nombrado de actuar de un modo indecoroso para la función y el cargo que ocupaba. No debemos soslayar, que la gravedad de las conductas investigadas importaron que los superiores jerárquicos del encartado dispusieran su apartamiento de la fiscalía en la que desenvolvía sus funciones, a más que a la postre permitieron su definitivo corrimiento y la interposición de denuncia penal a los fines pertinentes”.  

Entre las víctimas de la banda, la Cámara recordó los casos de Alfredo Olmedo, Ricardo Colombi, Eduardo Tassano, Sergio Flinta, Eduardo Alejandro Vischi, Mario Víctor Cifuentes, Pedro Etchebest, Giselle Robles, Dov Killinsky y Bernardo Marcelo Yungman. O sea: diez hechos concretos con prueba fáctica sin cuadernos, ni fotocopias, ni testigos protegidos. 

Con esta resolución de la Alzada, el fiscal Bidone quedó en una compleja situación que lo acerca probablemente a un potencial juicio oral. 

El mismo sendero en espejo podría seguir su colega porteño de Comodoro Py, Carlos Stornelli, quien por ese motivo insiste en mantenerse rebelde para evitar la indagatoria (un acto de defensa) y un posible procesamiento. La coacción al ex gerente de PDVSA Argentina, Gonzalo Brusa Dovat, llevada a cabo por Marcelo D’Alessio dentro del despacho de Stornelli en su Fiscalía Federal sería un suceso imposible de refutar por parte del fiscal preferido de Mauricio Macri. Y en esa trama macabra de manipulación psicológica habría actuado el periodista de Clarín, Daniel Santoro (íntimo amigo de D’Alessio), procesado por el juez Alejo Ramos Padilla. Ver cómo funcionó el verdadero mecanismo de Santoro y D’Alessio en esta nota que publiqué el 21 de septiembre pasado en Nuestras Voces:

Triste, solitario y final para Santoro

Retos a un fiscal incandescente 

En otra resolución, esta vez de diez carillas, la Cámara  de Mar del Plata confirmó el rechazo de la excepción por falta de acción reclamada por el fiscal Juan Pablo Curi, quien protagonizó una pirueta argumental tan espectacular como reprendida por la Cámara. 

Luego de impulsar la acción penal contra los imputados –el espía free lance nacional e internacional, Marcelo Sebastián D’Alessio, el ex agente de la AFI, Hugo Rolando “Rolo” Barreiro, y los comisarios de la Policía Bonaerense con altas conexiones en “La Casa” de los espías locales de 25 de Mayo 11, Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi- y producir una serie de requerimientos de pruebas para la instrucción, con el fin de que se investigue la asociación ilícita -apenas 24 horas después de que Ramos Padilla ordenó el llamado a indagatoria del fiscal Stornelli-, Curi reclamó la incompetencia de la causa y se posicionó cerca de la sombra (hoy gélida) de Comodoro Py. 

En ese mismo dictamen, el fiscal Curi describió una gran cantidad de hechos, que el juzgado de Ramos Padilla entendió como impulsados para poder continuar con la investigación hasta tanto se resolviera la cuestión de competencia. Pero el fiscal Curi, de forma inexplicable, afirmó entonces que aquellos hechos no podían investigarse con la insólita argumentación de que no los había impulsado él, sino que solamente “efectuó una descripción”. Para ello presentó el pedido de excepción de falta de acción –tendiente a evitar que se investiguen hechos que había descripto por su falta de impulso-. 

Confirma Camara Excepcion F… by nuestrasvocesok on Scribd

Aunque Ramos Padilla desestimó el pedido: la causa ya tenía suficiente impulso procesal para avanzar en la investigación. ¿Por qué? Causalmente por los anteriores requerimientos y las presentaciones del fiscal Curi. 

Ahora la Cámara confirmó lo decidido por el juez y advirtió que “el magistrado lejos de proceder de oficio (actividad vedada por la ley procesal en resguardo de principios constitucionales), lo hizo cuando la acción penal ya estaba válidamente impulsada por el Ministerio Público Fiscal”. También recordó que además de los requerimientos que dieron inicio al expediente -del 28 de enero y 4 de febrero de 2019- previos al pedido de incompetencia formulado por el señor fiscal, se produjeron con posterioridad nuevos dictámenes donde  el fiscal amplió los requerimientos de instrucción, concluyendo que “la acción ha sido legalmente instada” y que en consecuencia debía rechazarse las quejas del representante del Ministerio Público.

“Como bien describe el a quo, en el caso, al momento de su pronunciamiento, ya existían dos requerimientos formales de instrucción (el segundo ampliando el primero) y un dictamen en el cual el fiscal delimitaba detalladamente nuevos hechos evidenciados a partir de los elementos colectados durante la pesquisa y sobre los cuales el juez resolvió continuar la investigación. Entendemos, en consecuencia, que el magistrado lejos de proceder de oficio –dejó en claro la Cámara- (actividad vedada por la ley procesal en resguardo de principios constitucionales), lo hizo cuando la acción penal ya estaba válidamente impulsada por el Ministerio Público Fiscal como órgano del Estado con potestad para excitar el ejercicio de la función jurisdiccional”.

Repasemos: el fiscal Curi quiso decir que no impulsó el expediente, cuando en verdad lo impulsó activamente, y luego en el momento de la citación a indagatoria a su par, Carlos Stornelli, el fiscal Curi se abroqueló junto al Reino en caída de Py. Pues bien: la Cámara de Mar del Plata le dio la razón al juez Alejo Ramos Padilla y el fiscal Juan Pablo Curi quedó en la frontera de lo incierto.

Todas las operaciones de inteligencia ilegal y extorsión del caso D’Alessio-Stornelli

Lo que vendrá

La Cámara de Mar del Plata denegó la excarcelación de los comisarios y colaboradores de la AFI, Aníbal Degastaldi y Ricardo Bogoliuk y ahora el devenir de la causa se precipitaría. Desde la sede la AFI, “el señor 5”, Gustavo Arribas, y “la señora 8”, Silvia Majdalani, cuentan las horas hasta octubre como aquellos millones de los pases de jugadores. Los espías contratados por recomendación del radicalismo ortodoxo comandado por Daniel Angelici, alias “Tano, pará, pará, doctor”, Pablo Pinamonti y Juan Sebastián De Stéfano se asoman al abismo desde una ventana de incertidumbre.  

El empresario Mario Montoto declaró una extensa testimonial de antología y su narrativa no dejaría bien parado al agente televisado Marcelo D’Alessio.  

El espía parlante logró despertar la aversión de Montoto. Y eso, digamos, no es saludable para el recluso.    

Desde su celda de la cárcel, el falso abogado D’Alessio escribe cartas como un poseso y se ofrece como “activo” del sol urgente del Movimiento. Hasta se confiesa con el capellán. 

Debe ser el cambio.   

Comentarios

Comentarios

Juan Alonso

Juan Alonso

Periodista, escritor y docente. Columnista con Roberto Caballero en Radio Colonia y del programa ADN en C5N. Distinguido con el Premio Walsh de la Facultad de Periodismo de La Plata en 2017. Fue editor de Policiales de Tiempo Argentino.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 21/11/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto