Pelea de jueces federales: Ramos Padilla le pidió a Ercolini que no invente una causa melliza

Compartir

Para evitar ser investigado, el fiscal federal Carlos Stornelli hizo una denuncia contra Marcelo D’Alessio ante el juez Federal de Capital Julián Ercolini, que inició una causa «melliza» a la de Dolores. El juez Alejo Ramos Padilla le pidió a Ercolini, con el apoyo explícito a su competencia por parte de la Cámara Federal de Mar del Plata, que se inhiba de intervenir. El juez federal Claudio Bonadio se sumó del lado de Stornelli, para tratar de absorber el expediente mellizo.

La Gestapo de Comodoro Py se resiste a abandonar la persecución de opositores y el armado de causas judiciales. Ahora es el turno del juez Julián Ercoloni, el mismo que siguió la lógica de Héctor Magnetto y cerró la causa Papel Prensa, imponiendo costas a las víctimas de la dictadura genocida y sus socios civiles. Ercolini recibió de forma insólita las declaraciones del fiscal rebelde, Carlos Stornelli, llamado hasta el hartazgo a indagatoria por el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla por su asociación con el falso abogado y presunto colaborador del Ministerio de Seguridad, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y la DEA de Estados Unidos, Marcelo Sebastián D’Alessio. ¿Qué está realizando Ercolini? Un expediente paralelo al de Dolores, donde ya procesó a D’Alessio, pero con la versión maliciosa del imputado Stornelli, que obviamente lo deja afuera de culpa y cargo. O sea: Ercoline avanza en una causa hecha con el diario de los principales sospechosos.

“Luego de que tomara parcialmente estado público sólo uno de los hechos vinculados al objeto de investigación de esta pesquisa –aclaró Ramos Padilla en su resolución –precisamente aquel denunciado por Pedro Etchebest-, y mientras la causa se encontraba bajo secreto de sumario y en plena etapa de recolección de pruebas, el doctor Carlos Stornelli -imputado y en situación de rebeldía en estos actuados-, el día 12 de febrero del corriente, formalizó en la Ciudad de Buenos Aires una denuncia contra Marcelo D’Alessio que quedó radicada en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal nro. 10, a cargo del doctor Julián Ercolini.

En dicho tribunal, Stornelli presentó su versión de los hechos –siempre en lo que respecta al caso de Pedro Etchebest- y solicitó al juez que se requiriera a este juzgado que se inhibiera de continuar interviniendo en esta investigación y remitiera todo lo actuado a la Ciudad de Buenos Aires. 

El doctor Ercolini, el día 18 de febrero del corriente y sin siquiera certificar el objeto procesal de esta causa, hizo rápidamente lugar a dicho planteo –narró Ramos Padilla-. Tan intempestiva solicitud obligó a este Tribunal a levantar el secreto de sumario que se había dispuesto oportunamente y el día anterior se había prorrogado -fs. 1195/1196-1, como ya fuera explicado en el resolutorio de fecha 25 de febrero de este año.

Dicho pedido de inhibitoria -en desmedro de lo indicado por el art. 47 inc. 3 del Código Procesal Penal de la Nación- no había sido acompañado de ninguna pieza procesal que permitiera realizar la evaluación de lo que se peticionaba. A pesar de ello, se corrió vista al representante del Ministerio Público Fiscal, doctor Juan Pablo Curi, quien dictaminó que mínimamente necesitaba tener a su vista las constancias de la causa en la que se formulaba ese reclamo –fs.12/14 incidente FMP Nº 88/2019/5-. 

Por ello –continuó Ramos Padilla-, se le solicitó al doctor  Ercolini que brindara a este Tribunal copias integras del expediente Nº 1406/2019 o al menos de las piezas sustanciales de aquella causa.

Las constancias remitidas desde el Juzgado Federal nº 10 se limitaron a un escrito presentado por Carlos Stornelli mediante el cual solicitaba ser tenido por parte querellante y una declaración testimonial recibida en sede fiscal al nombrado bajo juramento de ley. Sostuvo el magistrado que en base a dichos actuados se formulaba el pedido de inhibitoria, de modo tal que resultaba difícil para el suscripto conocer cuál era el preciso objeto procesal de la investigación que tramitaba ante el Juzgado Federal nro. 10. En definitiva, el doctor Ercolini había reclamado una inhibitoria fundada únicamente en las declaraciones de su denunciante -que era imputado en esta causa- sin certificar qué se investigaba en este Tribunal, y sin explicar cuál era concretamente el objeto procesal de su investigación”.

Pedido de Inhibitoria a Erc… by nuestrasvocesok on Scribd

En la maniobra de Py se sumó el máximo admirador de Tomás de Torquemada. Veamos de qué forma y en qué contexto. 

“Debe tenerse presente que, al momento de resolverse en esta sede el pedido de inhibitoria formulado por el doctor  Ercolini, la causa 1406/2019 ya no estaba en su Juzgado, pues este magistrado, a partir de una nueva presentación realizada por Stornelli (N. de la R: ¿quién otro sino?), la había remitido al doctor  Claudio Bonadío en virtud de una alegada conexidad con el expte. 1374/2019, el que por su parte, se había iniciado el 08/02/2019 a partir de las “escuchas” a ex funcionarios detenidos recibidas en forma anónima por Elisa Carrió y en la que se denuncia al suscripto, a Marcelo D´Alessio, Ricardo Bogoliuk, Aníbal Degastaldi, Eduardo Valdés, Leopoldo Moreau, Agustín Rossi, Rodolfo Tailhade y Cristina Fernández de Kirchner, entre otros.

Esas escuchas habían sido dispuestas en el marco de una causa de otro tribunal –el Juzgado Federal Nro. 2 de Lomas de Zamora- en la que se investigaba –hasta donde se conoce- a Mario Segovia por una posible infracción a la ley 23.737”. 

Repasemos: el juez Ercolini armó una acusa con la acusación de Stornelli a D’Alessio y luego se la pasó por arte de magia a Bonadío. Ahora bien, el señor fiscal Stornelli aparece como denunciante con Ercolini y está imputado y en rebeldía en la causa inicial que está a cargo de Ramos Padilla en Dolores. ¿Cuál sería el objetivo? Debilitar el trabajo del juez federal de Dolores y plagarle de causas mellizas, con el método de reproducción idéntico a los encuadernados con la foto de un cuaderno y los testigos del más allá de quienes el periodista Santoro (¿quién otro?) se enteró antes que nadie y encima lo dejó por escrito en Clarín para la posteridad. 

El juez Ramos Padilla lo explicó así: “Nos  hallamos ante una causa iniciada con posterioridad a la presente. Se trata de una denuncia formulada en Comodoro Py por uno de los imputados de esta causa –el fiscal Carlos Stornelli, quien decidió no presentarse ante estos estrados a ejercer su defensa material- en la que expone su versión en relación a uno de los hechos que se investigan en esta causa –el caso Etchebest-. En base a esa denuncia, el juez Ercolini reclama primero la inhibitoria del suscripto en el expte. FMP 88/2019 y, antes de ser resuelto ese pedido, al poco tiempo declina la competencia a favor del juez Bonadío. Como esos planteos no prosperan, se decide avanzar en este proceso duplicado y se cita, a instancias de la fiscalía, a prestar declaración indagatoria al principal imputado de estas actuaciones–Marcelo D´Alessio- por un hecho por el cual ya se encuentra con procesamiento firme, desconociéndose de ese modo la actuación del suscripto, del fiscal federal de Dolores, de la Cámara Federal de Mar del Plata y de la Cámara Federal de Casación Penal. 

En pocas palabras, se trata ni más ni menos que de un notorio caso de doble juzgamiento”, resumió el juez Ramos Padilla.

Por tal motivo, en la página 29 le reclamó al juez Ercolini que “se inhiba de continuar interviniendo en el marco de la causa Nro. CFP Nº 1406/2019, en particular, en relación al suceso vinculado a los reclamos de dinero efectuados por Marcelo D’Alessio a Pedro Etchebest, entre diciembre de 2018 y febrero de 2019, y, en consecuencia, la remita a este Tribunal para su acumulación (arts. 41, 42 inc. 1, 2, 3 y 4; y 47 del Código Procesal Penal de la Nación)”. 

Epílogo

La métrica de las resoluciones de la Cámara Federal de Mar del Plata se parece a una sinfonía sin final. Ayer los jueces Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez confirmaron el procesamiento de Ramos Padilla al falso abogado Marcelo  D’Alessio por la fuga de divisas y el blanqueo de cientos de millones de euros y dólares, con un mecanismo de relojería financiera en media docena de países que incluyen Europa, el Caribe y Estados Unidos. 

“Se colige entonces que, confrontadas que fueren las pruebas preciadas por el aquo (N. De de la R: es decir el juez instructor) con las demás constancias  agregadas en este expediente y analizadas de acuerdo a las reglas de la sana crítica, los elementos de cargo adunados a este legajo y ponderados por el magistrado en él, califican con la jerarquía suficiente para tener por acreditado “prima facie” la responsabilidad del imputado, por los hechos por los cuales fuera indagado, lo que amerita se avale el pronunciamiento dictado en la instancia anterior en cuanto fuere motivo de agravio”.  

Por lo que se ve, las decisiones del juez federal Alejo Ramos Padilla y la Cámara de Alzada, no tienen nada que ver con aquella frase admonitoria de Calígula: “Que me odien con tal que me teman”. 

No se dan ninguna de las dos situaciones con el verdadero poder en las sombras, que se diluye entre el barro de la lluvia.  

Confirmación Cámara Grupo B… by nuestrasvocesok on Scribd

Comentarios

Comentarios

Juan Alonso

Juan Alonso

Periodista, escritor y docente. Columnista con Roberto Caballero en Radio Colonia y del programa ADN en C5N. Distinguido con el Premio Walsh de la Facultad de Periodismo de La Plata en 2017. Fue editor de Policiales de Tiempo Argentino.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 08/12/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto