El pacto de silencio de los Albatros

Compartir

Este martes terminaron de declarar los 15 efectivos de Prefectura citados en el marco de la causa por el asesinato de Rafael Nahuel en Villa Mascardi. Todos dijeron frases como “no recuerdo”, “no lo podría precisar”, “no vi nada”, “no escuché nada”. Ninguno aportó un dato preciso y negaron haber escuchado disparos, aunque el joven mapuche murió por una bala 9 milímetros que le ingresó por la espalda.

La audiencias comenzaron el 11 de abril y se extendieron hasta el martes 17. Durante estas jornadas declararon quince miembros de Prefectura Naval Argentina como testigos en la causa que investiga las circunstancias en las cuales resultó muerto Rafael Nahuel.

Tanto Prefectos como Albatros, al momento de prestar declaración testimonial ante el juez Gustavo Villanueva, coincidieron en frases como “no recuerdo”, “no lo podría precisar”, “no vi nada”, “no escuché nada”.

De los testigos, diez pertenecen a la agrupación Albatros con asiento en San Fernando y los cinco restantes prestan servicio en la delegación de Prefectura con asiento en Bariloche. Entre ellos se encuentra el prefecto principal Leandro Ruata, jefe del distrito, y otros cuatros que fueron destinados a Villa Mascardi para reforzar a los Albatros.

Los efectivos que comparecieron ante el juez Villanueva son: el principal Leandro Ruata; el ayudante de primera Osvaldo Villalba; los cabos Horacio Cornejo, Saúl Encina, Miguel Ángel Aguirre, Diego Brest, Javier Galarza y los integrantes de Marina Dahiana Retamales, Gonzalo Valenzuela, Ángel Medina, Ignacio Salinas, Nicolás Ramírez, Ariel Noguera, Hugo Duarte e Iván Caballero.

La función principal de estos efectivos era la de hacer guardia en la tranquera de ingreso al predio para lo cual cumplían turnos de entre 4 y 6 horas.

Ninguno de los agentes convocados a prestar declaración se encuentra imputado en la causa y tampoco se les secuestraron las armas que portaban en aquel momento. Y si bien no participaron de la cacería fueron parte del grupo que se encontraba en Villa Mascardi el 25 de noviembre de 2017.

Los 10 Albatros que declararon pertenecen al GOA (Grupo de Operaciones Antidisturbios) mientras que quienes participaron de los hechos sucedidos montaña arriba pertenecen al Unidad de Operaciones Policiales Especiales (UOPE): una división especial dentro de Albatros. Ocho agentes del Grupo Albatros que participaron del operativo fueron ascendidos en sus cargos.

La inspección del juez comprobó que solo Prefectura disparó

Nada para decir

La mayoría de los efectivos del Grupo Albatros que declararon –todos jóvenes– sostuvieron que sintieron mucho miedo, que estaban muy nerviosos y ninguno pudo precisar qué sucedió montaña arriba. Todos negaron haber escuchado disparos.

En las declaraciones ninguno de ellos aportó un dato preciso más allá de lo conocido hasta ahora. En un momento, el principal Leandro Ruata se refirió al “enfrentamiento armado” –la teoría que defienden el Ministerio de Seguridad y el Grupo Clarín– diciendo que le “habían contado”. Pero cuando el abogado defensor de Lautaro González y Fausto Jones Huala, Matías Schraer le preguntó quién le había “contado”, Ruata aseguró no recordarlo.

Otro denominador común en los relatos fue que la persona indicada a cargo de las operaciones en Villa Mascardi era el oficial principal Juan Pablo Berra. Se supone que Berra tendría mayores datos y precisiones sobre lo sucedido por eso los abogados de la defensa esperan que ahora el juez lo cite a declarar.

El Plan Cóndor de Macri contra los mapuches

El rumbo de la causa

A pocos días de cumplirse cinco meses del asesinato de Rafael Nahuel resta conocer los resultados de las pericias balísticas sobre las cintas de carbono que se tomaron a Rafael, Jones Huala, González y varios Albatros que se realizaron en el Centro Atómico Bariloche y, posteriormente, fueron enviadas a Salta para un detallado informe.

Recordemos que el análisis constató que en las manos de Rafael Nahuel no había componentes químicos compatibles con restos de pólvora pero sí hallaron componentes en las de Fausto Jones Huala y Lautaro González, detenidos el día de la cacería en Villa Mascardi cuando bajaron a Nahuel del cerro, gravemente herido para que fuera atendido. De todos modos eso no es definitivo para asegurar que manipularon armas de fuego como aseguró días atrás –y sin pruebas– el diario Clarín.

Con respecto a Fausto Jones Huala y Lautaro González la Cámara de Casación fijó una audiencia en los tribunales de Comodoro Py para el 2 de mayo. “Se trata de la cuarta instancia donde se pide que se revoque la excarcelación porque los fiscales siguen sosteniendo que hay peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación”, contó Matías Schraer a Nuestras Voces, abogado defensor de los jóvenes.

En la Cámara de Casación los abogados tendrán que exponer su defensa en la Sala III en la que el presidente es Carlos Mahiques, ex ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires durante la gestión de María Eugenia Vidal; en tanto que el fiscal designado es Raúl Pleé, uno de los que convocaba a las marchas de silencio por el caso de su colega Alberto Nisman.

Comentarios

Comentarios

Ulises Rodríguez

Ulises Rodríguez

Periodista y locutor. Especializado en temáticas culturales, escribió en Anfibia, Infobae y la Revista Acción. Formó parte de Infonews y realizó publicaciones en Escribiendocine.

Hacé tu anotación Sin anotaciones