Las pruebas de que Noceti era el brazo armado de Bullrich

Compartir

El ahora denunciado jefe de Gabinete de Patricia Bullrich, Pablo Noceti, fue quien implementó la política de reprimir a los mapuches sin avisar al juez. Estuvo al menos dos veces en el Pu Lof en Resistencia Cushamen en el que desapareció y fue hallado muerto Santiago Maldonado. Fue también quien puso en escena a la supuesta RAM para perseguir a los pueblos originarios y reprimir con fuerzas nacionales.

El 31 de julio de 2017, el jefe del Escuadrón de Chubut, Diego Balari, se comunicó por teléfono con el juez Guido Otranto. Era de noche y las tropas de los Escuadrones de El Bolsón y Esquel se preparaban para trasladarse hacia Leleque. Ese mismo día, Pablo Noceti, ex jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich, les había bajado línea a las fuerzas federales de seguridad para atrapar a los “mapuches de la RAM” a como diera lugar. Primero actuarían las fuerzas y luego le darían aviso al juez. Se imponía una nueva doctrina de seguridad. 

El llamado de Balari al magistrado tenía por objetivo avisarle que durante la madrugada ambos destacamentos avanzarían contra la Pu Lof en Resistencia Cushamen. La respuesta de Otranto, quien descansaba plácidamente en su casa de las afueras de Esquel, no dejó dudas sobre las responsabilidades políticas de lo que sucedería horas más tardes dentro del territorio mapuche. 

“Otranto ya tenía conocimiento (del avance de la GNA) dado que autoridades del Ministerio de Seguridad se habían comunicado con él dando cuenta de ello, por lo que deseaba éxitos en la actividad y quedaba a la espera de cualquier información que surgiera de la misma”.

Denuncian a un funcionario clave de Bullrich por el caso Maldonado

Fue Noceti quien le avisó al magistrado cómo sería el operativo de la GNA, según consta en el documento interno Puma 120 elaborado por el Escuadrón Chubut que forma parte del expediente 8232/17 (Desaparición Forzada). Otranto les deseó suerte. 

Tal como les había adelantado a las Fuerzas de Seguridad, primero actuarían y luego le darían aviso al juez. Así se consumó la orden política para la represión que terminó en la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado.

El ex jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad estuvo en al menos dos oportunidades en la Pu Lof en Resistencia Cushamen. Primero cuando viajó desde Bariloche hacia Esquel para reunirse con Otranto; mientras estuvieron reunidos, se consumó la represión a pesar de la inexistencia de corte de ruta alguno. El juez, totalmente desentendido de la situación. ¿De qué habrán conversado? Noceti fue había tejido el andamiaje jurídico para perseguir a la “RAM”. 

Una jueza le dijo a Benetton y Bullrich que la RAM no actuó en el sur y absolvió a 6 mapuches

Luego de esa reunión en el centro de Esquel, el funcionario viajó otros 90 kilómetros para regresar a la Pu Lof, cerca del mediodía; así lo confirmó la gendarme Romina Voelkli:

“En un primer momento no sabía quién era, supuse que era importante porque venía en un vehículo oficial y pasó hacia el otro procedimiento que estaba en la parte de la tranquera, después volvió y bajó del auto y preguntó si estábamos bien y en qué situación estaban los ocupantes del Onix.”

Una de las personas detenidas que viajaban en el Onix era Nelly Garay, quien mantuvo un breve diálogo con el brazo armado de Bullrich.

NG: ¿Usted quién es?

PN:  Soy del Ministerio de Seguridad. 

NG: ¿De provincia?

PN: No, de Nación.

NG: Usted me va a poder responder entonces, ¿por qué estamos acá hace más de dos horas, no nos entregan la documentación ni nos dan ningún tipo de explicación?

PN: ¿Sabe qué? Los pueden detener hasta seis horas.

El 3 de agosto, cuando Maldonado llevaba desaparecido dos días y ya se había iniciado el expediente 8232/17, el ex defensor de represores se hizo el desentendido, en un cruce de mensajes con Fabián Méndez (Jefe del Escuadrón 35), de lo que había sucedido con el Brujo. Sin embargo, ese mismo día les adelantó a las autoridades locales de la GNA que los vehículos utilizados en la represión del 1 de agosto serían peritados de manera inminente. También le filtró a los diarios La Nación e Infobae las imágenes de las “armas incautadas” en el territorio (cuchillos de cocina, motosierra, una hoz, etc). La comunicación con Méndez era fluida. 

“Se recepcionó llamado telefónico del Ministro de Seguridad, Pablo Noceti (SIC), quien libraría oficio judicial a los efectos de realizar pericias a los vehículos utilizados por Escuadrón Esquel mediante MTO 3432/17”, según consta en el documento interno Puma 134.

Quien ordena las pericias es el juez, no un funcionario político. Este desliz en la comunicación de la Gendarmería da cuenta de la fuerte injerencia que tuvo Noceti en todo el entramado de encubrimiento. ¿Qué ocurrió entre el aviso de Noceti y la orden impartida por Otranto? Otro funcionario, Gonzalo Cané, ordenó lavar los vehículos. La hipótesis de este cronista es que en dichas camionetas podrían haber trasladado la mochila o el celular de Santiago, que nunca más aparecieron. 

Ideólogo de la RAM

La planificación de la represión a las comunidades mapuches se inició en febrero de 2016 durante el primer encuentro del Consejo Federal de Seguridad de la era Macri/Bullrich. Desde allí, un grupo de empresarios patagónicos le pidieron explícitamente a la ministra sacarse de encima a los mapuches. Y no es casualidad que todo se haya iniciado en Bariloche, uno de los lugares de residencia de Noceti.

Una vez desplegada la estrategia represiva, el ex jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad selló una alianza con Guillermo Frankenberger, integrante de la Policía de Seguridad Aeroportuaria que actuó como un delegado del Ministerio en todas las operaciones contra las comunidades originarias. También fue la persona que se camufló junto a Noceti durante una de las audiencias vinculadas a la prisión de Facundo Jones Huala. Durante la era Macri fue promovido al grado de comisionado general. 

Noceti fue el articulador de todo el discurso sobre la RAM, utilizado por Bullrich para desplegar su estructura represiva y de espionaje en la Patagonia. El fiscal de El Hoyo, Oscar Oro, reconoció que era el propio funcionario quien llamaba por teléfono y ofrecía la colaboración de la PSA para “avanzar contra la RAM”. 

El informe trucho que Bullrich compró a Chile

“Nos empezaron a pedir desde el Ministerio información de muchos lugares; se veía que estaban formando una especie de base de datos. Cuando empecé a ver en el informe (sobre la RAM), me di cuenta que había muchos datos que los metían por las dudas”, sostuvo Oro. La mentira también fue planificada.

Ese informe sobre la RAM, presentado junto a les gobernadores de Chubut, Río Negro y Neuquén en diciembre de 2017, resulta clave para comprender el daño causado por el tándem Bullrich/Noceti: se plantaron pruebas para acusar de terroristas a militantes sociales, se inventaron causas judiciales, y se cometieron dos crímenes de Estado: uno se cobró la vida de Santiago Maldonado y el otro la de Rafael Nahuel. Fue una estrategia de persecución y muerte. Ambos operativos –el de 1 de agosto y el del 25 de noviembre en Mascardi – fueron enmarcados en acciones de la Gendarmería y Prefectura, respectivamente, contra la RAM. 

Y ahora se sabe –al menos el Estado nacional así lo denunció- que la orden política de reprimir ese 1 de agosto fue impartida directamente por Noceti. 

La verdad trunca

En su momento, Patricia Bullrich sostuvo que había construido su verdad a partir del diálogo con cada uno de los gendarmes que formaron parte de la represión del 1 de agosto de 2017. Para el 16 de agosto ya tenía su veredicto. Ese día instalaba en el Senado la idea de que Maldonado pertenecía a la RAM.

Ahora se sabe que el propio Estado, de la mano de Noceti y la conducción de la GNA (Gerardo Otero) hicieron todo para encubrir. Hubo un plan de “mentira planificada” puesto al servicio de la impunidad que le permitió a Bullrich construir “su verdad”. Pero hay otra verdad histórica que empieza a develarse. 

Comentarios

Comentarios

Avatar

Sebastián Premici

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Autor del libro De patrones y peones. Los aliados esclavistas de Mauricio Macri. Colabora en Página/12 y formó parte de Radio Nacional.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 28/09/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto