Paro nacional docente por el ajuste y la represión en Chubut

Compartir

La brutal represión a padres, alumnos y docentes justo el día en que Argentina pasó a los octavos de final del Mundial puso al descubierto la profunda crisis de Chubut. En respuesta, los gremios docentes llamaron a un paro nacional para el próximo martes en reclamo de paritarias. No es la primera vez que la policía al mando del gobernador Arcioni muestra su carácter violento, ya que el pueblo mapuche había sido brutalmente atacado varias veces. Crónica de un ajuste salvaje.

La provincia de Chubut está en llamas y para el gobierno provincial la única salida es la represión. Los trabajadores están en las calles y son las fuerzas represivas las que -por ahora- sostienen las políticas de Mariano Arcioni, un gobernador sumido en el caos económico y el descontento social.

El martes, después del partido que Argentina le ganó a Nigeria, y a 99 días de la instalación de la carpa de los maestros, un escuadrón de Infantería intentó “desalojar” a un grupo de docentes, padres y estudiantes que permanecían en las afueras de la Casa de Gobierno bajo la excusa de que habían “encendido fuego” -lo hicieron para calentarse porque en ese momento la temperatura era de 0 grados- y los reprimió con balas de goma, gas pimienta y perros adiestrados.

En el despacho del gobernador Mariano Arcioni estaban los representantes gremiales de los docentes recibiendo la escasa propuesta de aumento salarial que no llegaba al 12 por ciento: 750 pesos a incorporar al salario básico a partir del mes de julio, más otros 250 a partir del mes de septiembre. Una oferta que no se adapta ni de cerca a los números que marca la inflación.

Imputan a policía de Chubut por “tentativa de homicidio agravado” contra una mapuche

La represión terminó con maestras y maestros golpeados, otros con contusiones y problemas respiratorios a causa de los gases. En ese marco el gobierno provincial pidió un cuarto intermedio y este miércoles la Confederación de los Trabajadores de la Educación (Ctera) anunció un paro nacional docente para el próximo martes en reclamo de paritarias y en protesta “contra la represión en Chubut”.

“Estamos viviendo un ajuste salvaje con un gobernador que aplica la misma receta que el gobierno nacional. Hace más de un año que los trabajadores estatales tenemos congelados nuestros salarios y sin convocatorias paritarias hasta una semana atrás”, dijo a Nuestras Voces Tomás Montenegro, secretario general de la CTA y secretario de organización de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut que el martes sufrió la represión policial.

“Fue una situación espantosa. Tuvimos que contener a las compañeras, soportar golpes, corridas cuando estábamos esperando pacíficamente que se conocieran los resultados de la reunión paritaria”, contó Montenegro.

Los docentes chubutenses están en la octava semana de paro, que pasó de medidas progresivas en mayo a un paro por tiempo indeterminado. Este miércoles resolvieron continuar con el paro -en principio- hasta el martes próximo. A la vez continuarán con las tomas de edificios públicos de educación a lo largo y ancho de la provincia. En Puerto Madryn permanece tomada pacíficamente una sede administrativa y en Rawson están ocupando el Ministerio de Educación.

Jones Huala, entre la desnutrición y el amor de madres

Al borde del estallido

La situación que se vive en la provincia patagónica es de total descalabro económico. Con una deuda que asciende a los 650 millones de dólares, el gobernador Mariano Arcioni (sucesor del fallecido Mario Das Neves) lanzó un brutal ajuste y una campaña para derogar la ley que prohíbe la megaminería contaminante con el falso argumento de que esto posibilitaría una salida a la crisis.

En el mes de marzo los gremios estatales se unieron y formaron la Mesa de Unidad Sindical que redactó un petitorio de cinco puntos en el que coinciden los reclamos de todos los sectores: pago escalonado de salarios, reorganización de la obra social, reinstauración del TEG (Transporte Escolar Gratuito), derogación y anulación de dos decretos provinciales de ajuste, apertura de paritarias.

En el sector de la Salud también se encuentran en una lucha intensa. La Interhospitalaria reclama por las paritarias, el pase a planta de los precarizados y contra la reforma privatista que es la Cobertura Universal de Salud.

Al día de hoy son más de diez las ocupaciones de establecimientos públicos. Al Ministerio de Educación (Rawson) se suman el Área Programática de Salud, la Supervisión y Dirección de Escuelas, Bosques y Manejo de Fuegos, Corfo y Vialidad (Esquel), la Supervisión y Dirección de Escuelas (Trelew), la Delegación Administrativa del Ministerio de Educación y el Área Programática de Salud (Puerto Madryn). Otras dependencias de salud y educación fueron también ocupadas en Lago Puelo, Sarmiento y Comodoro Rivadavia.

Ajuste federal de la educación: escuelas sin agua y clases en galpones

Con temperaturas que todos los días son bajo cero se multiplican los acampes y las ollas populares de las trabajadoras y trabajadores que permanecen en las puertas de los dependencias públicas. Los estudiantes apoyan con sentadas en los colegios y gran parte de los habitantes de la provincia están a favor de estas medidas.

En este contexto, el último informe del INDEC arrojó que hay 12 mil chubutenses desempleados: 8 de los cuales mil viven en el área de Trelew-Rawson y los otros 4 mil en Comodoro-Rada Tilly. Además hay otras 16 mil personas (11 mil en el Valle y 5 mil en el sur) que tiene problemas de empleo. Es decir, son ocupados demandantes (tienen un empleo pero buscan otro porque no les alcanza) o directamente son subocupados (trabajan menos de lo que quisieran). En esa lista los más perjudicados son los jóvenes donde 1 de cada 3 no tiene trabajo.

Chubut es una provincia rica en petróleo, recursos marinos y turismo pero el Estado acumuló un déficit insostenible que la llevó a un proceso de ajuste y la paralizó: con sueldos congelados hace un año, pagos escalonados y un sinfín de penurias, los empleados públicos encaran una protesta con paros y acampes que ya supera los 100 días.

“Hemos presentado un proyecto de ley para que los sectores que más ganan, que son los que históricamente han ganado, paguen lo que corresponde. El sector petrolero, el pesquero, los grandes terratenientes, la minería, ellos se llevan todo y el gobierno provincial sigue en la inacción y defendiendo sus intereses en lugar de los del pueblo”, sostuvo Montenegro.    

El gobierno de Arcioni se ha valido de la represión para enfrentar las protestas con una policía que también reclama aumentos salariales y a la que le prometieron “un aumento considerable”. Los medios de comunicación más importantes de la provincia cumplen con el blindaje mediático a cambio de una pauta jugosa para tapar, por ejemplo, la represión del martes y dibujarla como “incidentes”.

El aire está tenso en Chubut. Se siente en las calles el descontento de las trabajadoras y trabajadores que no pueden escuchar más promesas o propuestas ridículas de aumento salariales. La provincia es hoy un volcán en actividad que en cualquier momento puede entrar en erupción.

Comentarios

Comentarios

Ulises Rodríguez

Ulises Rodríguez

Periodista y locutor. Especializado en temáticas culturales, escribió en Anfibia, Infobae y la Revista Acción. Formó parte de Infonews y realizó publicaciones en Escribiendocine.

Hacé tu anotación Sin anotaciones