Tonelli vs. Planeta: último round

Compartir

El novio de la vicepresidenta Gabriela Michetti insultó al Editor General de Planeta por no publicar su libro. Lo que no contó es que el motivo de rechazo son los 3 millones “en negro” que puso para publicitar la obra y blanquear su imagen.

img_0472
Foto: Joaquín Salguero

Juan Martin Tonelli Banfi, lanzó su libro con el pie izquierdo. Frente a su novia, la vicepresidenta Gabriela Michetti, y a Federico Pinedo, inesperado promotor de la obra, un Tonelli enfurecido cargó contra el “hijo de puta” de Ignacio Iraola, el Editor General de Editorial Planeta, que había rechazado su libro obligándolo a buscar otra editorial.

Tal vez esa no fue la estrategia de marketing y ventas mas inteligente para un escritor que se presenta “zen” y que, en definitiva, buscaba blanquear su imagen en los medios luego de varias denuncias, a través de un libro de autoayuda. Una vez más la pareja Tonelli-Michetti logró llamar la atención sobre sus trapos sucios: el ofuscado Tonelli oculta que uno de los principales motivos por los que Editorial Planeta decidió no publicar su texto fue que la pareja presidencial quería “poner su marketing”, es decir, pagar la campaña publicitaria del libro sin importar el nulo potencial de ventas. Y en lo que va del lanzamiento, esa campaña se calcula en unos 3 millones de pesos, una cifra injustificable.

La violencia verbal ejercida por Tonelli dio lugar a un fuerte repudio por parte de escritores, periodistas, políticos y artistas de diversas ideologías, que apoyaron a Iraola en una carta pública. El novio de Michetti tuvo que salir a pedir disculpas a través de un comunicado que parecía más una autojustificación que un arrepentimiento, en el que alegó que se encontraba entre “familiares y amigos”, en un “entorno descontracturado” y que insultó al editor en “tono risueño”.

La vapuleada imagen de Tonelli viene sufriendo denuncias que lo acusan de ser contratista del gobierno porteño desde el inicio de su relación con Michetti. Su empresa Tough Match SRL cobró millones del erario publico por organizar catas de vino en hoteles 5 estrellas y ferias gourmet, y eso sin contar el dinero recibido en calidad de pauta publicitaria para la revista “Joy” de placeres nocturnos. Por esa razón, presentarse en los medios como un gurú, un filosofo, un coach espiritual o un maestro de autoayuda era su intento por limpiar su imagen y asociarla con la onda espiritual y “new age”.

La primera tirada de su libro lleva vendidos 150 ejemplares, a 269$ cada uno, pero Juan Tonelli no escatimó en inversión publicitaria: especialistas estimaron la desproporcionada campaña gráfica de vía pública que adorna las calles porteñas en 3 millones de pesos. Esta movida incluye módulos de vía publica en paradas de buses, cartelería gigante (sextuples), publicidad en subtes (grande), publicidad en revistas, PNT (publicidad no tradicional, notas pagas) en radio y gráfica, además de las notas gestionadas en lo aparato de medios afines a Cambiemos. Ser “el novio de Michetti” tiene sus beneficios, pero también sus “contras”. Tonelli está hoy en la mira de la justicia por ser quien supuestamente le prestara a Michetti los 50 mil dólares que robaron de su casa. Y también por ser quien llevó “el sobre” con casi 200 mil pesos, que también fueron robados el 22 de noviembre pasado, dinero que supuestamente era de la Fundación Suma, y que Michetti, contradictoriamente a lo que declaró su novio, contó que lo había ido juntando “de a puchitos”. Es decir que todo el dinero de dudoso origen que le fuera sustraído a la vicepresidenta tuvo su origen en Tonelli.

Tonelli se debate entre encuentros de oración –en uno conoció a Michetti- y catas de vino en hoteles 5 estrellas. Es el novio de la vicepresidenta y según ella, es él quién no quiere convivir. Tonelli se resiste a abandonar su estilo de vida y le huye al casamiento, tal vez por esa razón Michetti, a 6 años de originado el idilio, aún se niega a darle la llave de su casa, según se desprende de las testimoniales del robo. Tonelli continúa viviendo en su departamento de soltero y reparte sus días entre su trabajo al frente de Capemvel (la cámara de medicamentos de venta libre) y sus videos en vivo desde su pagina de Facebook. Allí imposta la voz para brindarle consejos amorosos a cuarentonas solteronas. En sus entrevistas promocionando el libro, no perdió oportunidad para “chapar” con su noviazgo vicepresidencial. Mientras, Michetti insiste en su imagen de política limpia e impoluta.

“Nunca me imaginé que me iba a separar y a terminar con una mujer en silla de ruedas” es la romántica forma en la que Tonelli se refiere a su relación con Michetti, la mujer cuya cercanía catapultó los negocios de este “gurú” y lo hizo “Poder Ser”. Aunque a veces parece más interesado en Ser el Poder.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones


NuestrasVoces.com.ar 2017 - Todos los derechos reservados - Contacto