A Cambiemos se le cae Córdoba

Compartir

La provincia que le supo dar la victoria a Mauricio Macri, Córdoba, hoy se encuentra envuelta en un dilema de internas. A pocos días de celebrar una elección para definir sus candidatos encuentra a la UCR cordobesa enfrentada y con sectores que pretenden despegarse de Cambiemos.

Con la provincia de La Pampa, como papel testigo, que supo separarse de Cambiemos en sus propias elecciones, los cordobeses se debaten si se celebrarán las elecciones para elegir, dentro del partido, los representantes provinciales y municipales. Como dejó claro un histórico de la UCR, Juan Manuel Casella, en comunicación con el Destape Radio, “Hoy ir con Macri en una boleta es una complicación”. Esta postura la reflejan vario líderes del partido.

Lejos en el tiempo quedó aquella reunión en Concordia donde el radicalismo en congreso optó por acompañar al macrismo y hoy se da cuenta que de nada le sirvió para que el partido centenario le asegure una gobernabilidad en país, sino que todo lo contrario, solo provocó que la UCR esté a las sombras del PRO. Por un lado está Mario Negri, el presidente del interbloque de Cambiemos en Córdoba que acusa  que quieren expulsarlo del partido, ya que aspira con ser candidato a la gobernación de la provincia mediterránea, y que desde el sector de Mestre se está trabajando para sacarlo de carrera.

En otro sector está Luis Juez que busca cancelar la interna alegando que no hay un tiempo prudencial para realizar los comicios lo que no da garantías de que sean unas elecciones transparentes. Córdoba es una provincia que no tiene PASO y se espera que las elecciones internas se den este 17 de marzo pero en Balcarce 50 están intranquilos ya que esto provoca una crisis en el liderazgo de Macri en la provincia serrana. El oficialismo nacional lleva varios meses mediando entre Mestre y Negri, ambos líderes radicales, y dándole apoyo al segundo para que se enfrente al representante peronista de córdoba Juan Schiaretti.

Córdoba será la caja de resonancia de la UCR donde empezará el verdadero cambio, el de darse cuenta que este partido, de origen popular, ya no puede estar más atado a los funcionarios neoliberales que le hicieron perder la poca esencia que les quedaba del yrigoyenismo. El PRO uso al radicalismo para ganar elecciones por su estructura política y la envenena tanto que hoy comienza a poner en duda el liderazgo de Macri en las provincias donde el radicalismo es fuerte. ¿Esto puede ser el comienzo, de un proceso lento, de la caída política del macrismo?

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones