Adelante radicales

Compartir

Canjeando restos de prestigio por míseros puestos, esquivando probables pases de facturas, rindiéndose al poder irresistible del dinero en pos de asegurar sus existencias o simplemente por las migajas que los PROcesistas quieran tirarles, lo cierto es que la conducción formal de la UCR no vaciló en colocar los restos de su alfombra roja y estructura partidaria al servicio de quienes ni los quieren ni los consideran. En la desdorosa deliberación de Diputados del reciente 27 de febrero, Mario Negri, radical tan Cambiado como desmemoriado, pronunció en tono brioso, de queja, exaltado, dirigiéndose  una cantidad de tonterías sólo comparables a su desvergüenza.

Mis escritos nunca fueron ni serán imparciales ni objetivos, todo lo contrario, son tercos, intransigentes y están únicamente guiados por los colores Celeste y Blanco excluyendo cualquier otro, y, dentro de los mismos, abro un inmenso abanico de posibilidades sin -ni siquiera- intentar generalizar a quienes aludiré, porque cómo en todo ámbito de la vida, hay hombres y mujeres buenos, regulares y malos, sin que esto signifique una calificación sino una adjetivación.

No todos los policías son inclementes, no todos los jueces son corruptos, no todos los médicos le pifian a los diagnósticos, y no todos los radicales están cortados por la misma tijera ni deben ser medidos por la misma vara, puesto que hemos contado, tanto en el pasado como en la actualidad, con más de un digno exponente de tal tendencia. Así que, al repasar estas líneas, caigo en la cuenta que muchos de mis contactos podrían tal vez haberse calzado en alguna ocasión una boina blanca…. Inclúyanse dentro de las excepciones (y las desilusiones).

Entre 1916 y 1930, la UCR dominó la escena política argentina encarnada por Hipólito Yrigoyen y Marcelo Torcuato de Alvear, debiendo hacerse la salvedad que el seis de setiembre de 1930 el generalote José Félix Uriburu derroca a Yrigoyen abriendo así las puertas a sucesivos golpes militares en el país. Como una especie de adelantados en esto de brindar justicia exprés, a sólo tres días de la asonada, la Corte Suprema de (In)Justicia legitima la situación, con la particularidad de ser refrendado tal acto por el Procurador General de la Nación, a la sazón, ¡¡¡Horacio Rodríguez Larreta!!!, tío abuelo del actual terrateniente de la CABA.

Durante los primeros años de la etapa radical hubo recesión y rebaja del salario real, así como también se registraron las mayores masacres obreras de la historia argentina, encarnadas por los hechos conocidos como La Semana Trágica, -en 1919-, que incluyó la única matanza de judíos (pogrom) registrada en América. Al conflicto suscitado en dicho año por los obreros de los Talleres Metalúrgicos Vasena, le siguieron los sucesos represivos desatados en enero de 1921 en Santa Cruz, a manos de tropas comandadas por el teniente coronel Héctor Benigno Varela, a raíz de una prolongada huelga que Varela sofocó a sangre y fuego dejando decenas de huelguistas fusilados, heridos y desterrados.

Miguel Ángel Zabala Ortiz fue un abogado que durante la administración constitucional (con severas proscripciones, luego derrocado) de Arturo H. Illía, cumplió funciones durante tres años como Canciller de la Nación, debiendo hacerse la pequeña salvedad de su selecta participación durante el amago de Golpe de Estado de 1951. Años más tarde, durante el bombardeo sedicioso a Plaza de Mayo, que dejó como saldo unos 375 muertos y miles de heridos, encabezó un “Comando Civil” para luego huir hacia Uruguay y “asilarse políticamente”.

El quince de abril de 1953, El Jefe, El Ingeniero y El Ayudante, durante un discurso del General Perón, hicieron detonar una bomba en la estación Plaza de Mayo de la línea A. Curiosamente, El Jefe, resultó ser Enrique Mathov, padre de quien fuera, en el gobierno inconcluso de Fernando de la Rúa, Secretario de Seguridad y uno de los responsables de las matanzas durante la represión de 2001 (condenado en 2016 a cuatro años y nueve meses de prisión), acotando que en 2019 solicitó la revocación de su condena.

El Ingeniero, -Roque Carranza-, por esas volteretas del destino, fue luego, durante la administración inconclusa de Arturo H. Illía, Secretario General del Consejo Nacional de Desarrollo (CONADE) y posteriormente, durante la gestión truncada de Raúl Alfonsín, ocupó las carteras de Obras Públicas y Defensa. Insólitamente, en diciembre de 1987, las autoridades de Subterráneos de Buenos Aires cambian el nombre de General Savio de la línea D por el de… Roque Carranza.

En 1958, el dictador Pedro E. Aramburu llama a elecciones; Arturo Frondizi logró el apoyo del peronismo y se alza con las mismas. Pese a algunos aspectos positivos de su gestión, a mediados de 1961, a raíz del crecimiento del costo de vida, con la natural oposición sindical, debe implementar lo que se conoció como Plan Conintes, (Conmoción Interna del Estado). En base a que el peronismo gana (en 1962) cuatro provincias, Frondizi decide intervenirlas, tras lo cual es destituido por un golpe militar.

Luego de la expulsión de Frondizi, Julio Oyhanarte, ministro de la Corte logra instalar a José María Guido, radical intransigente, quien tras 19 meses de ejercer una parodia de gobierno, y fuertemente arrinconado por los militares renuncia y convoca a elecciones. Tal lo dicho anteriormente, su sucesor, Arturo H. Illía arriba al gobierno en comicios fuertemente controlados por los militares. Si bien sus adeptos destacan su recato y honradez, el historiador radical Félix Luna lo consideraba “ajeno a la temática contemporánea”.

Asumiendo cruelmente el gobierno Juan Carlos Onganía, fueron incontables los funcionarios de origen radical que cumplieron funciones en las administraciones tanto nacionales, provinciales o municipales, conquistando, dentro de dicho esquema el estratégico Ministerio de Justicia el notorio dirigente radical Carlos Alconada Aramburu. La ocupación de puestos se reiteraría durante la irrupción de Jorge Videla y sus continuadores.

Si bien debe reconocerse que la transición democrática a cargo de Raúl Alfonsín (al que respeto), el primer presidente surgido luego de los años de dictadura no fue fácil ni sencilla, y como producto de un untado movimiento de pinzas entre diversos actores de la sociedad, tuvo que dejar anticipadamente su cargo a manos de quien iniciaría la segunda Década Infame de la historia, Carlos Saúl Menem.

Es demasiado reciente y está muy fresco en la memoria el engendro denominado Alianza, razón por la cual sólo me limitaré a expresar que la abulia, apatía, ineficacia e incomprensión de la realidad de Fernando de la Rúa, (absuelto terrenalmente) lograron que de su mandato de cuatro años, apenas transcurridos un par de ellos, debiera escaparse por los aires dejando tras de sí un país regado de muertos, heridos, empresas quebradas, ahorros atrapados, clubes de trueque, festivales de cuasi monedas y un Estado al borde de la disolución.

Canjeando restos de prestigio por míseros puestos, extasiados por la posibilidad de rondar los interiores de Balcarce 50, esquivando probables pases de facturas, (denominados ahora carpetazos), rindiéndose al poder irresistible (para muchos) de abultadas billeteras, en pos de asegurar sus existencias y las de varias generaciones de sucesores, o simplemente por intentar reivindicaciones desde las migajas que los PROcesistas quieran tirarles, lo cierto es que la conducción formal de la UCR no vaciló en colocar los restos de su alfombra roja y estructura partidaria al servicio de quienes ni los quieren ni los consideran, ya que simple y astutamente tomaron aquello de su apetito aislando al resto como esos pequeños adminículos que impiden la reproducción humana (condones bah..).

En la desdorosa deliberación de la Cámara de Diputados del reciente 27 de febrero Mario Negri, tácitamente radical tan Cambiado como desmemoriado, pronunció a viva voz, en tono brioso, de queja, exaltado, dirigiéndose a la bancada del Frente de Todos una cantidad de pelotudeces sólo comparables a su desvergüenza. En un momento defendió “Nuestra gestión”… ¿Nuestra gestión? ¿Negri, de qué gestión hablás? ¿Ustedes –incluyéndote- creen de verdad que son tenidos en cuenta para algo?, ¿sos consciente que no forman parte de las decisiones que otros cocinan y que vos y los tuyos sólo están para llegar a un número de esbirros que garantice (o no) el quorum, tal como ocurriera durante el tratamiento de la reforma jubilatoria hacia los jueces donde huyeron sin debatir. Mención especial para las intervenciones de los diputados Darío Martínez, Leopoldo Moreau y Rodolfo Tailhade.

Negri… en caso que lo creas, ¿te enorgullece pertenecer a un régimen que cuenta en sus filas a tipos como Oscar Aguad (recordás los sesenta millones de pesos/dólares durante su intervención en Corrientes como representante de la Alianza, el desguace de la Ley de Medios y la muerte de los 44 submarinistas? ¿Te jactas de codearte con Gerardo Morales (degenerado encarcelador de Milagro) y Horacio R. Larreta, Secretario de Desarrollo Social el primero e Interventor el segundo en PAMI, justo justo cuando el Dr. Rene Favaloro toma la decisión de suicidarse ahogado por las deudas que con él tenía el organismo?, ¿Recordás que María Eugenia Vidal era asesora de Larreta y que ante el rechazo del médico a entregar “retornos” le soltaron “Vamos a ver ahora cómo le pagás a tus acreedores? ¿Olvidaste que Cecilia Felgueras (radical) también intervino el organismo, ¿No los avergüenza el “faltazo” que pegaron (el año pasado) a la Comisión de Seguimiento de Libertad de Expresión durante la exposición del Juez Federal Alejo Ramos Padilla?, ¿Qué notás frente a la venenosa e incalificable Elisa Carrió (que no está loca)?

La lista sería enorme, tan sólo voy a retomar el tema del 19 y 20 de diciembre de 2001, donde USTEDES, sí, USTEDES, tuvieron que dejar una vez más un gobierno envueltos en su eterna incapacidad e inutilidad para honrar tal cargo, sólo que esa vez, también una vez más, lo hicieron dejando un país regado de muertos, heridos y discapacitados.

Menuda tarea le espera al médico legista o al patólogo que deba realizar la autopsia al momento de serles presentado el cadáver en que ustedes han convertido a la UCR.

 

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 26/09/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto