Carta abierta a la señora María Eugenia Vidal

Compartir

Ante un nuevo ofrecimiento de la Gobernadora María Eugenia Vidal, a los docentes de la provincia de Buenos Aires, uno de ellos , le escribe esta carta.

Por sexta vez usted, en calidad del puesto que ocupa, ofreció el 15% en tres tramos a los docentes de la provincia de Buenos Aires. Esta vez los alumnos no estuvieron de “rehén”, como suele reprochar, ya que no hubo paro mientras se negociaba. Sin embargo sigue ofreciendo a los docentes un aumento miserable.

A esto hay que sumar que aún no confirmó nada oficialmente sobre la reapertura del bachillerato de adultos, que deja afuera de la educación a miles de personas, que les cercena sus sueños y sus posibilidades de progreso como si fueran objetos descartables. No sólo se cierran cursos sin abrir nuevos ni construir nuevas escuelas, sino que no se reciben ni libros ni netbooks ni ningún material educativo y tecnológico para mejorar la educación integral de nuestros alumnos.

Ni yo ni mis compañeros/as vamos a trabajar en un helicóptero Sra Gobernadora que me paga, como a usted, el Estado. La nafta aumentó casi el mismo porcentaje que usted ofrece este año y el transporte público también. Y sólo estamos en abril…

Tampoco vivimos en una residencia del “Estado” . Muchos pagamos alquiler o la cuota de un préstamo hipotecario para tener un lugar donde habitar. La factura de la luz y el gas aumentaron un promedio del 2000% estos últimos dos años. Y si no la pagamos la empresa no espera las negociaciones. Vienen y cortan el servicio. Los alimentos tampoco paran de aumentar.

Si hablamos de presentismo Sra. Gobernadora Vidal le pido que si existe abuso y licencias “truchas” implemente el castigo que corresponda. Pero no intente “premiar” con una zanahoria engañosa enfrente de nuestras narices a costa de la salud nuestra o de nuestros familiares. ¿Pretende mejorar la educación con profesores o maestros que, por no resignar una parte de su sueldo, vayan a trabajar en cualquier condición o estado de salud? ¿Que se paren frente a un aula con gripe o fiebre y contagien a sus alumnos para “ganar un peso más”? A muchos trabajadores de la educación no les “sobra” la plata y gracias a su “modalidad de premiar la asistencia” es un “lujo” ausentarse aunque estemos enfermos.

Humildemente creo y considero que nos denigra, nos subestima y no valora nuestro trabajo. Si quiere una provincia “grande” empiece por invertir en educación. Porque ningún pueblo puede crecer si es ignorante. La educación es lo único que hace libres y grandes a los pueblos.

Mandá tu nota

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones