Carta abierta de un argentino en Brasil

Compartir

El neoliberalismo sudaca viene para vender a precio de banana las empresas privadas y del estado al oportunista extranjero, y por sobre todas las cosas para que los empresarios cierren sus puertas o paguen impuestos que se evaporarán en la deuda externa, es decir, para que sus esfuerzos ayuden a economías foráneas que compiten con ellos. Esta es la finalidad de las persecuciones judiciales de Comodoro Py, desmantelar la burguesía industrial nacional y dejarnos en mano de pocos latifundistas embrutecidos en su alucinación neocolonial.

Mi nombre es Guillermo Gómez vivo en Brasil, en Salvador, Bahía y escribo como columnista en BRASIL247.

Espero que en las próximas elecciones los argentinos entiendan lo indispensable, lo fundamental al votar por el retorno de la soberanía nacional.

El universo cultural de Marcelo Tinelli es muy constreñido y nebuloso, pero dijo algo que nos puede llevar a una reflexión más amplia, expresó que tanto Macri, como Cristina, tienen picado el boleto.

Lo interesante es mostrar que quien le picó el boleto a Cristina Kirchner son los tentáculos de Macri, los servicios de inteligencia de la guerra comercial y un juez pro USA, y claro el diario líder en la dictadura militar ‘’Clarín’’.

Es decir, que fueron las prolongaciones de Macri quienes ensuciaron el nombre de Cristina, mientras que a Macri se lo vienen picando al boleto diferente jueces y con múltiples causas que nada tienen que ver con los designios u operaciones de los Kirchner.

Para Macri la política no tiene un sentido nacional, es un negocio más, por eso se dedicó junto con el padre al contrabando o a despachar dinero de los impuestos para paraísos fiscales en Panamá. Por eso hizo alianzas con los fondos buitres y abultadas promesas en Washington.

Pero la pregunta es ¿Por qué lo apoyó parte de un sector de la industria y del comercio? Esto sucede porque a los empresarios los ciegan y los atolondran con una visión rastrera, casi pendenciera, donde les hacen creer que todos sus problemas económicos están por los altos costos emanados de los derechos laborales.

Pero en realidad el neoliberalismo monetarista viene para arrasar el mercado interno y al capitalismo nacional.

El neoliberalismo sudaca viene para vender a precio de banana las empresas privadas y del estado al oportunista extranjero, y por sobre todas las cosas para que los empresarios cierren sus puertas o paguen impuestos que se evaporarán en la deuda externa, es decir, para que sus esfuerzos ayuden a economías foráneas que compiten con ellos.

Esta es la finalidad de las persecuciones judiciales de Comodoro Py, desmantelar la burguesía industrial nacional y dejarnos en mano de pocos latifundistas embrutecidos en su alucinación neocolonial.

Tanto Massa, como Lavagna o Vidal son tentáculos de Héctor Magnetto, no se les puede confiar el timón del país. La gravedad de la situación no es para tibios, ni para oportunistas de última hora.

El enemigo es grande, porque está siendo usado Comodoro Py como un instrumento de persecución política, siguen con la arcaica doctrina de la dictadura militar creyendo que con persecución y con el recelo a ser presos los de la oposición ellos se podrán perpetuarán en el poder.

Pero le estamos achicando la soga al perro y más tarde o más tempranos tenemos que hacer regresar la soberanía nacional.

Los usurpadores tendrán que devolver lo robado a las constructoras nacionales y por sobre todo tenemos que llevar a Centeno al Congreso para que nos cuente como se montó la farsa de las fotocopias de los cuadernos.

También tenemos que sacar a parte de nuestra clase media de su ostracismo intelectual, porque ha quedado remedando sin razonar frases inventadas por los mercenarios de la manipulación.

Los falsos periodistas les incendiaron la imaginación a los desorientados con odios viscerales para con sus mismos compatriotas, y como buenos descendientes de la esclavitud siempre contra los más vulnerables del sistema, y todo el circo fue para instalarle la bicicleta financiera en el país, mientras ellos insultaban a los más necesitados. Los cretinos y los deshonestos del saqueo deben estar todavía dando carcajadas.

Guillermo César Gómez
https://www.brasil247.com/author/Guillermo+Gomez

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 25/09/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto