Cuarentena en los barrios

Compartir

Los merenderos, las ollas populares y las viandas de comida hechas por los propios vecinos sostienen el delicado equilibrio de la cuarentena en las zonas vulnerables de La Matanza. La solidaridad del pobre.

Hoy estuve en un merendero de Villa San Alberto en La Matanza, zona vulnerable y económicamente sostenida con trabajo informal. Los vecinos respetan distancia, usan barbijos y están conscientes del peligro del COVID 19. Los merenderos, las ollas populares y las viandas de comida hechas por los propios vecinos sostienen el delicado equilibrio de la cuarentena en las zonas Vulnerables de La Matanza. La solidaridad del pobre.

El comercio de artículos de limpieza y alimento de mascotas en las casas es una herramienta indispensable para generar un ingreso económico que en casi ninguno de los casos supera la canasta básica. Pude hablar con un hombre que anda en su bici podando árboles, me contó que sin el fiado del almacenero del barrio no podría vivir, me dijo además que ni bien consigue unos pesos lo primero que hace es achicar la cuenta del fiado. Dice: La policía se copa, sabe que estoy ganándome el mango y tengo todo, barbijo, guantes, alcohol..

Ofrece la poda de árboles por $300 cada uno… hace 2 por quinientos.. En las zonas de clase media de La Matanza, San Justo, Luzuriaga, su trabajo genera rechazo, es ignorado e incluso maltratado. No le importa. Donde la gente es más amable es en las zonas de clase baja y baja-baja, allí su trabajo es valorado y algunos días hace $800, aunque otros días no hace ni un peso.. San Nicolás, Villa Constructora, Manzanares es donde más trabaja.

Le pregunto porqué cree que en las zonas «más chetas» de La Matanza , San Justo Centro, Villa Luzuriaga y Ramos Mejía no lo quieren e ignoran su trabajo, y me dice:

Es que soy bastante negro y no hablo muy bien… Se ríe.

Esta Pandemia dejó en claro varios aspectos a tener en cuenta, algunos incluso son casi mitos de propagandas de televisión…

La solidaridad está segmentada por clases sociales. Por eso en las propagandas de tv todos tienen celu y wifi y casas lindas y gas natural para aprender a cocinar, en el barrio, una garrafa cuesta $500..

Tengamos la seguridad que no vamos a ver publicidades de vecinos pelando verduras para hacer ollas populares, o de vecinos horneando pan en sus casas para llevar a los merenderos y los comedores comunitarios. Tampoco nos van a mostrar en propagandas a los socios del Club Liniers horneando pan para llevar a los merenderos y a los comedores. No, esas imágenes no las vamos a ver, las vemos sólo los que vivimos en zonas vulnerables.

Eso sí, si los pibes del Brown se pelean con los de Chicago van a dedicarles carillas completas en los diarios y minutos en los noticieros porque eso les interesa mostrar de los barrios pobres.

Nos leemos.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 15/08/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto