El fútbol sera mixto o no será

Compartir

Me siento a escribir esta nota después de horas de leer en distintas redes sociales a hombres, en su gran mayoría, indignados por la noticia de la incorporación de una chica trans a la Liga femenina de fútbol argentino. Es increíble, a mi parecer, que en el año 2020 nos estemos preguntando si quien se percibe mujer puede o no jugar con mujeres y no me llama la atención que no sean las mujeres jugadoras y futuras compañeras y rivales de Mara Gomez quienes pongan el grito en cielo por esta acción.

Presumo que ya la lectura del título genera en algunos (si, algunos con o) la incomodidad de quien percibe que el lugar de confort en el cual habitaba se ve por un momento movilizado.

Me siento a escribir esta nota después de horas de leer en distintas redes sociales a hombres, en su gran mayoría, indignados por la noticia de la incorporación de una chica trans a la Liga femenina de fútbol argentino. Es increíble, a mi parecer, que en el año 2020 nos estemos preguntando si quien se percibe mujer puede o no jugar con mujeres y no me llama la atención que no sean las mujeres jugadoras y futuras compañeras y rivales de Mara Gomez quienes pongan el grito en cielo por esta acción.

La respuesta a esta aceptación inmediata por parte de las compañeras, es que las mujeres que hoy practican este deporte lo han hecho con varones desde muy chicas porque los clubes hasta hace poquísimo tiempo no tenían futbol para niñas pequeñas (y muchos aun no lo tienen).

Vamos a lo concreto para ir desandando los argumentos para negar que las mujeres podríamos jugar en igualdad de condiciones con los varones en un tiempito más:

1. La cuestión genética: En el fútbol prevalece la cualidad física de la agilidad, una capacidad física mezcla de coordinación inter e intramuscular, capacidad de reacción, equilibrio, saltabilidad y hasta de flexibilidad. Esta gran cualidad física no es patrimonio de los nacidos con el gen xy, hay excesivos estudios, pruebas y demostraciones de que mujeres y varones son ágiles por igual…solo hay que entrenarlos y nacer con un poco de talento obvio. Cuando alguien argumenta que los hombres son mejores en fútbol porque son más rápidos y fuertes les digo que googlen como le fue a Usain Bolt, el hombre más rápido de la tierra, en el futbol. Imaginemos invitar a jugar al hombre más fuerte…

2. Ninguna mujer podría ganarle a Messi: Y no, tampoco un hombre. Y no cualquier masculino le ganaría a Rapinoe en un picado. Por eso no comparemos peras con manzanas.

3. Las competencias mixtas ¨desfeminizan¨ a las mujeres: Este argumento ya no se oye
tanto para el fútbol pero es habitual para otros deportes como el levantamiento de pesas por ejemplo. Mi respuesta y la de Claudio Tamburrini en su libro ¿La mano de Dios? es: ¿No deberíamos dejar que las mujeres decidan? Dentro de este argumento, también, hay quienes dicen que ¨jugar con varones será peligroso para las mujeres¨ y la respuesta sigue siendo la misma: ¿No deberíamos dejar que las mujeres decidan? No olvidemos que una de las reglas del machismo es que Ellos deciden sobre qué es mejor para Ellas… como si Ellas no lo supieran.

4. La selección femenina de fútbol de EEUU perdió frente a un equipo de sub 15 masculino: Este jamás puede ser un argumento válido para desestimar la capacidad de las mujeres para el fútbol, porque con el mismo criterio deberíamos decir que Argentina jamás podrá ser mejor que Alemania por haber perdido la final del Mundial 2014. Vamos, un partido o varios incluso no definen la capacidad futura, quizás definan la presente pero si miramos hacia atrás y dónde estaba el fútbol femenino hace 10 años y donde está ahora nos da una gran perspectiva de lo que vendrá.

5. Ninguna mujer podrá ganar en fútbol lo mismo que un hombre ¿Ah no? Si se tiene en cuenta que el negocio deportivo futbolístico podría vender 50% más de lo que vende ahora en términos de entradas, televisación, indumentaria, etc. ¿no lo va a hacer? ¿Solo porque las jugadoras sean mujeres? Repito, tiempo al tiempo. ¿Qué es lo que falta entonces para que al fin no haya diferencias entre hombres, mujeres, no binaries, etc?

Falta en primera medida, Políticas de Estado que conduzcan a la igualdad de derechos en todos los sentidos, no solo a la posibilidad de tener recursos y proyectos para el fútbol femenino, sino también para visibilizar y resolver problemáticas que de otra manera no pueden dejarse en manos de privados o del mercado.

En segunda medida: Tiempo, quienes no nacimos varones no nos han regalado una pelota al nacer o nos han inscripto como socias en un club de fútbol, quienes no nacen varón hoy quizás tengan más posibilidades de que los Reyes traigan un balón en vez de muñeca, quienes no nacen varón hoy, quizás tengan la posibilidad de tener cerca un club social con fútbol femenino o mixto o que en la plaza sus amigas se junten para un picadito, que haya tantas entrenadoras como entrenadores en cada club y que puedan dedicarse profesionalmente si lo desean porque en el año 2019 una tal Macarena Sanchez abrió ese camino para todas. Solo así el fútbol será mixto o no será.

Maria Julia Guastoni
Profesora en Actividad física y Deportes.
Licenciada en Actividad física y Deportes.
Cursando Maestría en Educación Física y Deportes. UNDAV.
juliaguastoni@gmail.com

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 04/08/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto