El mandato de Evita

Compartir

El Presidente Mauricio Macri Blanco Villegas es un digno representante de una aristocracia vernácula, una oligarquía que se encuentra en franca lucha contra el pueblo argentino desde aquel 17 de Octubre de 1945, día en el que se hizo evidente que no había marcha atrás al cambio cultural que supuso Juan Domingo Perón en el corazón de todos los argentinos. Eva Perón le enseñó al pueblo Argentino que no debía aceptar ningún tipo de manifestación de la pobreza y el pueblo argentino no acepta un 25 por ciento o más de pobreza en el país.

El Presidente Mauricio Macri Blanco Villegas es un digno representante de una aristocracia vernácula, una oligarquía que se encuentra en franca lucha contra el pueblo argentino desde aquel infame (para algunos) 17 de Octubre de 1945, día en el que se hizo evidente que no había marcha atrás al cambio cultural que supuso Juan Domingo Perón en el corazón de todos los argentinos.

Pero aquel abrazo de justicia que supuso el Peronismo no alcanzaba para modificar el modo de pensar y ser del pueblo. Dice José Mujica que es infinitamente más fácil cambiar la situación del país que la cultura de un pueblo; por supuesto, Evita hubo una sola.

Eva Perón le enseñó al pueblo Argentino que no debía aceptar ningún tipo de manifestación de la pobreza. En su libro “La razón de mi vida”, Eva dice: “No comprendía que habiendo pobres hubiese ricos y que el afán de éstos por la riqueza fuese la causa de la pobreza de tanta gente.”

Eva Perón le enseñó al pueblo Argentino que no debía aceptar ningún tipo de manifestación de la pobreza. Evita enseñó con amor que el trabajo de los peronistas iba a terminar el día que se terminaran los pobres en Argentina.

Evita enseñó con amor que el trabajo de los peronistas iba a terminar el día que se terminaran los pobres en Argentina. Este pensamiento caló tan hondo en el pueblo Argentino y Evita fue tan importante y tan amada, que hasta el día de hoy 70 años después en las villas más pobres de Argentina, las familias dedican sus rezos y sus altares a esta santa patrona que fue la férrea defensora de los más humildes.

No hay ninguna duda que el mejor spot de campaña para las últimas elecciones presidenciales fue de Mauricio Macri Blanco Villegas, cuando la cámara le hace un primer plano a su rostro mientras dice “Vótenme que voy por Pobreza Cero”. Es imposible no compartir esta consigna, y era muy difícil que algunos ciudadanos de pensamiento y raíz peronista no encontraran eco en sus más profundos principios en tales palabras.

El Presidente después de un año y monedas de gobierno no tiene grandes logros para mostrar, más bien prefiere ocultar que su gabinete parece la guarida de Ali Babá y que los despidos se multiplican día a día, pero lo más grave de este gobierno es el brutal aumento que tuvieron los alimentos. Entre la devaluación y la quita de retenciones el aumento rondó el 120 por ciento, esto pega directamente en el bolsillo de los más pobres, los que antes apenas llegaban a comer todos los días hoy sienten la puntada del hambre y el frío de la soledad.

Entre la devaluación y la quita de retenciones el aumento rondó el 120 por ciento, esto pega directamente en el bolsillo de los más pobres, los que antes apenas llegaban a comer todos los días hoy sienten la puntada del hambre y el frío de la soledad.

Es extraño que Mauricio Macri Blanco Villegas diga cada vez que puede “Espero que mi gobierno sea juzgado en función de cuántos pobres deja” y acto seguido diga “uno de cada tres argentinos (el 30 por ciento) es pobre.”

Detengámonos en esto, Bolivia reconoce una pobreza que ronda al 30 por ciento, Paraguay del 22,2 por ciento, Uruguay menos del 10 por ciento y Chile del 11,7 por ciento. Esta serie de datos nos dejan solamente dos alternativas, o bien que haya comenzado un proceso de emigración de argentinos hacia los países limítrofes (fenómento archi conocido en Argentina donde por ejemplo viven medio millón de uruguayos) o bien que algún número no cierra.

¿Cómo puede avalarse una pobreza del 30 por ciento siendo que el desempleo a diciembre 2015 rondaba el 8 por ciento? ¿Dónde están los 12 millones de pobres que dice Macri que hay? ¿Por qué no aceptan el debate de las estadísiticas con las anteriores autoridades del INDEC? Debate que fuera planteado en el diario La Nación, en Perfil en radio Del Plata, etc. sin que aparecieran los supuestos expertos en estadísiticas a dar la cara. ¿Por qué el gobierno del oligarca Mauricio Macri se empeña en mentir y no en debatir?

Si creemos que la pobreza era la que decían algunos detractores del gobierno de la Presidenta Cristina Fernández, o sea un 25 por ciento, cualquier analista entiende que con un aumento del 120 por ciento de los alimentos la pobreza se va casi al doble

Esto tiene una interpretación interesantísima. Si creemos que la pobreza era la que decían algunos detractores del gobierno de la Presidenta Cristina Fernández, o sea un 25 por ciento, cualquier analista entiende que con un aumento del 120 por ciento de los alimentos la pobreza se va casi al doble, ya que no hubo ninguna medida paliativa a la devaluación y la quita de retenciones sino todo lo contrario: tarifazo, despidos, aumento del subte, aumento de la nafta, aumento de los peajes y un sinfín de medidas anti populares.

¿Podríamos pensar que la argentina tiene una pobreza del 50 por ciento? ¿Podríamos avalar que hoy la Argentina tiene una pobreza similar al gobierno de Alfonsín y su hiper inflación? Evidentemente esto no resiste el menor análisis metodológico.

¿Qué busca Macri? Busca llegar al final de su mandato con un 25 por ciento de pobreza, si partimos de los datos que diera la Presidenta Cristina Fernández en la FAO del 6 por ciento de pobreza no hay ninguna duda que con el actual rumbo de conducción el 2019 nos va a encontrar con una pobreza del 25 por ciento.

Macri busca terminar su mandato con un 25 por ciento de pobreza, si partimos del 6 por ciento de pobreza , que diera la ex presidenta ,  no hay ninguna duda que el 2019 nos va a encontrar con una pobreza del 25 por ciento.

El logro que va a presentar Macri va a ser el de haber reducido la pobreza un 5 por ciento, partiendo de la falsedad que supone el 30 por ciento actual.

No cabe otra posibilidad que dar la discusión sobre las cifras, y sobre todo no olvidar que el pueblo argentino no acepta un 25 por ciento de pobreza, que tiene el mandato sagrado de Evita de no aceptar ni un pobre en el país y que no olvida que la lucha no es de clases en términos marxistas, ni de grupos económicos concentrados, sino que es una lucha entre la oligarquía y la única clase de hombres que existe: la clase trabajadora.

Mandá tu nota

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones


NuestrasVoces.com.ar 2017 - Todos los derechos reservados - Contacto