El obligado «favor»

Compartir

Este perfeccionamiento de la estructura de logística para concretar que Mauricio Macri sea presidente, (y el Grupo Clarín haga muchos más negociados que los que hizo antes), no fue establecido para que se evapore en la primera elección, ni en la segunda tampoco, es decir, 2017 y 2019. Lo acontecido el viernes 21 en Santa Cruz, dónde el corresponsal de TN, un ex miembro de la SIDE durante la dictadura, organizó y concretó el sitio de la residencia de la gobernadora, exactamente en el preciso momento que se encontraba Cristina Fernández de Kirchner en su interior de visita no fue más que una muestra de lo que se está haciendo y de lo que viene. 

En los albores del año 2013 Clarín, La Nación y obviamente TN , casi sorpresivamente y a la vez, casi sin que nadie se diera cuenta, instauraron un tema en la sociedad que sorprendió a muchos, hasta inclusive a uno de sus principales protagonistas, Marcelo Hugo Tinelli. El conductor del originario Show Match, decía la versión periodística, se tomaría un “año sabático”. Hasta el mismo Tinelli se sorprendió, no cuando se difundió la noticia, sino cuando anticipadamente le dijeron desde el Multimedio, que prácticamente al otro día se comunicaría esa decisión (que “él había tomado y de la cual no estaba todavía ni siquiera enterado”) en lo que sería el inicio de publicación y difusión de la noticia que lo involucraba.

En la reunión en que Marcelo Hugo se notificó de “su decisión” también se le dijo que no se le estaba preguntando si quería, (esos sondeos ya habían sido hechos por gente del mismo conductor del Bailando “debidamente motivados” por Magnetto y se sabía que había dejado entrever que no tenía predisposición a dejar un año el programa) sino que debía acatar callado ya que habría una generosa compensación que se extendería en el tiempo con la seguridad que no se le sacaría del aire de canal dónde estaba y serían generosos con los contratos que se pudieran establecer en el futuro, que no sufriría una campaña de silencio y “olvido” en los medios dominantes, además que serían neutralizadas todas las posibles represalias mediáticas que estuvieran en condición de emprenderse. Preguntó por supuesto el conductor nacido en Bolivar que motivaba esa decisión y se lo dijeron: se necesita sí o sí el espacio de los domingos a la noche (que sabían era el que brindaba la mayor cantidad de espectadores de temas “políticos y/o de actualidad”) para el periodista Jorge Lanata (quien ya había comprobado ese porcentaje de espectadores cuando creó su programa Día D tiempo atrás dónde denunciaba muchísimos ilícitos e irregularidades de Clarín, La Nación e inclusive Macri).

El acuerdo de millones de dólares entre Magnetto y Lanata ya estaba concretado y habría sido producto de un meticuloso trabajo de convencimiento del periodista al titular del Multimedio, ya que había detectado que el trabajo hormiga que se había iniciado en ocasión de la crisis del campo, con la recordada 125 dónde se cortó y paralizó durante meses al 90 por ciento del país (por parte de los que hoy reclaman que no haya cortes y piden más represión), iba muy lento y que se necesitaba un golpe de efecto de parte de alguien que fuera justamente insospechado de pertenecer, depender y ser servil al grupo Clarín, alguien que incluso hubiera atacado en su momento al Grupo y a Macri, como para mostrar a la audiencia un periodista totalmente “neutral” que se ubicaba, por sobre todas las cosas, en el punto de la objetividad y la verdad y que sin duda alguna ese periodista era él. Caro (generoso sueldo, gastos y USS 10.000.000 cuando se triunfe) pero el mejor.

El acuerdo de millones de dólares entre Magnetto y Lanata ya estaba concretado y habría sido producto del convencimiento del periodista al titular del multimedio. un golpe de efecto de parte de alguien que fuera justamente insospechado de pertenecer, depender y ser servil al grupo Clarín como para mostrar a la audiencia un periodista totalmente “neutral” .

Este perfeccionamiento de la estructura de logística para concretar que Mauricio Macri sea presidente, (y el Grupo Clarín haga muchos más negociados que los que hizo antes), no fue establecido para que se evapore en la primera elección, ni en la segunda tampoco, es decir, 2017 y 2019, por lo que debemos tener muy presente que si creemos que los dueños de más del 80 por ciento de los medios, canales, radios, diarios, cables, etc., del país están cruzados de brazos esperando que las estupideces de su títere en la presidencia provoque su caída, están muy pero muy equivocados. Justamente están preparando y llevando a cabo ya múltiples acciones con el objetivo de asegurar la continuidad y afianzamiento del programa neoliberal.

Lo acontecido el viernes 21 en Santa Cruz, dónde el corresponsal de TN, un ex miembro de la SIDE durante la dictadura, organizó y concretó el sitio de la residencia de la gobernadora, exactamente en el preciso momento que se encontraba Cristina Fernández de Kirchner en su interior de visita no fue más que una muestra de lo que se está haciendo y de lo que viene. Deberán los líderes de la verdadera oposición, pensar, establecer, ordenar e implementar, los planes y acciones necesarias para neutralizar estos movimientos que, hasta ahora, parecen asegurarle una casi tranquila continuidad en su plan de empobrecimiento del país y enriquecimiento de ellos mismos y sus amigos.

Mandá tu nota

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 17/11/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto