Harto de estar harto ya me cansé

Compartir

Como dice el juglar “Harto de estar harto ya me cansé”, me cansé de este discurso oficialista que nos relata un país de ensueño, cuando en realidad vivimos en esta tragedia, en esta desolación, que nos castiga los bolsillos, el cuerpo y el alma. Así estamos con este presidente amigo de los reyes y enemigo del pueblo. Pero hay una realidad el pueblo a la larga siempre vence y como dijera el General Perón “Cuando los pueblos agotan su paciencia hacen tronar el escarmiento.”

Como dice el juglar “Harto de estar harto ya me cansé”, me cansé de este discurso oficialista que nos relata un país de ensueño, cuando en realidad vivimos en esta tragedia, en esta desolación, que nos castiga los bolsillos, el cuerpo y el alma.

Un gobierno despiadado que cuando dice que el país está en su mejor momento, lo dice porque su interpretación de país es que precisamente el país es solo ellos, los demás estamos fuera en una segunda categoría como ciudadanos de segunda.

El macrismo golpea y golpea, ya lo decía Don Arturo Jaureche: “El arte de nuestros enemigos es desmoralizar, entristecer a los pueblos. Los pueblos deprimidos no vencen”. Es allí donde no debemos sucumbir, es allí donde debemos seguir luchando, nunca desmoralizarnos porque ese será el tiempo de la derrota. La lucha nos llevará de vuelta a una sociedad donde los derechos sean nuevamente para todos.

No nos dejemos desmoralizar y vuelvo a citar a Jaureche, con una frase que parece acuñada para los tiempos que corren: “Los argentinos apenas si tendremos para pagarnos la comida de todos los días. Y cuando las industrias se liquiden y comience la desocupación, entonces habrá muchos que no tendrán ni para pagarse esa comida. Será el momento de la crisis deliberada y conscientemente provocada (…) No habrá entonces más remedio que contraer nuevas deudas e hipotecar definitivamente nuestro porvenir. Llegará entonces el momento de afrontar las dificultades mediante la enajenación de nuestros propios bienes, como los ferrocarriles, la flota mercante o las usinas.”

Ahora estamos viviendo la tercera década infame, la de los 30, la de los 90 y esta. Casi siguiendo una dialéctica hegeliana, de negación en negación cada tanto aparece el demonio del liberalismo en los 30, neo liberalismo de los 90 y ahora.

Ahora estamos viviendo la tercera década infame, la de los 30, la de los 90 y esta. Casi siguiendo una dialéctica hegeliana, de negación en negación cada tanto aparece el demonio.

Porque la finalidad de este gobierno no solo es mantener pobres a los pobres, sino además empobrecer a los que no son de su círculo es decir “el país”. Amartya Sen redefinió la condición de pobre no solo a aquel carente de recursos económicos, sino que también incluye a aquellos que aun teniendo algunos recursos no alcanzan a cumplir con sus expectativas que sus propias capacidades le posibilitarían. Es decir, un muchacho con condiciones para ser un gran violinista y no puede acceder a su estudio es también pobre para Sen.

Y eso es también lo que quiere este gobierno neoliberal, cortar de cuajo el desarrollo de las propias capacidades de la gente, por eso ni la salud ni la educación son su prioridad, por el contrario, lo que buscan es su destrucción.

Así estamos con este presidente amigo de los reyes y enemigo del pueblo. Pero hay una realidad el pueblo a la larga siempre vence y como dijera el General Perón “Cuando los pueblos agotan su paciencia hacen tronar el escarmiento.”

Mandá tu nota

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones