La historia oculta de Pfizer que revela millones de dólares en pago de sobornos

Compartir

Pago de sobornos a médicos, instituciones y autoridades sanitarias. Los desembolsos ilegales realizados para influir en la aprobación de regulaciones beneficiosas; favorecer la prescripción y la venta de sus productos. Incluso llegó a montar una estructura para defraudar el programa de salud pública estadounidense conocido como Medicare.

Uno de los primeros en señalar que la campaña de desacreditación de la Sputnik V tiene que ver con “los lobistas de las farmacéuticas” que publicitan en los medios hegemónicos fue el médico sanitarista Jorge Rachid. Quizás sea este el motivo principal por el que podemos observar una extensa fila de comunicadores haciendo “lobby” a favor de la vacuna de Pfizer. La razón que determinó que la vacuna de Pfizer es buena y la vacuna Sputnik V llega a ser sólo calificada en forma peyorativa como la rusa por Nelson Castro, Mirtha Legrand, el hijos de Viale y Leuco se puede contar de a miles.

El laboratorio estadounidense Pfizer pertenece a Vanguard Group, Rothschild Asset Management y al fondo BlackRock, que es acreedor de más de 2.000 millones de dólares de la deuda externa de la Argentina. Rachid, quien es asesor del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, declaró en la emisora LT8 de Rosario que: “Argentina le ofreció a Pfizer el Hospital Militar y al equipo científico del Dr Fernando Polack, existieron 6000 ensayos clínicos de Pfizer en nuestro país. Desde la empresa Pfizer pidieron una ley con garantías, con bienes inembargables como son los glaciares, y permisos de pesca. La fase III de investigación dura entre 3 y 5 años, nosotros como país no podemos permitir que nos traten como a una colonia”

Pfizer fue fundada en 1849 en Nueva York, Estados Unidos por los primos Charles Pfizer y Charles Erhart quienes eran unos inmigrantes alemanes. Instalan una pequeña fábrica química en Brooklyn, Nueva York: Chas. Pfizer & Co. Inc. siendo su primer producto desarrollado “Santona”, un antiparasitario. La empresa llegó a la Argentina en el año 1956 y tiene una larga de éxitos comerciales que la convierte en un gigante de la química y farmacéuticas. Pero el tema central de esta nota no es la historia de los logros y descubrimientos de esta empresa sino los bochornosos sucesos de sobornos, fraudes y encubrimientos que el silencio mediático, pauta de por medio, invisibilizan.

Comencemos por lo ocurrido en el año 2012 cuando Pfizer debió acceder a pagar la suma de 60,2 millones de dólares (unos 50 millones de euros) de aquel entonces a la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC) y al Departamento de Justicia para eludir los cargos de cohecho que pesan sobre varias de sus filiales por sobornar a médicos e instituciones sanitarias de Europa y Asia. De esta menera el gigante farmacéutico, el preferido por el doctor Nelson Castro, fue acusado de violar la Ley de Prácticas de Corrupción en el Extranjero, que prohíbe hacer pagos a miembros de otros Gobiernos para obtener ventajas económicas.

En aquel entonces la Comisión del Mercado de Valores norteamericanas anunció un acuerdo al que llegó con Pfizer que le debió abonar 45 millones de dólares en compensación por los casos de soborno de varias de sus filiales. “Estos pagos ilegales se hicieron para influir en la aprobación de regulaciones beneficiosas y para favorecer la prescripción y la venta de sus productos y el incremento de sus clientes”, se puede leer en la demanda que interpuso la SEC.

Por otro lado, el Departamento de Justicia norteamericano también hizo público otro pacto al que había llegado con Pfizer H.C.P. Corporation, para evitar ser acusada de los mismos cargos de cohecho a cambio del abono de una multa de 15 millones de dólares. Pfizer H.C.P. admitió haber pagado entre 1997 y 2006 dos millones de dólares en sobornos a médicos y otras autoridades sanitarias de Bulgaria, Croacia, Kazajstán, Italia y Rusia. La empresa Pfizer reconoció que gracias a esos pagos obtuvo más de siete millones en beneficios.

Estos hechos ocurrían en el marco de una serie de investigaciones que era una ofensiva llevada adelante por las autoridades federales de EE UU para abortar las prácticas ilegales de las grandes compañías farmacéuticas en otros países para obtener tratos favorables por medio de sobornos y asegurarse la entrada de sus productos en los mercados. Estas investigaciones alcanzaron en 2011 a Johnson & Johnson que debió pagar 70 millones de dólares tras admitir sobornos a médicos europeos.

Otro caso grave de corrupción en la que se vio involucrada la farmacéutica estadounidense Pfizer debió acordar el pago de 23,85 millones de dólares para resolver un caso de sobornos ilegales en un programa público de salud, según informó el propio Departamento de Justicia de EEUU. Es que Pfizer había tejido una estructura mediante la que consiguió aumentar sus márgenes de ganancias dentro de un sistema de copagos de Medicare, el programa de salud pública estadounidense destinado a los mayores de 65 años.

En este caso, según informó el propio Departamento de Justicia, la compañía violó la ley al utilizar una fundación con objeto de que se hiciera cargo de los copagos, que financiaba la propia Pfizer, y camuflar así el incremento de los precios. El gobierno norteamericano señaló que Pfizer enviaba a esta fundación a pacientes de forma que la misma se hacía cargo de sus copagos e informaba a la farmacéutica de los mismos. De esta manera la empresa producía tres fármacos concretos a los cuales efectuaba aumentos de los costes en forma desleal. A pesar de esto, señala el Departamento de Justicia norteamericano que la empresa sabía que el incremento de los precios del medicamento también incrementa los copagos de Medicare y podría incluso privar a algunos beneficiarios de tener acceso a los medicamentos. De este modo, Pfizer mandaba a los pacientes que no podían pagar a un fondo que ella misma financiaba y la fundación se hacía cargo de la parte del copago que no cubría Medicare.

Otro caso diferente es lo que develó en una investigación el periodico “The Washington Post” dejando al descubierto a Pfizer que había optado por no comprobar ni compartir los resultados de un estudio que tenía grandes implicaciones para la batalla contra la enfermedad del alzhéimer. El estudio ocultado se basó en el análisis de cientos de miles de reclamaciones de seguros, que arrojaron que una de las medicinas más populares de Pfeizer -Enbrel, un desinflamante empleado para tratar la artritis reumática- parecía reducir el riesgo de alzhéimer en un 64%. «Enbrel podría potencialmente prevenir, tratar y retardar la progresión de la enfermedad de alzhéimer de forma segura», se lee en una presentación preparada para un comité interno de Pfeizer a inicios de 2018.

El investigador del alzhéimer Rudolph E. Tanzi, profesor de la escuela de medicina de la universidad de Harvard expresó que la empresa debería haber publicado dichos resultados porque «disponer de esos datos sería útil para la comunidad científica. Todos los datos, sean positivos o negativos, nos dan más información para tomar mejores decisiones”. La decisión de Pfizer de abandonar las investigaciones sobre el alzhéimer parece que no es otra cosa de que el medicamento ya no está protegido por una patente exclusiva, como sí ocurrió en su momento con Viagra. Midieron la salud en base a las ganancias que les podía dejar.

Quizás este breve resumen de la historia oculta de Pfizer sea la punta del ovillo que explique la existencia de un ejército de comunicadores en los medios que piden con desesperación que la vacuna para los argentinos sea fabricada por este laboratorio sin ningún tipo de conocimiento científico que lo justifique.

@walteronorato

La nota fue publicada en enorsai.com

Fuentes:

https://elpais.com/sociedad/2012/08/08/actualidad/1344443982_484816.html

http://www.worldcomplianceassociation.com/1835/noticia-pfizer-acuerda-pagar-2385-millones-de-dolares-por-un-caso-de-sobornos-en-eeuu.html

https://www.bbc.com/mundo/noticias-48530398

https://www.mundonuevo.cl/pfizer-debera-pagar-usd-602-millones-por-sobornar-a-medicos-e-instituciones-de-salud/

https://radiocaput.com/rachid-las-farmaceuticas-occidentales-quieren-desconocer-la-vacuna-rusa-y-china/

https://arteysociedad.com.ar/por-que-los-medios-hegemonicos-hacen-un-frenetico-lobby-por-pfitzer/

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 27/01/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto