La mentira del granero del mundo

Compartir

Volvemos al granero del mundo, volvemos a la década infame, esto es  lo que trajeron los que querían el cambio. En las últimas horas se dio a conocer un acuerdo de entendimiento entre la  CEE (Comunidad Económica Europea) y el Mercosur (Mercado Común Suramericano). Estas negociaciones no son nada nuevo, sino, que llevan largo tiempo siendo parte de la agenda de ambos organismos. Parafraseando a Jauretche “Si malo es el gringo que nos compra, peor es el criollo que nos vende”.

                                                                                                                   Editorial Radio Atomika

Volvemos al granero del mundo, volvemos a la década infame, esto es  lo que trajeron los que querían el cambio. La década del ́20, la del ’30. Épocas donde se asesinaba funcionarios dentro del Congreso de la Nación, Lisandro de la Torre, Enzo Bordabehere, Pinedo. Nombres propios de la historia Argentina que obliga a que algunos apellidos vuelvan a repetirse.

En la apertura de una de las ediciones de la Feria del Libro en Bs.As.  el Nobel de literatura Vargas llosa haciendo un análisis de la Argentina recordó el dicho de que éramos “el granero del mundo” o bien también que éramos “la séptima economía del mundo”. Lo que evitó decir este escritor es que ese estatus pertenecía a la rancia aristocracia Argentina, los dueños del país, la famosa “generación del ́80”.

Casi cien familias dueñas de las tierras donde se explotaba a las mayorías, la cual estaba inmersa en una extrema pobreza, trabajando de sol a sol en sus campos para exportar la producción a Europa y luego comprarles el producto terminado, cuatro o cinco veces más caro de lo que se le vendía la materia prima.  Pero lo vanguardista era que en estas pampas se compraban ropa de París hecha con hilos producto de la lana de las ovejas Argentinas. Este sistema económico se llamó “modelo agro- exportador” donde básicamente lo que provocaba era expandir la industria Inglesa, industrializar Europa, obtener ganancias con el valor agregado del producto y que Argentina, junto a otros países de latino América estén obligados a venderles la materia prima.

España ya no daba órdenes en territorio del Rio de la Plata, ahora lo hacía Gran Bretaña pero adueñándose de nuestras economías con la ayuda de los políticos, como la actual dirigencia neoliberal, que gobiernan nuestro país y el resto de casi toda Latinoamérica.

Parafraseando a Jauretche “Si malo es el gringo que nos compra, peor es el criollo que nos vende”. En las últimas horas se dio a conocer un acuerdo de entendimiento entre la  CEE (Comunidad Económica Europea) y el Mercosur (Mercado Común Suramericano). Estas negociaciones no son nada nuevo, sino, que llevan largo tiempo siendo parte de la agenda de ambos organismos.

Comenzaron en 1995 pero llegaron hasta el año 2004, después de seis años vuelven a reactivarse en el año 2010 encontrando trabas de parte de los gobiernos opositores de Argentina y Brasil, en ese momento gobernadas por Cristina Kirchner y Dilma Rousseff, los cuales no prosperan.  Llegando un 2015 y 2016 que encuentra una región con diversos cambios de políticas, como el de Macri y Bolsonaro, reactivan estas negociaciones que estaban en marcha.

Las idas y vueltas no fueron por capricho o malas gestiones si no que se deben a intereses soberanos de cada región. Los gobiernos de Dilma y CFK coincidían en que estos acuerdos contaban con “asimetrías regionales” demostrando que Europa está en mejores condiciones que América latina para todos y no solo para la industria sino que también para los productos agrícolas que cuentan con subsidios. El reclamo de América latina, en aquellos años, era que no se está en condiciones de aceptar un tratado que consta con un ritmo al cual no lo podemos seguir. Este acuerdo incluye una letra chica que sentencia la industria latinoamericana. Esas diferencias Europeas se ven en los índices que arroja como que su PBI es cinco veces mayor que el sudamericano, registra más de diez patentes al año, esto perjudica a los medicamentos ya que los laboratorios suelen monopolizar sus productos al quedarse con las pruebas de estos. En los últimos diez años Europa duplicó sus exportaciones a esta región.

¿Qué demuestran estos datos? Que si se liberaliza sin criterios, sin contar con las limitaciones, Europa nos pasa por arriba. Europa analiza la situación y América busca objetivos, las importaciones de productos manufacturados, respecto de la UE, del mismo artículo, es decir de productos con mayor valor agregado, osea, los que valen más y necesitan de dólares para ser comprados forman parte de sus objetivos, el 68% de lo importado por el Mercosur lo quieren todo para ellos buscando dejar de lado a China que se estaba metiendo en la región.

Por otra parte están las exportaciones que representan el 63% las cuales corresponden al sector agrícola el cual obviamente se intenta aumentar ese porcentaje en el Mercosur. La lógica es primarizár en esta área, en el agro, y favorecerse poniendo sus productos en Europa. Esta gestión se resume en que Latino América le vende “lo barato” a Europa mientras que Europa le vende “lo caro” a América Latina. ¿Esto es abrirse al mundo? El balance entre a que sector de la Argentina le favorece es fácil de dilucidar, la intención es que tengamos menos industrias y se desarrolle el sector agrícola propiciando menos competencia para las fabricas Europeas que quieren introducir sus productos en América; encontrando un mercado que es carente de productos nacionales aventajando a lo extranjero brindándole la posibilidad de que sean lo única opción para el consumo de los Argentinos. En el libre mercado tiene que existir el opresor y el oprimido, las industrias Europeas están subsidiadas, las de acá no,
la industria Argentina ante esto seguirá muriendo porque en el libre comercio los subsidios son el enemigo.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 15/10/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto