La mentira metódica

Compartir

Hay mentiras grandes y mentiras chicas. Hay mentiras que quieren parecer verdades y verdades tan crueles que parecen mentiras. Hay mentiras que están mezcladas con verdades y por eso es más fácil confundirse y pensar que son ciertas. Y también hay verdades sutilmente escondidas en grandes mentiras. Hay mentiras que se desenmascaran fácilmente y otras que se contestan con otra mentira más elaborada todavía. Es un serio problema esto de la mentira metódica.

¿Y, con eso qué? Nada, que entonces deberíamos basarnos en creencias más que en verdades y mentiras y así el mundo se podría dividir en dos, los creen que todo es cierto y los que creen que todo es mentira. O mejor aún, los que creen que todo lo que me gusta es cierto y lo que no me gusta es mentira. Porque en definitiva ¿a quién le gusta pensar que cree en una mentira? A nadie. La mentira puede permitirnos ser libres y felices porque todos sabemos que lo importante de la vida es la felicidad, aunque no seamos justos.

Mandá tu nota

Comentarios

Comentarios



NuestrasVoces.com.ar 2017 - Todos los derechos reservados - Contacto