La Rural: Cuartel general de los civiles de las dictaduras

Compartir

En la 133° apertura de la Sociedad Rural se vio el Macri más sincero de todos hablándole a su gente y esa gente estaba ahí para escuchar  lo que el Presidente proponía. En estos últimos años vimos un Macri insultado por el pueblo pero aplaudido por la Sociedad Rural, sobándole el lomo al estanciero y su último discurso rondó en proteger a la rancia aristocracia terrateniente Argentina concentrada en el lugar donde siempre fue el cuartel general de los civiles de las dictaduras en Argentina.

Un análisis sobre 21 encuestas muestra un resultado final de tres puntos de diferencia entre Alberto Fernández y Mauricio Macri, en favor del primero. En pocos días tendremos los números reales que darán las urnas. No obstante, la pregunta es que mérito ven los argentinos al actual gobierno para ofrecer una nueva oportunidad.

Muy lejos de aquellos pronósticos apocalípticos de diciembres conflictivos, el gobierno ha sobrellevado estos casi cuatro años y la oposición haciendo gran esfuerzo ha logrado construir una opción competitiva para enfrentar la alianza que encabeza Mauricio Macri.

Parece importar poco al conjunto de los argentinos la pérdida de soberanía, el endeudamiento a cien años y la caída estrepitosa del empleo y el consumo. El once de agosto tendremos el primer mojón en la carrera presidencial, ese diagnóstico determinará un mapa sobre el cual se acomodara la fluctuante política argentina.

El indeciso se puede entender, está en su derecho que no le atraigan las propuestas de la polarizada elección pero el que reincida en votar a Cambiemos, de clase media y media baja, ¿en serio este Mauricio Macri los representa? Quizás no pudieron ver el discurso de este último domingo en la 133° apertura de la Sociedad Rural, desde mi punto de vista ahí se vio el Macri más sincero de todos, porque le hablaba a SU gente y esa misma gente estaba ahí para escuchar justamente lo que el Presidente proponía.

En estos últimos años vimos un Macri insultado por el pueblo pero aplaudido por la Sociedad Rural, sobándole el lomo al estanciero. Mientras reduce sectores del Estado como los ministerios de educación y salud le vuelve a dar el cargo de ministerio al sector agropecuario, todo esto en campaña electoral.

Defendió la posición del productor tambero en estos días que la leche ronda los $50 el litro mientras los sectores vulnerables de la sociedad quedan relegados a tomar productos a «base» de leche. Se dio lugar para recriminar que todas las políticas que se venían aplacando sobre el sector agropecuario, como impuestos, que los califica como algo que atrasa, pero ¿acaso hay impuestos que adelantan?

También nombro a las retenciones como trabas, o bien, lo grafica como «una pata en la cabeza». De cierta forma manifiesta estar en contra de todo aquello que el resto de los ciudadanos sí debemos cumplir para realizar una actividad comercial. Ponderó las políticas tecnológicas para que el dueño de la estancia no sea «un cadete del Estado» teniendo que viajar constantemente para hacer un trámite.

Habla de una apertura de mercado, da el dato de 200, pero olvidando el cierre de empresas y fabricas que cuadriplica esos datos y que los acuerdos comerciales internacionales propuestos por el macrismo son como «exportar un cacho de Estado». Mauricio Macri utilizó las palabras acertadas para una tribuna que esperaba escuchar eso.

Finalizando su discurso, subiéndole la vara al campo, propuso que para el 2030 Argentina tendrá que producir alimentos para 800 millones de personas en el mundo entero, todo esto profundizando la famosa postura de “en la misma dirección pero más fuerte, no puede lograr darle de comer a la población Argentina y planifica alimentar al mundo.

Volviendo a la frase de ser el granero del mundo pero con el eslogan de «ser el supermercado del mundo» también le quedó lugar para insistir en la famosa dirección de «seguir adelante» y recriminar la existencia de impuestos con el argumento de que «hay quienes se quieren quedar con el trabajo ajeno» y hay que «bajar los costos». Todo el discurso rondó en proteger la economía de los más pudientes, la rancia aristocracia terrateniente Argentina concentrada en el lugar donde siempre fue el cuartel general de los civiles de las dictaduras en Argentina.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 15/10/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto