La venganza de Cristina

Compartir

Como otrora se orquestó la «Campaña del miedo», ahora comenzaron a preparar una nueva campaña que ya tiene título, “La venganza de Cristina”. Para ello, comenzaron a presentar a la ex presidente como una rencorosa vengativa dispuesta a tomar revancha de todo lo que el kirchnerismo sufrió en estos 4 años y de paso a abrir el paraguas para que la inevitable avalancha de denuncias, investigaciones y procesamientos que saben deberán soportar por sus miles de delitos se vea como eso, como una “vendetta”, y no como una aplicación de Justicia.

Cuando todos los periodistas adeptos y los medios afines salieron a asegurar y repetir hasta el cansancio, que constituían “una campaña del miedo” las advertencias que desde el Kirchnerismo se hacían sobre, concretamente, cual sería el tipo de política económica y social que aplicaría el gobierno de Mauricio Macri si ganaba las elecciones y, posteriormente, que las promesas que hacía no serían cumplidas sino que justamente se haría lo contrario de lo que se pregonaba, muchos, muchísimos, les creyeron. Esa campaña de los medios no sólo pretendía proteger la figura del ahora presidente, sino también desacreditar al kirchnerismo y sobre todo a Cristina Fernández de Kirchner, presentándolos como unos mentirosos que buscaban evitar “el cambio que era necesario”.

Por supuesto que esa campaña estaba preparada desde antes, planificada debidamente, porque sabían que nadie se hubiera podido quedar sin denunciar lo que se venía y prepararon el método para neutralizar la posibilidad de que se conozca la verdad.

Ahora ya comenzaron a preparar una nueva campaña de protección al candidato que en algún momento decidan sea el que reemplace a Macri. Podría ser Vidal o Massa o Lavagna o Urtubey. A ellos no les importa cual sea porque simplemente será el que al final se designará para que se beneficie de la orden de que se le apoye, ya que al fin y al cabo será quien reciba los votos de todos los que no sufraguen a Unidad Ciudadana, con el único objeto de que no gane Cristina.

Esa campaña ya hasta tiene título, “La venganza de Cristina”. Para ello, comenzaron ya a presentar a la ex presidente como una rencorosa vengativa dispuesta a tomar revancha de todo lo que el kirchnerismo sufrió en éstos 4 años de gobierno de Cambiemos y de paso a abrir el paraguas para que la inevitable avalancha de denuncias, investigaciones y procesamientos que saben deberán soportan por sus miles de delitos se vea como eso, como una “vendetta”, y no como una aplicación de Justicia.

La misma Lilita Carrió expresó claramente que “si gana Cristina voy presa”, recurriendo así a imponer el argumento de que será injustamente “perseguida” y conseguir de ese modo que sus fanáticos seguidores, que no son tan pocos, no piensen ni crean, (ni aun cuando se exhiban las innumerables pruebas que ya hay además de las que se irán agregando) que todos los delitos por ella cometidos son ciertos. Ello conlleva a que se comience a hablar desde ya que “la Justicia será manejada por la actual senadora” mediante extorsiones y vaya a saber que otros métodos más, para encarcelar a sus opositores políticos y mostrándola como la dirigente de un posible gobierno que no respetará los poderes constitucionales y que por el contrario, abusará de ellos en propio beneficio.

Ese argumento de la venganza les sirve también para denostar las denuncias y pruebas que hay sobre hechos de los espionajes, coimas, homicidios, falsas denuncias, etc., que se están denunciando actualmente, al empezar desde ahora a decir que son meras puestas erigidas para “vengar los procesamientos por corrupción” que afrontó el kirchnerismo. Por eso el ocultamiento que hacen del caso D´Alessio y por eso también la decisión de Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción de no investigar ningún caso que involucre gente de su gobierno. No quiere ya quedar más expuesta de lo que está, por todas las “inocencias y falta de méritos” que otorgó al macrismo en un sinnúmero de causas que “investigó”.

Habrá entonces, como hace e hizo siempre el “establishment” a través de sus periodistas, (partícipes necesarios de la ruina del país), que preparar con tiempo, argumentos o una campaña para neutralizar en lo posible a ese claro ataque que puede, en mayor o menor medida, quitarnos votos, esos sufragios de los que no piensan ni razonan y solamente creen lo que les dicen y se justifican a sí mismo con el argumento de que “siendo apolíticos”, deciden por la imposición del valor de la honestidad.

 

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 25/09/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto