Los gestos que dicen todo…

Compartir

Comencé a prestar atención a la conferencia de prensa del flamante ministro de economía,  Lacunza al leer en el zócalo “No pasa nada si no hay un desembolso del FMI” y recordar que en agosto del año pasado, ante la suba del dólar Mauricio Macri nos dijo «no pasa nada, tranquilos». Bueno… ya sabemos qué pasó y qué pasa.. Pero tambien miré con atención los gestos. Las manos siempre sobre la mesa, dedos entrelazados… la mirada, salvo los momentos en le hacen las preguntas, muy pocas veces dirigida al público, se toca la nariz…

Tengo problemas auditivos, aún con audífonos no escucho bien, pero quería prestar atención a los zócalos. Comencé a prestar atención a la conferencia de prensa del flamante ministro de economía,  Lacunza al leer en el zócalo “No pasa nada si no hay un desembolso del FMI” y recordar que en agosto del año pasado, ante la suba del dólar Mauricio Macri nos dijo «no pasa nada, tranquilos». Bueno… ya sabemos qué pasó y qué pasa.. Pero tambien miré con atención los gestos. No soy ningún experto en el tema de «Comunicación no verbal», pero algunas lecturas tengo.

La palma de la mano

El gesto de exhibir las palmas de las manos se ha asociado siempre con la verdad, la honestidad, la lealtad y la deferencia. Muchos juramentos se efectúan colocando la palma de la mano sobre el corazón; la mano se levanta con la palma hacia afuera cuando alguien declara en un tribunal; ante los miembros del tribunal la Biblia se sostiene con la mano izquierda y se levanta la palma derecha.

Manos con los dedos entrelazados

Al principio puede parecer que éste es un gesto de bienestar porque la gente que lo usa a
menudo está sonriendo al mismo tiempo y parece feliz. Pero realmente es un gesto de frustración o actitud hostil y la persona que lo hace está disimulando una actitud negativa. Se necesitara provocar alguna acción para desenlazar los dedos y exponer las palmas y la parte delantera del cuerpo sino permanecerá la actitud hostil.

Tocarse la nariz

El gesto de tocarse la nariz es, esencialmente, una versión disimulada de tocarse la boca. Puede consistir en varios roces suaves debajo de la nariz o puede ser un toque rápido y casi imperceptible.

Una explicación del origen del gesto de tocarse la nariz es que cuando la mente tiene el
pensamiento negativo, el subconsciente ordena a la mano que tape la boca, pero, en el último instante, para que no sea un gesto tan obvio, la mano se retira de la boca y toca rápidamente la nariz.

Las señales con los ojos

Cuando una persona es deshonesta o trata de ocultar algo su mirada enfrenta a la nuestra
menos de la tercera parte del tiempo. Ahora, cuando alguien sostiene la mirada mas de las dos terceras partes del tiempo o encuentra al interlocutor atractivo o siente hostilidad y esta enviando un mensaje no verbal de desafío. Para entablar una buena relación con otra persona se la debe mirar el 60 o 70% del tiempo, así la persona comenzara a sentir simpatía por el otro. (Extractado de Comunicación no verbal (“El Lenguaje del Cuerpo”), de Allan Pease)

Si se mira toda la conferencia, puede observarse que las manos están siempre sobre la mesa, dedos entrelazados… la mirada, salvo los momentos en le hacen las preguntas, muy pocas veces dirigida al público, se toca la nariz…

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 21/09/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto