Los últimos 70 años

Compartir

Reiteradas veces en los últimos discursos el presidente de los ricos habla de “los últimos 70 años…” como de crisis y decadencia nacionales. Lógicamente, enfocando la “decadencia” desde el primer peronismo. No sólo tienen conciencia de clase, tienen un objetivo claro, enfocan, confrontan y atacan. Al contrario, nosotros no lo hacemos. El campo nacional y popular debiera confrontar más atacando a la derecha con la verdad histórica de entrega, sumisiones y claudicaciones que sembraron cada vez que gobernaron la patria…

“Gracias le doy al cielo por el regalo de saber quién es Cristo y quién es el diablo”.

Leonardo Favio.

La oligarquía argentina odia al peronismo. Es el odio de clase del rico y sus admiradores contra el trabajador, el humilde o el desposeído. Su objetivo es destruirlo porque sabe, al decir de Cooke que: “la presencia del peronismo impide que las clases dominantes gocen tranquilamente de sus privilegios usurpados”, porque el peronismo es eso, es trastocar definitivamente y para siempre las relaciones sociales del pueblo con los privilegiados.

Y hablando de grietas, explicar ésta es fundamental, para los que creen que el problema es el Peronismo. Peronismo-antiperonismo es la encarnación de la lucha en la argentina por Liberación o Dependencia, Pueblo u Oligarquía. Es la Vida misma: o estás con el pueblo, con las masas como protagonistas; o estás con los privilegiados admirándolos sin que te inviten a su fiesta.

Algunos argentinos y argentinas creen de buena fe que el problema del país es el peronismo, -aclaramos siempre que no nos creemos iluminados, sólo logramos romper ese telón nefasto de mentiras de una historia oficial que no cuenta que se ha bombardeado, fusilado y desaparecido al pueblo durante nuestra historia para mantener privilegios- cooptados por esa superestructura cultural dominante de la historia oficial y los comunicadores mediáticos que nos crían y educan; y otros sabemos, con certeza histórica, que es el peronismo el camino para la liberación nacional.

Y el imperio también lo sabe. El enemigo del pueblo comprendió hace décadas que en la Argentina se llega al gobierno a través del peronismo, porque el pueblo es peronista, siente profundamente en su memoria colectiva que fueron los gobierno de Perón y Evita los que dignificaron a los trabajadores, a las mayorías, enfrentando a los poderosos de adentro y de afuera que siempre explotaron a los trabajadores por el egoísmo de una ambición personal de poseer siempre más y más.

La unidad del Peronismo, la marca el pueblo

Por eso el odio gorila, porque desde el 17 de octubre del 45 la oligarquía no duerme tranquila. Por eso tuvimos traidores al movimiento que disfrazados de Facundo Quiroga claudicaron en nuestras banderas y tenemos figuritas mediáticas como de Narváez, que decía que era peronista (¿Dónde esta de Narváez hoy? Habría que analizar eso para ver como crean figuritas y las borran cuando quieren). Lo tenemos a Macri inaugurando un busto de Perón en campaña y lo tenemos a la figurita de recambio del imperio, Sergio Massa –que viene de tres meses en EE.UU. “preparándose para gobernar”- que dice ser peronista siendo un liberal conservador que se arrodilla ante los del Norte y recibe sus órdenes. Urtubey… podemos seguir nombrando… esos no son peronistas.

Los peronistas defendemos la soberanía. No pedimos plata al exterior. Es más, solemos cancelar las deudas contraídas por los gobiernos entreguistas de derecha, articulamos con Latinoamérica y creemos, sobre todo, en la industria nacional y el pueblo argentino; en nuestro días, Néstor y Cristina Kirchner son la expresión mas acérrima del peronismo verdadero. Es peronista el que defiende un solo interés, el del Pueblo!

Lo decimos siempre: “con  Cristina y el kirchnerismo, cosas para corregir, las que quieran, pero nos peleábamos todos los días con los empresarios. Estos señores se pelean todos los días con los laburantes”. Los peronistas no vivimos escuchando a los mercados. Nosotros creamos un mercado común con todas las naciones del mundo que quieran comerciar honestamente. Lo demás es verso, chamuyo. La riqueza de un país la generan los trabajadores, no el dinero “que viene o vendrá del exterior si nos portamos bien”, o sea, nos ajustamos, comemos poco y pagamos mucho todo, para beneficio de algunos ricos que manejan la argentina desde una pileta en alguna mansión escondida o desde playas lejanas.

La verdad es esa, la estigmatización constante de políticos y sindicalistas es para que nada funcione y no creamos en nada ¿y los empresarios? ¿Y los banqueros? ¿Y los Coto, los Techint, los Carrefour, los diarios y los canales, Arcor, Pérez Compac, Ledesma? Atrás de todas esas “marcas” hay nombres y apellidos, familias y poderes económicos muchísimo, pero muchísimo más ricos y poderosos económicamente que los políticos. Esos son los dueños de la Argentina desde las sombras, “las 1000 familias” como las llama siempre Guillermo Moreno, esos son el poder real.

Lo que tenemos que hacer es de una vez por todas dejar de pasearnos por ahí dando lástima tratando de explicar quien es más o menos corrupto y organizarnos como pueblo para transformar definitivamente la historia y sólo lo haremos participando, discutiendo, decidiéndonos a ser protagonistas y partícipes de nuestro destino. El escepticismo, el individualismo, el egoísmo debemos comprender de una vez por todas y aceptar por sobre todo que son armas de los que no quieren que nada cambie con las que nos bombardean diariamente, en un mundo que sabemos injusto. Y lo hacen desde siempre para mantenernos divididos, atomizados y sin voluntad de pelear por nada.

Nuestra realidad, nuestra responsabilidad histórica como pueblo es incendiar aun más la llama de sueños y esperanzas que es el último baluarte cuando la desesperanza está queriendo pudrirlo todo. Nuestro camino es la calle, las plazas, las asambleas. Nuestro camino, el tuyo el de todos es la lucha contra los privilegiados!!

#QueNoTeLlevenPuesto.

*Peronismo 26 de Julio Tigre.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones