Periodismo buitre

Compartir

El principal escollo que encontraron los fondos buitres durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner fue el patriotismo y la pasión en defender el interés nacional por parte de la presidenta y su ministro de economía Axel Kicillof, por eso contra ellos, los medios disparaban sus calumnias rindiendo pleitesía ante los representantes de los Fondos Buitres. Fueron varios los periodistas que sirvieron fielmente a los intereses del capital extranjero.

“Si malo es el gringo que nos compra,
peor es el criollo que nos vende”
Arturo Jauretche

El 10 de julio de 2014 llegó a Buenos Aires una delegación de la American Task Force Argentina (ATFA), despreciando el significado doloroso para los argentinos, le habían puesto Grupo de Tareas a lo que era una entidad dedicada a hacer lobby a favor de los fondos buitres que presionaban al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para cobrar los bonos de la deuda a costa del sacrificio de los argentinos con una ganancia astronómica.

La ATFA estaba financiada por Paul Singer dueño del fondo NML Elliot, a nuestro país arribaron los dos vicepresidentes Robert Shapiro y Nancy Soderberg, llegaron por la mañana y ya al mediodía tenían agendada una reunión con un reducido grupo periodistas argentinos de los medios que les eran favorables como Clarín, La Nación, Infobae y Perfil.

Shapiro integró el gabinete de Bill Clinton y fue asesor del FMI en tanto que Soderberg fue embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas desde 1997 hasta 2001. El presidente de ATFA era Robert Raben, ex-subprocurador general del Departamento de Justicia de Estados Unidos, en todos los casos mostraban esa vieja costumbre estadounidense de puerta giratoria de pasar de la función pública a la actividad privada y visceversa, sin que a nadie se le ocurra que pueda haber conflicto de intereses.

Axel Kicillof era el principal cuestionado por los lobistas de los buitres: “No es un abogado, y ningún ministro responsable negociaría algo sin asesores” señaló Soberberg, en tanto que Schapiro cuestionaba al ministro por su discurso en la OEA que había denunciado la piratería de los fondos buitres, según Schapiro esa declaración era “destructiva para el tipo de confianza” necesaria para avanzar en las negociaciones.

Obviamente el principal escollo que encontraron los fondos buitres fue el patriotismo y la pasión en defender el interés nacional por parte de la presidenta y su ministro de economía, por eso contra ellos disparaban sus calumnias.

Ningún medio dio a conocer la lista de invitados a la reunión que se efectuó en el salón del Palacio Duhau Park del Hyatt Buenos Aires, sí se pudo conocer el menú que constó de caviar ruso y faisán entre otras exquisiteces, acompañadas con champagne Dom Perignon.

La sola presencia de esos medios rindiendo pleitesía ante los representantes de los Fondos Buitres significaba un acto del más deleznable cipayismo, pero como veremos eso no era nada novedoso fueron varios los periodistas que sirvieron fielmente a los intereses del capital extranjero, a tal punto que Singer podría haberse ahorrado ese costoso almuerzo.

Desde el sitio de ATFA, ya desaparecido después que con Macri obtuvieron más de lo que reclamaban, se difamaba al país, a la presidenta y a los funcionarios utilizando artículos de varios de los periodistas de esos medios, copiar, pegar y traducir porque estaba en inglés, era todo lo que debían hacer porque de las calumnias se ocupaban los medios nacionales.

Pero antes de entrar a mencionar a los periodistas que jugaron a favor de los buitres veamos de qué se trata este grupo de tareas de la usura internacional.

La usura internacional

El fondo de Paul Singer había comprado los bonos en default de la deuda argentina por 40 millones de dólares y pretendía más de mil millones, para obtener esa inmensa ganancia se negaron a ingresar en los dos canjes de deuda realizados por nuestro país.

Uno de los socios de Singer es Sheldon Adelson propietario de un diario israelí de derecha que apoya al primer ministro Benjamin Netanyahu, tanto Singer como Adelson son aportantes al Partido Republicano de los Estados Unidos y fueron los organizadores de la visita de Netanyahu a los Estados Unidos, donde habló en el Congreso denostando al presidente Obama por su acuerdo con Irán, en un hecho inédito en la historia de ese país, nunca un mandatario extranjero había cuestionado al presidente en ese ámbito.

Según informó Horacio Verbitzky, Adelson financiaba a Nisman recibiendo entre 2010 y 2014 282.000 dólares, precisamente después de la firma de Memorándum con Irán por parte del gobierno de Cristina Fernández los ataques contra el país se intensificaron, en el sitio de ATFA se publicaban fotos trucadas en que aparecía Cristina junto al presidente de Irán Mahmud Ahmadinejad con el título de “Aliados vergonzosos”.

Otro de los contratados por Paul Singer fue Carlos Gutiérrez, ex secretario de comercio de George W. Busch que estuvo en el país amenazando a funcionarios que si no se pagaba lo que los buitres reclamaban se procedería a realizar un ataque especulativo contra el peso hasta forzar una nueva devaluación la cual sería acompañada de ataques y denuncias mediáticas internacionales, lo que se cumplió estrictamente.

ATFA llevaba en el año 2014 gastados 1.060.000 dólares concepto de lobby y el acumulado total era de U$S 5.665.000 desde 2008 hasta ese año. En el 2014 había acelerado su trabajo de lobby porque en un semestre ya superaba el dinero gastado en el año anterior.

EL 14 de junio de 2013 la embajada Argentina en los Estados Unidos denuncia en ese país la campaña realiza por la ATFA “Argentina denuncia públicamente a la American Task Force Argentina (ATFA) por el uso inescrupuloso y difamatorio del atentado terrorista contra la mutual judía AMIA de 1994” un repudio por la “nueva campaña difamatoria en medios estadounidenses revela una vez más los métodos inescrupulosos empleados por ATFA, que no duda en utilizar el atentado terrorista contra el centro comunitario judío AMIA en 1994 en Argentina para satisfacer su propia avaricia financiera”.

El comunicado de la embajada sigue: “ATFA está liderada por fondos buitres –incluyendo NML de Paul Singer- que pagaron centavos por bonos argentinos en el mercado secundario con el único propósito de demandar a Argentina ante los tribunales estadounidenses por cientos de veces del valor desembolsado”.

Macri el amigo fiel de los buitres

En junio de 2014 Macri viajó a Israel y se reunió con el primer ministro Netanyahu, ambos criticaron el Memorándum con Irán, además cuestionaron la política del país respecto a los fondos buitres, Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos, se había contactado con el fiscal Nisman para organizar la agenda de Macri en Israel.

Era conocida la declaración de Macri en el sentido que había que hacer lo que el juez Griesa dispusiera, promoviendo la rendición incondicional antes los fondos buitres, situación que se concretó cuando llegó a la presidencia pagando incluso más de lo que los fondos reclamaban.

Cuando el 10 de julio 2014 llegó al país la delegación de la ATFA amenazaban con buscar activos del país en todo el mundo para embargarlos, si no se llegaba a un acuerdo al finalizar ese mes, instalando la idea que Argentina iba a caer en default.

Cuando arribaron al país publicaron una solicitada en varios medios del país y en el extranjero contra la Argentina, mientras que en su sitio de Internet difamaban a la presidencia, la mayoría de las veces lo hacían con noticias de los medios argentinos.

Los ataques que realizaban los fondos buitres reproducían las mentiras que decían medios como Clarín como la recordaba estafa informativa de Jorge Lanata con las supuestas cuentas de Cristina en Seychelles.

Los medios oligárquicos argentinos le daban mayor cabida a la información publicada por los buitres que las declaraciones de los funcionarios argentinos, las que además iban acompañados de comentarios despectivos.

Además de las calumnias contra la presidenta los mayores ataques estaban concentrados en el ministro de Economía, Axel Kicillof, por su posición digna de no rendirse ante los desmesurados reclamos de los buitres, la ATFA acusaba a Kicillof de comunista y publicaba una de sus fotos con un fondo adornado por una hoz y un martillo.

El juez Griesa le había reclamado a la Argentina el pago de 1330 millones de dólares y se calculaba que si ingresaban otros denunciantes podían llegar a 3600 millones, sin embargo, el macrismo terminó pagando US$ 9.300 millones, de los cuales US$ 2.400 millones fueron para el fondo NML Capital, del holding Elliot de Paul Singer, que había invertido apenas 40 millones, usura internacional a niveles astronómicos que el macrismo convalidaba.

Los medios que habían sido parciales a favor de esos fondos y no del país festejaron, mientras el gobierno de Macri inició una descontrolada carrera hacia un endeudamiento catastrófico que puso al país al borde de la quiebra para que un grupo minúsculo de rapaces empresarios vinculados al macrismo fugaran capitales.

El día del cipayo

Volvamos al 10 de julio de 2014 cuando los lobistas de los buitres llegaron al país para reunirse con periodistas de los medios opositores al gobierno kirchnerista que le proveían la materia prima para difamar a la Argentina.

La consultora Gunner & Asociados cuya directora Rafaela Gunner, de nacionalidad inglesa, fue la encargada de organizar el evento y contactar a los periodistas con el cuidado particular para que no se conociera la lista de los invitados.

El temor era porque en las puertas del hotel hubo concentración de organizaciones sociales y políticas con carteles donde se podía leerse “Patria o buitres” y “Fuera Buitres de Argentina”.

Pero si bien no se pudo tener la lista de los invitados si era posible detectar cuales eran los periodistas favoritos de ATFA porque en su sitio se reproducían profusamente sus artículos, los más mencionados eran Hugo Alconada Mon, Martín Kanenguiser, Silvia Pisani, Jorge Oviedo y Martín Dinatale de La Nación, mientras que Clarín aportaba los nombres de Marcelo Bonelli, Lucía Salinas, Ana Barón y Nicolás Wiñaski.

Pero sería una equivocación creer que sólo esos dos diarios se dedicaron a defender la posición de los buitres, hubo periodistas de otros medios que también lo hicieron, la metodología era presentar las dos posiciones, la del gobierno y la de los buitres, como mostrando cierta imparcialidad, pero dando preponderancia a la de los fondos y en ningún momento se indicaba el carácter usurario y rapaz de esos capitales.

Veamos un ejemplo, el 11 de julio de 2014 la periodista Liliana Franco en Ámbito Financiero empieza y concluye su artículo reproduciendo la declaración de los lobistas de los buitres, terminando su artículo con una opinión apocalíptica sobre la economía argentina.

El artículo comienza con la posición de los buitres «Kicillof no tiene capacidad de tener una negociación técnica con el mediador. No es un abogado, y ningún ministro responsable negociaría algo sin asesores», dijo Nancy Soderberg.

Y termina también con la posición de los buitres: “En algunos medios locales se publicaron solicitadas clamando que «los acreedores de la Argentina están listos para negociar hoy. Los líderes de la Argentina deberían juntarse con sus acreedores en una negociación, y evitar un default catastrófico».

La idea del apocalipsis era la que venían a instalar los lobistas y había periodistas argentinos dispuesto a ayudarlos a crear ese clima, no puede sorprender que esta periodista adhirió fervorosamente al gobierno de Macri, gobierno que como dijimos capituló ante los fondos buitres.

La Nación buitre

El 11 de febrero de 2015, Martín Kanenguiser periodista del diario La Nación,s asumía la defensa del juez Thomás Griesa al señalar que el primer fallo del juez en contra del país era de febrero de 2012, es decir, sólo 11 años después del default, por lo que parece difícil hablar de un «castigo sistemático» como el que suele mencionar el Gobierno, no habían pasado 11 años porque Singer compró los bonos en 2008 y en ese momento comenzó la campaña de difamación mientras hacía sus presentaciones ante los tribunales del imperio.

También cuestiona que Argentina se dedicara a criticar a los buitres en vez de pagar: “En el medio, señalan los expertos, la Argentina no aprovechó el tiempo más que para criticar la actitud de los fondos buitre, en lugar de planificar una negociación para reducir una deuda que en ese momento era claramente menor a los US$ 1600 millones, finalmente adoptados en la sentencia” Los expertos que menciona evidentemente son los representantes de los usureros, representación que también parece asumir el supuesto periodista.

Como si fuera poca su genuflexión a los poderosos del mundo sale a defender los gobiernos de los Estados Unidos señalando que Cristina se dedicó a criticar a los gobiernos de ese país, cuando “En realidad, tanto el gobierno de George W. Bush como el de Barack Obama apoyaron las negociaciones de la Argentina con los acreedores”

Esto no es verdad en cuanto a los fondos buitres pues se lavaron las manos diciendo que era un tema del Poder Judicial, tan falso es que Cristina Kirchner le envió una carta a Obama cuestionando que funcionarios de su gobierno y su partido actuaran como lobistas de usureros internacionales, por otro lado, el presidente de ATFA había sido funcionario de Bush.

Y repite casi textual el argumento de los buitres en el sentido que Argentina estaba en default a pesar que había pagado religiosamente: “El gobierno no se cansa de gritar que la Argentina ya no está en default. Por el contrario, sin haber salido de uno, entró en otro y tampoco sabe cómo salir”.

Este periodista publicó un libro titulado “El default más tonto de la historia”, donde niega que el problema sea el capitalismo salvaje o el imperialismo responsabilizando al peronismo por una deuda que no contrajo.

Llama la atención todos estos periodistas apurados para que el país le pagara a los buitres, ocultando la rapacidad de los mismos y sin que les parezca un atropello ganar 2.400 cuando sólo invirtieron 40, una ganancia que no existe en ningún lugar del mundo.

Uno de los más mencionados por ATFA en su sitio dedicado a atacar al país es Hugo Alconada Mon, que no tiene la misma pulcritud para investigar y escribir que la que muestra en su vestir y sus delicadas maneras, sus artículos han sido un arquetipo de la difamación.

Veamos algunos de sus artículos especialmente en aquellos que asume la función de vocero de los buitres para calumniar al gobierno argentino, el primero de ellos es del 27 de julio de 2014 lleva por título: “Los fondos buitres buscan activos de los Kirchner y Báez en Paraísos Fiscales”.

Cuenta con lujos de detalles y de una forma acrítica cómo los buitres desarrollan investigaciones en su plan para extorsionar a las naciones: “El plan de Elliott es avanzar sobre tres objetivos simultáneos: detectar activos que puedan ejecutarse para cobrar sus acreencias, presionar a la Presidenta -no sólo como funcionaria, sino de manera personal, al avanzar sobre su hijo, su socio y ella misma- y generarle un dolor de cabeza al Gobierno ante la sociedad argentina, al dejar al descubierto, de lograrlo, millones de dólares extraídos de las arcas públicas por actos de corrupción.”

Luego de explicar cómo lograron extorsionar en Congo para que ese país le pagara a los buitres lo que reclamaban, dice: “La sospecha de sus investigadores es que Báez es el dueño de todas o varias de esas sociedades, con las que oculta fondos que pertenecerían a la Presidenta o a su hijo, Máximo Kirchner.”

Lo que los buitres y la prensa canalla intentaron instalar es que Báez era una especie de testaferro de Cristina, cuestión absolutamente falsa que nunca pudo comprobarse en la Justicia pero que el periodista de La Nación lo oculta de la misma manera que escondió a Macri del escándalo de los Panamá Papers hasta que pasaran las elecciones del 2015.

En su artículo del 13 de agosto Alconada Mon decía alborozado que el fondo NML había encontrado supuestos activos de Báez en el exterior, aunque todavía no estaba comprobado y debía investigarse si era así, pero el escriba de La Nación aprovecha para instalar la idea que Báez es “socio presidencial” lo que es falso.

Y reproduce un párrafo de la presentación de los buitres hablando de un “sórdido trío” que conformarían Báez, Cristina y Néstor Kirchner, el atildado periodista se limita a transmitir cual vocero la calumnia de los fondos, destinada al público de La Nación compuesto por gente de ideología conservadora y antiperonista y con ansias de consumir esta información sin importarle si es verdad o no.

Los argumentos de NML que reproduce Alconada Mon es que tanto el matrimonio Kirchner como Báez «supuestamente se apropiaron de millones de pesos de proyectos de infraestructura pública y lavaron lo producido y otros fondos a través de Panamá y otras varias sociedades internacionales pantalla».

Hoy en día se sabe perfectamente que Cristina Kirchner y su familia no tienen ninguna cuenta en el exterior, pero si las tiene Mauricio Macri y familia, es decir que lo que decían los buitres eran simples difamaciones que se alimentaban desde la prensa canalla de nuestro país con notas como las de este periodista.

El título del artículo del 31 de agosto de 2014 es “Florencia Kirchner también quedó en la mira de los buitres” el papel que juega Alconada Mon en este caso, hace recortar al personaje que interpretó Robert Duval en El Padrino, un universitario, bien vestido, con modales educados, pero era el enviado de la mafia a hacer la propuesta que se no podía rechazar porque las consecuencias podían ser letales.

Los buitres y Alconada Mon le informan a la presidenta de la Argentina qué si no capitula, ellos irán por su hija como en definitiva hicieron a pesar que nunca ocupó un cargo público y esa persecución fue la razón por la que se vio afectada la salud de la hija de la ex presidenta.

Cristina explica en su libro “Sinceramente” como y donde vivió su hija mientras estuvo en Nueva York estudiando cine, la intención de este artículo era intentar mostrar alguna forma de vida dispendiosa, a costa de los contribuyentes o por el aporte de un empresario amigo.

Repitiendo la mentira de NML Alconada Mon decía: “Pero la discutible cacería de datos también pasa por los gastos de la hija presidencial. ¿De dónde sacó el dinero para su viaje? ¿Qué tarjetas de crédito utilizó? ¿Vinculadas a qué cuentas bancarias? ¿El consulado en Nueva York tuvo algún rol?” Además lanza la sospecha sobre quién podría ser el dueño del departamento.

En ningún momento este comportamiento de Singer y su gente le parece deleznable, siempre deja flotando la idea que los Kirchner pueden haber actuado al margen de la ley, nada de lo que señalan los buitres a través del periodista de La Nación ha sido comprobado en la Justicia a pesar de la persecución de la que fueron objeto, hemos visto recientemente a este periodista reconociendo en una declaración judicial errores en artículos suyos que fueron utilizados para detener a personas por parte de la mafia judicial macrista.

Clarín el principal aliado de Singer

EL diario de Magnetto y la familia Noble estaba y permanece en guerra con el Movimiento Nacional y Popular por eso fue el abanderado de los fondos buitres, sus titulares reflejaban de manera indubitable su posición contraria al país y sus periodistas estrellas militaron para que los buitres cobraran lo que reclamaban, ahí sí que vimos al periodismo militante con todas las de la ley, pero en contra de los intereses nacionales.

El 17 de junio de 2014 el título de tapa decía “Cristina eludió decir si acata el fallo de la Corte de EEUU”, querían sumisión y obediencia.

El 22 de junio de 2014 titulaba: “Los fondos buitres listos para negociar con el gobierno” asumiendo la posición de voceros de los usureros.

El 27 de junio Clarín en tapa decía “Pagan u$s 832 millones y sigue el riesgo de default” nuevamente en defensa de los buitres y Griesa que pretendían que no se le abonara a nadie hasta tanto se les pagara a ellos.

La periodista Ana Barón fallecida en 2015 en Nueva York había sido corresponsal de Clarín durante 15 años, en su artículo del 1° de julio de 2014 plagado de citas de los representantes de los buitres, expresa que el gobierno argentino a pesar de expresar su voluntad de negociar “mantiene un tono desafiante”, nuevamente el reclamo de obediencia que venía del Norte.

La periodista se transformaba en una especie de guardiana de los intereses de los buitres citando a varios de sus representantes que dicen cosas como: “El margen de maniobra de Argentina es nulo” o que “Yo siempre digo que Argentina es un país con fundamentos económicos buenos, pero está mal gobernado. Hay que mirar más a largo plazo. Al final habrá acuerdo”.

Otro representante buitre afirma en la nota de Barón “Si Argentina no llega a un acuerdo con los holdouts, YPF no obtendrá el financiamiento que necesita a tasa de interés razonables. Y eso sería muy negativo para el Gobierno. Argentina necesita inversiones”.

En otra oportunidad hablando con el programa de Lanata, Ana Barón dice que lo de Kicillof de pagar los bonos reestructurados en Argentina es desacato a las decisiones de Griesa y cuestiona a los abogados representantes del país porque no les caen bien al juez estadounidense.

Pero quién más militó el pago a los buitres fue Marcelo Bonelli, sorprendentemente en el sitio de Clarín han desaparecido muchos de los comentarios del periodista, entre mayo y junio del 2014 hay dos meses sin artículos de su autoría y también tres meses después hasta octubre, tal vez se trate de un intento de ocultar sus vergonzosas opiniones.

Marcelo Bonelli en su programa de radio repetía los mismos argumentos que los enviados de los Fondos: falta de profesionalismos en los negociadores argentinos, hablaba de un traspié del gobierno argentino e insistía que Argentina caería en el default si no pagaba como ordenaba Griesa.

El 13 de junio de 2014 Bonelli escribía “Fue la pésima negociación de los últimos años la que llevó a la Argentina a sufrir la humillante instancia de ser juzgada por la Corte de los Estados Unidos”.

La utilización de la palabra “humillante” demuestra la mentalidad colonial de Bonelli, siempre muy afecto a rendir pleitesía a los poderes mundiales, el FMI y el gobierno de los Estados Unidos, pero además Bonelli evitar señalar que no fue el gobierno kirchnerista el que contrajo la voluminosa deuda sino gobiernos que Bonelli y Clarín apoyaron fervientemente.

Y como es habitual en sus artículos vendía pescado podrido con predicciones que nunca se cumplen cuando hablaba de un pacto secreto con Washington que se pagaría con bonos y que el costo le quedaría al próximo gobierno.

Bonelli en general da información sin citar la fuente y cuando la da es desmentido por la fuente a la que acostumbra tergiversar.

El 27 de junio de 2014 la columna de Bonelli lleva por título “El gobierno juega con fuego en el borde de otro default” el periodista con el casco de guerra puesto asumía la posición de Singer que no quería que se le pague al resto de los acreedores hasta que cobraran los fondos buitres.

En el artículo dice: “Axel Kicillof anunció ayer en forma oficial el ‘desacato’ de la Argentina al fallo de la justicia de los Estados Unidos al disponer un pago solo a favor de los bonistas reestructurados”.

Queda claro el papel de lobby de los bonistas de Bonelli cuya preocupación principal no es el país, sino que los buitres cobren, pero además es más griesista que Griesa, porque afirma que la intención no era que los bonistas cobraran sino responsabilizar a Griesa si no cobraban, cuando precisamente fue el juez cómplice de los usureros, el que estaba interesado en que los otros bonistas que entraron al canje no cobraran.

Y seguía diciendo el periodista en guerra contra la Argentina: “el gobierno quiere ubicarse como víctima de un complot internacional y ocultar la responsabilidad de la Casa Rosada, pero la sucesión de serios errores estratégicos, displicencia y ausencia de profesionalismo en la negociación” Y agregaba que la presidenta le había realizado varios desplantes al juez.

El artículo del 4 de julio de 2014 estaba titulado “¿Qué encubre el relato épico contra los fondos buitres”.

Cuestiona un discurso de Kicillof en la OEA donde desnudó el papel usurario de los fondos buitres, Bonelli hace otro de esos anuncios que nunca se cumplen en el sentido que Kicillof terminará pagando, el razonamiento del operador de Clarín es paradójico, si el ministro arreglaba con los fondos capitulaba, y si no arreglaba era un incapaz, por derecha o por izquierda la orden de sus superiores era atacar al kirchnerismo.

Dice que la negociación sólo puede fracasar por dos motivos, la impericia de los funcionarios o que se forzara el no acuerdo para tapar las denuncias contra Boudou, por esos días la prensa canalla llevó a cabo una larga campaña de mentiras y difamación contra Amado Boudou al que sólo lograron encarcelar sobornando a un falso testigo.

La deuda externa del macrismo

Estos operadores a los que citamos ubicados en otra época hubieran criticado el cruce de Los Andes por San Martín o a Rosas por colocar cadenas para impedir el avance de los imperios en nuestro territorio, el mensaje de las mentalidades colonialistas es siempre el mismo rendirse y obedecer, por desgracia hay muchos argentinos con esa mentalidad y en sitios que pueden influir sobre otros.

El gobierno de Alberto Fernández se apresta a negociar con acreedores y el FMI la deuda monumental dejada por el macrismo, el pago de Macri a los buitres fue el puntapié inicial para ese alocado endeudamiento que tuvo la única finalidad que los empresarios afines a Cambiemos pudieran fugar los dólares al exterior.

Nuevamente esa negociación se ve afectada por los mismos protagonistas que operaron a favor de los fondos buitres que ahora retornan para favorecer a los acreedores y tratar de poner en aprietos al gobierno recientemente llegado.

Nuevamente Axel Kicillof vuelve a ser protagonista en la lucha patriótica contra usureros y cipayos, la prensa canalla ha disparado nuevamente sus dardos contra él, porque lo ven como el reaseguro en la defensa del interés nacional que ellos intenta impedir.

No podemos hacer otra cosa que poner evidencia a quienes actúan en contra del país, en algún momento habrá que encontrar formas para que no sea posible que argentinos actúen impunemente contra el interés nacional y el bienestar de su pueblo.

Publicado en www.elforjista.com.ar

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 26/09/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto