Política tribunera

Compartir

Arrancamos este 2019 candente en el clima político, año de elecciones y como campaña electoral nada mejor que abrir el debate de la “baja de imputabilidad” para toda esa bandeja colmada de espectadores que ovacionan estas políticas, estos que pareciera que están con la absoluta intención de salir por las calles con guadañas, tridentes y antorchas por las calles de Bs.As a cazar vagabundo, inmigrantes latinos, miembros de la comunidad LGBT y las llamadas, peyorativamente, “feminazis”.

La tribuna política está ocupada por una gran parte del electorado que estalla en aplausos cuando escucha cosas como “que los inmigrantes vuelvan a su país”, claro que hablamos de latinos, no van a pedir que se vayan los europeos. También festejan cosas como que la policía pueda disparar sin dar la voz de alto, vitorean cosas como que se saquen los subsidios y que las clases más bajas ya no cuenten con acceso para gozar de ciertos beneficios.

Estos hinchas caracterizados de la política quieren menos escuelas y más cárceles, eso dan a entender, porque no los escucho pedir por los establecimientos educativos. Estas barras agitan desde el paravalancha del odio pidiendo por la justicia a mano propia, cantan que le van a quemar la casa a un supuesto acusado de algo, que hay que matarle a los hijos porque también van a ser chorros pero después se saca fotos con el pañuelo celeste.

El tribunero se deleita cuando escucha a personas como Joaquín Morales Solá haciendo una editorial donde pide que se baje la edad de imputabilidad pero no se espanta cuando en CABA se están cerrando los profesorados. Esta gente que informa busca tratar de ocultar lo más que se pueda esa relación entre colegio y delincuencia, educación y estado ausente, que un pibe de 18 años no tiene que estar estudiando, tiene que estar en la cárcel. De cierta forma es una manera, por parte del estado, de buscarle una solución a los despojos que este mismo estado provoca, prefiere gastar dinero en cárceles, en seguir manteniendo reclusos, algo que el tribunero que aplaude no se da cuenta es que la educación es una inversión para que no se tengan que hacer cárceles, pero prefiere un pibe de 15 años en prisión que proyectando su futuro con alguna carrera en particular.

Si te digo que el sistema nos quiere ignorantes y sumisos no estoy descubriendo nada, pero ¿te preguntaste alguna vez que prefiere el sistema? ¿Quiere pibes estudiando, razonando y pensando? ¿O quizás quiere pibes presos donde no se corrigen sus conductas?, si no que todo lo contrario, empeoran.

Estos tribuneros solo quieren balas y palas, y si los apuras te piden la vuelta de los militares. Yo no los llamaría fascistas, el facho aunque sea tiene una conciencia nacional, un proyecto político y económico, esta gente solo quiere hacer el mal por el solo hecho de considerarse superior a los inmigrantes latinos y a las clases más vulnerables, el fascista mínimamente tiene una preparación; ya lo decía el General “he visto malos volverse buenos pero nunca un bruto volverse bueno” y el problema está ahí cuando aparece un bruto que es malo.

Arrancamos este 2019 candente en el clima político, año de elecciones y fichas que “se mueven para acá se mueven para allá” si ponerse de acuerdo como se va a enfrentar al oficialismo, pero como campaña electoral nada mejor que abrir el debate de la baja de imputabilidad para toda esa bandeja colmada de espectadores que ovacionan estas políticas, estos que pareciera que están con la absoluta intención de salir por las calles con guadañas, tridentes y antorchas por las calles de Bs.As a cazar vagabundo, inmigrantes latinos, miembros de la comunidad LGBT y las llamadas, peyorativamente, “feminazis”.

También caemos en la volteada todos aquellos que pedimos derechos laborales y una mejor redistribución de los ingresos con el “insulto” de zurdos. En la España Franquista, los ganadores de la guerra les decían a los habitantes que si dejaban a entrar al comunismo le iban a sacar todas sus propiedades y que iban a quemar las iglesias. 35 años atrás había pasado una guerra donde mataron a la mayoría de comunistas, socialistas y anarquistas, pero para el pueblo español las víctimas eran los franquistas que habían ganado la guerra.

Por eso cuando te hablan de lo que va a pasar si viene tal o cual persona, en realidad, es lo que les va a pasar a ellos, la aristocracia, la burguesía, que ahora son los que tienen el control, pero nos quieren transferir ese miedo y preocupación a nosotros para legitimar sus intereses y seguir en el poder, los cuales nunca los van a compartir con nosotros.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones