Por Favor, no nos defiendan.

Compartir

Ellos nos conocen por zoom, por los noticieros y porque el GPS les advierte «Cuidado, zona peligrosa» . Este es el derrame del que tanto hablan: lo que derramaron a las clases vulnerables es un virus mortal que entró por el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Esa es la grieta insalvable, la diferencia entre Ellos y Nosotros es irreconciliable. Nunca les pedimos a ELLOS que nos defiendan. A los Sebreli, los Guerra, los Petrella : por favor, no nos defiendan.

Ahora se acuerdan de las villas, banalizan la Shoá comparando el aislamiento en Villa Azul con los guetos impuestos por el nazismo durante la Segunda guerra mundial. Son capaces de cualquier cosa, es ofensivo, no sólo para la memoria histórica de millones de judíos, gitanos, homosexuales y discapacitados asesinados, sino también por banalizar el esfuerzo que representa proteger lo esencial, lo irrecuperable, la vida.

Comparar los guetos con el aislamiento social es negar el fondo de la cuestión , es quedarse en la forma para negar la verdadera intención del acto. En Villa Azul la intención es cuidar la vida, en los guetos era acabar con ella de la forma mas cruel, las hambrunas y las enfermedades fueron las herramientas del estado para matar a miles de personas.

Leer a personas, formadas intelectualmente, comparar esos sucesos es ofensivos e indignante.

NUNCA les pedimos que nos defiendan, quienes vivimos en zonas vulnerables sabemos que ellos NUNCA nos van a defender, los que trajeron el virus de sus viajes por Alemania, Italia e Inglaterra. Nosotros viajamos en colectivo, a trabajar en las casas de los que viajan por el mundo, nuestro viaje es a un mundo de fantasía como el de los barrios privados, Palermo o Puerto Madero, para luego, exhaustos, volver a la realidad de nuestras vidas, con necesidades básicas insatisfechas.

¿Ahora, quienes trajeron el virus al país, enarbolan la bandera de la defensa de nuestros derechos? ¿Defienden a los villeros? ¿Es el mundo del revés de Maria Elena Walsh?

¿En qué momento Maximiliano Guerra, Juan José Sebrelli o José Luís Espert se acordaron de nosotros durante la gestión del gobierno anterior? Alguna vez notaron nuestras necesidades? ¿Alguna vez nos notaron?

Son capaces de cualquier cosa. Debemos asumirlo, usan los recursos mas viles para atacar decisiones de Estado.¿Vos sabías que existía Villa Azul?

Ivan Petrella, teólogo que aboga por la libertad y los derechos, nos contó por redes sociales que se había entrevistado por zoom (Una aplicación de videollamada) con un cura villero y que éste le había contados las necesidades de la villa. Cual villa, no nos dijo ¿Me pregunto, porque no viene a nuestros barrios?

Podés ver nuestra realidad a 10 minutos de tu casa, no importa dónde vivas, a 10 minutos de tu casa hay un barrio vulnerable o una villa, acercate, oí nuestra voz, entendé el contexto en el que vivimos, que somos personas.

Nunca lo hicieron, no lo hicieron sin COVID, no lo harán con una enfermedad potencialmente mortal expandiéndose en las Villas.

Ellos nos conocen por zoom, por los noticieros y porque el GPS les advierte «Cuidado, zona peligrosa» , digo ELLOS, sí, porque aunque en la tele veamos mensajes alentadores sobre 40 millones de personas tirando para el mismo lado, sabemos, siempre lo supimos, que no es así.

Este es el derrame del que tanto hablan, lo que derramaron a las clases vulnerables es un virus mortal que entró por el Aeropuerto internacional de Ezeiza.

Esa es la grieta insalvable, la diferencia entre Ellos y Nosotros es irreconciliable.

Todavía falta agua en Villas de CABA, ¿entendés lo que te digo? Agua, vos lavás la vereda y el auto con agua potable, nosotros no tenemos agua.
Nunca les pedimos a ELLOS que nos defiendan..
Por favor, no nos defiendan.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 15/08/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto