Proscripción para Lula, réquiem para Brasil

Compartir

Lo que hoy ocurre en Brasil, tiene altas probabilidades de replicarse en Argentina. La proscripción por cualquier medio de Lula, será el comienzo del Réquiem para Brasil. En Argentina ese réquiem se inició con la asunción del actual Presidente. Porque fracasaron todos los intentos para que Cristina Kirchner abandonara el poder anticipadamente. Y hoy continúan maniobrando para también proscribirla antes de 2019.

Temer se propuso una fuerte reducción del gasto público, y un giro en la política exterior hacia los Estados Unidos. En este sentido, uno de sus portavoces anticipó inmediatamente a la “asunción” a la agencia Télam, que Temer ya tenía confirmado como «superministro» a Henrique Meirelles, presidente del Banco Central en la era Lula y ex presidente mundial del Bank Boston, quien apunta a encarar una reducción del gasto público.

El Congreso promulgó una reforma constitucional para limitar el gasto público en los próximos 20 años. La medida, aprobada en el Senado, generó fuertes protestas en las calles. También dispuso el bloqueo de nuevos subsidios estatales para programas de Gobierno, entre ellos los programas de ayuda social.

La medida relativa al tope de gastos públicos estableció que los gastos de cada año sólo pueden aumentar en la misma proporción que la inflación del año anterior. Por ejemplo, si en 2016 el Estado gastó 100 millones y la inflación es de 10 por ciento, en 2017 el gasto público no podrá ser superior a 110 millones.

Esta iniciativa requirió que el Congreso aprobara una enmienda constitucional para alterar una normativa en vigor, que establecía que algunos gastos públicos, como salud y educación, debían ser equivalentes a un porcentaje determinado del Producto Interno Bruto (PIB).

La segunda medida anunciada es el bloqueo de nuevos subsidios para programas de Gobierno, entre ellos el de Agricultura Familiar, que compensa a productores que no consiguen solventarse comercialmente, y Mi Casa, Mi Vida, en el que el Estado asume buena parte de los costos de viviendas populares que se otorgan a la población de bajos ingresos.

Una tercera propuesta fue la anticipación del pago de una parte de la deuda que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) mantiene con el Tesoro Nacional. Esta medida podría configurar una violación a la Ley de Responsabilidad Fiscal. La presunta infracción de esta ley es lo que dio “fundamento” al enjuiciamiento de la presidenta Dilma Rousseff.

Temer también anunció el fin del llamado Fondo Soberano, creado en 2008 para tener una reserva en caso de necesidad. Y el Gobierno también intentará dar celeridad en el Congreso a un proyecto que define nuevos criterios de gobernanza de los fondos de pensión y las empresas estatales. «El proyecto busca introducir criterios rígidos para el nombramiento de dirigentes de los fondos (de pensión) y de las empresas estatales. Es una regla técnicamente correcta porque tendremos la meritocracia funcionando”, dijo Temer.

Según denuncia el secretario general de la CUT, Sergio Nobre, el “Gobierno golpista” de Temer pretende disminuir los salarios, privatizar empresas y servicios y entregar las riquezas del país a las multinacionales. Dijo Nobre: “Con esas iniciativas de carácter neoliberal, pone sobre los hombros de la clase trabajadora los costos de una política regresiva y autoritaria de ajuste fiscal que, como venimos denunciado, constituye el verdadero objetivo del golpe contra la presidenta constitucional Dilma Rousseff.»

El Fondo Monetario Internacional celebró las medidas adoptadas por el nuevo Ministro de Hacienda Henrique Meirelles para «estabilizar la trayectoria de la deuda y preservar el sistema de seguridad social a través de reformas que garanticen la sustentabilidad financiera a largo plazo», destacó el vocero Gerry Rice. El clima festivo se extendió a los mercados, que reaccionaron con subas en las acciones de Petrobras tras el anuncio de que el ex titular de la Casa Civil Pedro Parente sería presidente de la mayor empresa del gigante sudamericano.

Meirelles había sido titular del Banco Central con Lula da Silva y proviene del riñón bancario. Parente, jefe de Gabinete de Fernando Henrique Cardoso, dirigió la filial de Bunge en Brasil y desde 2010 regentea su propio emprendimiento: el fondo de inversiones Prada, exclusivo para la gestión de fortunas que superen los 20 millones de reales (casi seis millones de dólares).

El Gabinete de Michel Temer daría lugar a una cascada de procesamientos y detenciones si el ámbito judicial estuviera decidido a cumplir su misión. De los 21 ministros designados, siete están implicados en la causa Lava Jato –el escándalo Petrobras– y tres en otras denuncias de corrupción a su paso por gestiones estaduales y federales. Por ejemplo: Otavio Azevedo y Flavio Barra, dos capos de la multinacional Andrade Gutierrez, acusaron al ministro de Planificación Romero Jucá de haber recibido millonarios aportes para su campaña en el marco de acuerdos irregulares para la construcción de una represa.

El gabinete de Michel Temer daría lugar a una cascada de procesamientos y detenciones si el ámbito judicial estuviera decidido a cumplir su misión. De los 21 ministros designados, siete están implicados en la causa Lava Jato –el escándalo Petrobras– y tres en otras denuncias de corrupción a su paso por gestiones estaduales y federales.

Otra muestra de la colosal corrupción que lucen los propulsores de la destitución de Dilma es el “caso” ODEBRECHT. Con el sistema de “Delación Premiada” vigente en Brasil, salieron a la luz incontables casos de coimas y sobreprecios en el país y en el exterior. Argentina, donde esa empresa es adjudicataria de numerosas obras públicas, Odebrecht intenta eludir el sistema judicial, tratando directamente de llegar a “un arreglo” con el Poder Ejecutivo de Macri, en el afán de mantener los contratos con que fuera beneficiada, sobornando a Funcionarios Públicos, y pagando coimas para la aprobación de sobreprecios de empresas estrechamente vinculadas con el Presidente Macri y su familia. (IECSA-Calcaterra). El Poder ejecutivo argentino carece de facultades para estos “arreglos” y su actuación en ese sentido sería directamente delictiva.

Las primeras medidas de Temer –recortes en planes de seguridad, el anuncio de modificaciones en el sistema de jubilaciones que los sindicatos rechazaron y suspensiones en la construcción de dos millones de viviendas del plan Mi Casa, Mi Vida– son favorables a lo que los mercados y el FMI apetecen. A nivel regional la designación de José Serra, notorio enemigo del Mercosur y Unasur, es en cambio un bocado para la estrategia del Departamento de Estado.

En todo el mundo los brasileños repudiaron «la muerte de la democracia». El golpe contra Dilma se reveló como una acción combinada de los poderes económicos y financieros transnacionales y de la inteligencia de Estados Unidos.

El 31 de agosto de 2016, Temer juró como presidente efectivo cuando más de dos tercios de la Cámara alta (entre ellos unos 30 senadores procesados o denunciados por corrupción) votó por la destitución de la presidenta electa, pese a que no se logró demostrar la comisión de ningún delito.

El ex mandatario de Brasil, Lula Da Silva dijo que en su país “hay una guerra” contra su agrupación, el Partido de los Trabajadores, tras la destitución de Rousseff. Y denuncia planes opositores para que él no sea candidato en 2018.

El magistrado a cargo de las investigaciones del caso Petrobras, Sergio Moro, aceptó una denuncia por corrupción contra Lula. Previamente la Fiscalía había presentado una denuncia formal contra el exjefe de Estado, acusándolo de haber recibido favores de una de las empresas beneficiadas por los desvíos en la petrolera estatal Petrobras.

El fiscal, y militante evangélico, Deltan Dallagnol, reconoció carecer de pruebas pero compensó esa falencia material con “la convicción” de que el imputado es el “comandante máximo del esquema de corrupción”. Similar argumento utilizado en Argentina por los Jueces Ercolini y Bonadío contra Cristina Kirchner.

La “elite” corrupta que usurpa el poder en Brasil ha construido una teoría para justificar la destitución de Dilma y la criminalización del PT. La prensa, la policía federal y el ministerio público están perfectamente articulados para construir mentiras.

La “elite” corrupta que usurpa el poder en Brasil ha construido una teoría para justificar la destitución de Dilma y la criminalización del PT. La prensa, la policía federal y el ministerio público están perfectamente articulados para construir mentiras.

En mayo 2017, O Globo publicó con títulos “catástrofe” que Dilma y Lula habían recibido coimas de unos u$s 130 millones, depositados en Suiza. Al día siguiente, en una nota casi imperceptible, “aclaró” que esos fondos estaban depositados en cuentas del empresario coimero, y no de los ex Presidentes, canallescamente acusados el día anterior. Dijo Lula indignado: “De marzo a agosto el principal canal, Globo, en su noticiero más visto dedicó 14 horas de noticias negativas en contra mío.»

Las principales acusaciones contra Lula se agrupan del siguiente modo:
(SOS Lula -Iniciativa que se inició entre ciudadanos brasileños residentes en Berlín)

– Las reformas y la entrega de un apartamento en la ciudad de Guarujá, del Estado de São Paulo, por la empresa constructora llamada OEA en cambio de favores.

– Reformas de una propiedad rural en la ciudad de Atibaia, cerca de de São Paulo, para usufructo de Lula y su familia, también a cambio de favores en favor de la empresa constructora Odebrecht – Beneficios a cambio de favores para la obtención de contratos por las empresas brasileñas en el exterior.

Para lograr su propósito de encontrar algún cargo contra el ex-presidente (salida de “pesca” en la jerga tribunalicia), con el fin de condenarlo y encarcelarlo, en la Operación Lava Jato y relacionadas se cometieron diversas ilegalidades.

– Realización de grabaciones ilícitas de conversaciones telefónicas del ex-presidente y su familia.
– Distribución ilegal de registros (transcripciones y audio) a los medios conocidamente hostiles al ex-presidente, dándoles amplia gran publicidad.
– Instigación de los testigos y acusados a fin de hacer declaraciones para incriminar el ex-presidente y su familia.
– Allanamiento de su domicilio, de manera agresiva y violenta con un gran aparato policial
(Además del domicilio de Lula, los agentes visitaron también la vivienda de su hijo, Fábio Luiz da Silva, conocido como Lulinha, en São Paulo).
– Detención ilegal, durante varias horas del ex-presidente con intención de hacerlo declarar, cuando Lula nunca se negó a comparecer cuando fue citado.
– Declaraciones hechas en vivo y reproducidas de forma exagerada por los medios hostiles, de manera de acusar el ex-presidente como el “cerebro” de una organización criminal.
– Desmerecer ilegalmente las actividades de la defensa del ex-presidente, expresando clara animosidad contra los abogados de la defensa.

No hay duda de que el ex presidente es ahora el objetivo y víctima de la, “guerra jurídica” – la movilización de un aparato legal, con la ayuda de medios (radio, televisión, periódicos) para perseguir a un oponente político.

Dentro del mecanismo de “delación premiada”, Marcos Valerio de Souza, el dueño de DNA y SMPB, dijo haber tomado préstamos bancarios por 39 millones de reales (16,5 millones de dólares) desde 2003. Por su parte, el ex tesorero del PT Delubio Soares confirmó las operaciones y que el dinero se destinó a pagar gastos y deudas de las campañas electorales, ”no contabilizados”, del partido gobernante y de grupos aliados.

De ese modo, Soares confesó haber cometido un delito electoral, como es el uso de dinero no declarado a las autoridades comiciales, el llamado comúnmente ”caja dos”. Los candidatos elegidos con tales recursos podrían ser inhabilitados, según expertos en derecho electoral, mientras que dirigentes opositores especulan sobre la posibilidad de penalizar al propio PT, ya que el autor del delito habría sido su dirección partidaria.

Las declaraciones de Soares pretendieron comprometer a todo el partido y amenazar su futuro, reconocieron miembros del PT, como el senador Delcidio Amaral, presidente de la Comisión Parlamentaria de Investigación sobre el escándalo.

El desenlace de la crisis es aún imprevisible, incluso porque la explicación de Soares y De Souza ”no es creíble”, pero la proscripción de un partido no parece posible a la luz de la legislación nacional ni de criterios políticos, comentó a IPS Roberto Litman, abogado especializado en cuestiones político-electorales.

La Ley Orgánica de los Partidos de Brasil solo prevé cuatro hipótesis para la exclusión del sistema, su incorporación a otro , ser mantenido por recursos extranjeros, no presentar cuentas de sus finanzas a la justicia y mantener organizaciones paramilitares, observó el abogado. No se podría pues, legalmente proscribir un Partido ( el PT), pero es posible proscribir una Persona (Lula).

La Ley Orgánica de los partidos de Brasil solo prevé cuatro hipótesis para la exclusión del sistema, su incorporación a otro , ser mantenido por recursos extranjeros, no presentar cuentas de sus finanzas a la justicia y mantener organizaciones paramilitares. No se podría, legalmente proscribir un Partido (PT), aunque es posible proscribir una persona (Lula).

El objetivo, cada vez es más claro, de esta persecución es de impedir toda su actividad política, condenándolo, incluso en ausencia de pruebas, para evitar que puede ejercer un papel activo en la vida política del país en los próximos tiempos.

Sin embargo, cabe señalar que escuchó decenas de declaraciones de “testigos” con acusaciones de cargo durante meses y meses de investigación del caso Lava Jato y las operaciones conectadas, que no consiguieron obtener una sola prueba contra Lula y sus consejeros. En su lugar, sólo se lograron reunir testimonios que confirman su inocencia. Sin embargo, las acusaciones siguen su curso, y es probable que sea condenado, incluso en ausencia de pruebas

Cristina Kirchner recibió una carta “urgente” del ex presidente Lula poco antes de la destitución de Dilma, en la que le hace saber la campaña de difamación y hostigamiento político y judicial desatado en Brasil, por un “ejército” de funcionarios y empresarios corruptos, destacando que el objetivo final es una eventual proscripción de su persona para 2018.

La ex primera mandataria resaltó en un artículo periodístico: «Lula es el verdadero blanco del golpe» y que «los tiempos que se abren sobre mi país son de vergüenza» igual que para Brasil, por lo que «la historia sabrá juzgar a los farsantes, a los traidores, a los indecentes, pero será demasiado tarde para corregir sus ruindades.»

Salta a la vista el paralelismo entre lo que ocurre en Brasil y lo que pasa en Argentina. Entre nosotros también se desató una “guerra jurídica” – la movilización de un aparato legal, con la ayuda de medios (radio, televisión, periódicos) y la complicidad de una gran parte del poder Judicial – para perseguir a la Ex Presidenta Cristina Kirchner, inventando causas y hostigándola personalmente junto a su familia.

El Gabinete de Temer está integrado, a semejanza del de Macri, por gran número de corruptos. La diferencia aparente con Argentina es en el Parlamento, que a diferencia de Brasil, por el momento, aquí no está compuesto por acusados y procesados por corrupción. Al menos no tiene estado público.

El gabinete de Temer está integrado, a semejanza del de Macri, por gran número de corruptos. La diferencia con Argentina es en el Parlamento, que a diferencia de Brasil, no está compuesto por acusados y procesados por corrupción. Al menos no tiene estado público.

El pánico que invade la “elite” gobernante de Brasil (el poder económico) ante un eventual retorno de Lula al poder, es similar al pánico que sienten los poderosos económicos de Argentina (que gobiernan por medio de Macri), ante un eventual retorno al poder de Cristina Kirchner. La desvergüenza y la ambición de los grupos financieros y económicos nacionales e internacionales no tiene límites. Ni territoriales ni temporales.

Recuérdense estas expresiones: “Comencé el trabajo de liberación e instauré el régimen de libertad social. Tuve que renunciar. Volví al gobierno en los brazos del pueblo. (…)La campaña subterránea de los grupos internacionales se alió con grupos nacionales revolucionarios contra el régimen de garantía del trabajo. (…) Quise crear la libertad nacional en la potencialización de nuestras riquezas a través de Petrobras, mal comenzó esta a funcionar cuando la onda de agitación creció. La Electrobrás fue obstaculizada hasta el desespero. No quieren que el Pueblo sea independiente (…) En las declaraciones de valores de lo que importábamos existían fraudes que constaban de ( …) millones de dólares . Intentamos defender su precio (el del café), y la respuesta fue una violenta represión sobre nuestra economía. Si las aves de rapiña quieren la sangre de alguien, quieren continuar chupando al pueblo brasilero, yo ofrezco en holocausto mi vida.” (De la Carta-Testamento de Getulio Vargas- del 24 de agosto de 1954).

Han pasado 63 años desde que Getulio se suicidó de un disparo en el corazón. Muchas cosas han cambiado, pero lo que permanece inmutable es la alianza de las corporaciones transnacionales y nacionales, para robar a como dé lugar nuestras riquezas, y sojuzgar al pueblo, hundiéndolo en la miseria y la desesperación. Los cómplices locales en nuestros países, realizan diligentemente el trabajo sucio de enlodar a los dirigentes queridos por el Pueblo, sin siquiera disimular su esencia miserable.

El pánico que invade a la “elite” gobernante de Brasil ante un eventual retorno de Lula al poder, es similar al pánico que sienten los poderosos económicos de Argentina, ante un eventual retorno al poder de Cristina Kirchner. La desvergüenza y la ambición de los grupos financieros y económicos nacionales e internacionales no tiene límites. Ni territoriales ni temporales.

Mientras el Pueblo en las calles se pronuncia permanentemente contra Temer: “Fora Temer”-“Direitas Ja”, “Fora Temer”-“Direitas Ja”, el Parlamento, (“los Representantes del Pueblo”) se opone a producir la reforma que permita las elecciones directas.

La Constitución de Brasil establece que si un Presidente deja el poder en los últimos dos años de su mandato, se realizarán elecciones “indirectas” por el Congreso. En el caso de la salida de Temer, el Presidente de la cámara de Diputados R. Maia, deberá convocar a elecciones indirectas de un nuevo Jefe de Estado, para completar el mandato. El llamado a elecciones Directas depende de una enmienda constitucional.

La comisión parlamentaria de “Constitución y Justicia” dio un aval unánime para realizar esta enmienda. Pero el Oficialismo, que tiene mayoría en el Congreso, rechaza las elecciones directas. Es claro, los mismos que promovieron la destitución de Dilma, quieren ser los que designen al sucesor de Temer. Si no colocan a una persona “del palo” pueden quedar al desnudo todas sus trapisondas. El favorito de los golpistas es Joaquim Barbosa. Ex Presidente del Supremo Tribunal Federal.

Lo que hoy ocurre en Brasil, tiene altas probabilidades de replicarse en Argentina. La proscripción por cualquier medio de Lula, será el comienzo del Réquiem para Brasil. En Argentina ese réquiem se inició con la asunción del actual Presidente. Porque fracasaron todos los intentos para que Cristina Kirchner abandonara el poder anticipadamente. Y hoy continúan maniobrando para también proscribirla antes de 2019.

Sin embargo, en nuestro país ya se rezó un réquiem en 2001 y, no obstante, Argentina comenzó a renacer de sus cenizas en 2003, y eso puede volver a ocurrir. No hemos llegado al “fin de la Historia”.

Así como Getulio creyó que todo había terminado en 1954 y por el contrario en 2002 llegó Lula, no todo está perdido en 2017, y no nos neguemos a que en un tiempo inevitablemente próximo y mejor, las grandes mayorías populares vuelvan a encender la llama de la esperanza en nuestros países.

*Abogado

Mandá tu nota

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 22/09/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto