¿Quién paga la pandemia?

Compartir

Casos y circunstancias que se vienen hablando hace tiempo pero con situaciones excepcionales que dejan a la vista problemas para los cuales se deben tomar medidas excepcionales. Una de las maneras posibles de análisis es pensar a largo plazo qué puede pasar después de esta pandemia. Por lo pronto en la Argentina, teniendo en cuenta todo el planeta, se habla de quién se hará cargo de las consecuencias económicas producto de la crisis sanitaria mundial.

Quien asiste a los sectores más impactados por este acontecimiento es el Estado, en mayor o menor forma, dentro de la discusión global si el Estado prevalece al mercado; si lo cierto es que el primero será el salvador y no la segunda opción como se venía estableciendo en este último orden mundial. Hace tiempo que se viene planteando una medida, no solo aquí sino que también en el resto de las regiones, lo que se conoce como “ingreso universal”. Estas no son cuestiones que solo se lo plantean aquellos sectores caracterizados por ser progresista, así también, lo podemos escuchar desde las palabras del máximo pontífice de la iglesia católica, el Papa francisco. Al mismo tiempo, la prensa internacional como el Financial Times, prestigioso diario Británico, aclarando que no podríamos catalogar su línea editorial como “socialista”. Todas estas declaraciones parten de la premisa que hay que encontrar una medida para sanar las consecuencias del Coronavirus en el mundo.

Claro está que hay que tener en cuenta el escenario de cada país, los desarrollados donde se encuentran en una buena situación económica y los ingresos per cápita no son ni parecidos a los de Latinoamérica, se podría tomar como una medida de emergencia y sustentable para redimir las secuelas a diferencia de los territorios latinos. La pandemia nos demostró que hay desigualdad, pobreza y falencias en los sistemas de salud lo que fuerza a llevar a un parate económico. En el caso particular de la Argentina, al encontrarse los sectores económicos, van en búsqueda de establecer, mediante sus voceros periodísticos, la idea de levantar la cuarentena para poder reactivar este parete. Dichas situaciones, y advertidos por las partes del poder real, se genera un ámbito de inestabilidad. Desde los grupos económicos parte el anuncio de que se pueden generar problemas de gobernabilidad en un “tire y afloje”. Recordemos que ya veníamos en recesión, de una catástrofe económico pero la diferencia es que en la actualidad apareció el Covid-19, lo que el gobierno de; Mauricio Macri arruino la economía Argentina sin ninguna pandemia declarada.

En nuestro país esta medida se puede tomar como una nueva política redistributiva del ingreso lo que lleva a generar polémica con los sectores de poder. Discutir que se le de dinero a un individuo solo por el hecho de ser Argentino puede ser devastador para la opinión pública. Los medios de comunicación hegemónicos no lo permitirían y cualquier medida que “atente” contra el patrimonio de sus jefes será inmediatamente denigrada. ¿Podrás imaginar lo que pueden decir cuando el Estado le destine recursos económicos a un ciudadano sin ningún requisito y sin fundamentar a qué gasto irán dirigidos? Hasta el momento, la idea de un ingreso universal solo se encuentra en borradores, no hay discusión certera del tema y por lo pronto nadie llevó la propuesta a jugar en “cancha llena”. Más allá de que son muchos los espacios que lo tienen en agenda como cierta parte de la bancada oficialista en el parlamento y sectores sociales.

A largo plazo se estudia cómo establecer esta disposición y llegar al total de la sociedad damnificada y considerando que los que ya cuentan con ayudas sociales desde el Estado también pueden gozar de este beneficio para lograr sufrir lo menos posibles los embates económicos generados por la gripes del siglo XXI. Pensar a futuro nos da márgenes para el error pero no tenemos que perder de vista que el problema ya está instalado, primero lo importante ¿y ahora? ¿Cómo se puede hacer para poder sobrellevar la situación?

Estas cuestiones no son nuevas en nuestro país. Ya por el año 2001 el Frente Nacional contra la Pobreza (FreNaPo), impulsado por la CTA, propuso construir un piso básico de ingresos mediante un seguro de empleo y formación para jefes desocupados de hogares, más una asignación universal por hijo, más una jubilación universal. Cuyo promotor fue Claudio Lozano, actual director del Banco Nación, el cual afirma que “en total, hay casi 11 millones de hombres y mujeres que hoy no pueden salir a trabajar”.

Ya que no solo contamos con ayudas de “carácter transitorio” se cobran un mes pero el otro no. el informe del 10 de abril del 2020 del CEPA (Centro de Economía Política Argentina) afirma que: “El Ingreso Familiar de Emergencia con sus casi ocho millones de beneficiarios (trabajadores no registrados, monotributistas A y B, personal de casas particulares), el salario complementario para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado, que se estima alcanzará a otros 3 millones, unos 4 millones que podrían ser cubiertos gracias a los créditos a tasa del 24% para micro, pequeñas y medianas empresas, un millón de trabajadores no formales que podría acceder a los créditos a tasa cero para monotributistas y autónomos con garantía del Estado Nacional , y los 3,5 millones de empleados del sector público, conforman una masa crítica de casi 20 millones de beneficiarios, sin contar las transferencias a trabajadores pasivos”. Lo que obliga a buscar algo constante.

Lo que sigue al estudio e implementación de este ingreso ciudadano es ¿Cuál va ser el costo? y ¿Cómo se va a costear? Siguiendo estudios económicos y declaraciones de Claudio Lozano al periodista Matías Colombatti afirma que “esto se puede financiar con $360 mil millones, un aproximado del 3.5 del PBI, siempre y cuando se aplique un impuesto a la riqueza sobre los patrimonios superiores al millón de dólares”. Ese gravamen que tanto discuten los medios de comunicaciones, los mismos personajes que también fugaron dólares a mansalva en la época macrista. Mientras tanto vamos a seguir tratando de respondernos ¿Quién paga la pandemia? Porque por el momento los que lo vienen haciendo son los trabajadores.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/05/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto