¿Será esta la última oportunidad para aprender?

Compartir

¿Puede ser esta pandemia tomada como un pizarrón gigante que nos muestra las ecuaciones que venimos resolviendo mal? La mínima importancia hacia la responsabilidad ecológica, los bajos presupuestos para salud, educación y ciencia, la confrontación inútil entre la cantidad de armas que maneja cada país, y la estupidez mayoritaria hacia la meritocracia, las marcas comerciales, la falta de respeto, la falta de empatía y cientos de adjetivaciones humanas más. Nos están pasando factura, de golpe, a lo grande y sin mediar palabra, simplemente un fuerte sopapo chino que nos despertó de golpe y desparramó sangre y saliva para el resto.

Cuando intento entender con cierta profundidad lo que pasa, no deja de aparecerme reiteradamente esto de las plagas, las famosas plagas bíblicas que oficiaron de aprendizaje en lejanas épocas y que tenían una profunda implicancia religiosa y social.

Este virus es una plaga, moderna, desconocida en su penetrabilidad y control y sin remedio a la vista. Además hasta podría decirse que es una plaga elegante desde el momento en que elige a los menos vulnerables y con mejor sistema económico y clase social.

¿Puede ser esta pandemia tomada como un pizarrón gigante que nos muestra las ecuaciones que venimos resolviendo mal? La mínima importancia hacia la responsabilidad ecológica, los bajos presupuestos para salud, educación y ciencia, la confrontación inútil entre la cantidad de armas que maneja cada país, y la estupidez mayoritaria hacia la meritocracia, las marcas comerciales, la falta de respeto, la falta de empatía y cientos de adjetivaciones humanas más, nos están pasando factura, de golpe, a lo grande y sin mediar palabra, simplemente un fuerte sopapo chino que nos despertó de golpe y desparramó sangre y saliva para el resto.

Las enfermedades en general y las microbiológicas en particular siempre se la han tomado con los abajo vivientes, con los humildes, con los que sumaban el hambre y las carencias a su enfermedad. Cada vez que pasó no se transmitió a los arriba vivientes, paquetes y de clase no carenciada. Esta vez empezó al revés y con bastante virulencia, cayendo además en manos de los que por falta de costumbre se creen invulnerables y no se les ocurre que pueden contagiar, que deben cuidarse y cuidar, que deben ser responsables y solidarios porque nunca lo fueron. No recurren ni les importa la salud pública, no educan sobre la base de la red solidaria, tienen un ego superlativo y tienen dinero, pueden gastar, viajar, reunirse, comprar y no cuidarse ni cuidar. O sea, esta vez estuvimos y estamos en el horno, gracias a este desparramo de viajeros aéreos y de cruceros, visitas turísticas masivas y ausencia de cuarentena…faltaba más!!!! Aislarme a mí que tengo ropa de 1000 dólares!!!!!

Así estamos, recurriendo todos a un sistema de salud público al que nadie le pasó bola durante años y a un sistema científico diezmado y pidiendo ayuda a todos los que solo sufrieron cachetazos porque no hacían falta porque muchos irresponsables se creyeron invulnerables e intocables.

¿Cuál es la reflexión desde mi humilde lugar? Nunca más pensar que el estado no es necesario o es un pedacito de poder que solo hace política barata. Nunca más dejar hacer a los que no saben hacer, este planeta está gritando que necesita cuidados y responsabilidad. No sé qué quedará cuando esta plaga termine, pero si aprendimos algo respecto del respecto al ambiente y a los otros, los de enfrente, los que ayer fueron los nadies pero son los que cuando la contingencia llega nos salvan, sean organismos, personas, países o sistema políticos.

Si no aprendemos de esto, en donde el coronavirus se tiró del trampolín más alto para mostrarnos que si abajo no hay agua, nos rompemos el alma, estamos condenados a ser la parte menos recomendable de este mundo, y si las plantas y los animales pudieran, ya nos hubieran eliminado del planeta.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 26/09/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto