Si pasa, pasa…

Compartir

Desde su llegada al ejecutivo, Cambiemos se ha manejado con la política del «si pasa, pasa». Se basa en tomar una determinada medida de manera más o menos brutal y, ante la posterior oposición del sector perjudicado, recular un poco. Y esto no hecho alguna que otra vez, sino de manera sistemática.

A los pocos días de asumir, Macri modifica la Ley de ministerios mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia (13/2015) con la finalidad de organizar los mismos acorde a sus necesidades. En el artículo 13 de dicho DNU se hacía mención a las competencias del Ministerio de Educación y Deportes y ahí se nombraban las leyes vigentes en materia educativa. Entre ellas figuraba la Ley Federal de Educación (24.195) de Menem, derogada en el 2006 (año en el que se sancionó la actual Ley Nacional de Educación). Los gremios educativos salieron al cruce, acusando al gobierno de pretender restablecer el Polimodal y bajar el porcentaje del presupuesto destinado a educación. Bullrich dijo que se trató de un grave error y, tras unos días, lo modificó.

En marzo de este año el gobierno anunció que habría aumento de tarifas. Ante las consecuencias luego de haberlas aplicado (tanto en hogares como en las Pymes) pero, sobre todo, ante la reacción social (la acción judicial vino después), decidieron que los aumentos sean más escalonados.

En medio de un segundo semestre en el cual no llegaron las inversiones, Monzó y Michetti aumentan la dieta de diputados y senadores un 47%. Una vez que las críticas comenzaron a hacerse oír, el propio presidente señaló el error y el porcentaje bajó al 31% (en Diputados).

Pero este modo de encarar el gobierno nacional no es nuevo. Ya antes de llegar a la presidencia existieron casos similares. Cuando figuró pauta oficial de CABA en una radio de Tandil que denunció jamás haber cobrado ni acordado dicha publicidad y cuando clausuraron un galpón de móviles de C5N, en ambos casos, la explicación (posterior a la reacción del afectado) fue que se trató de un «error administrativo».

Errar es humano. Pero, como se ve, no parecieran ser simples errores. Primero, porque se dan de manera sistemática. Y segundo, porque siempre van en la misma dirección, siempre erran para el mismo lado (beneficiando a los mismos sectores y perjudicando a la mayoría).

Gran parte de su discurso anterior, como oposición, y actual, como gobierno, radica en mostrar al kirchnerismo como un grupo de personas que no dialogan, que no escuchan y que se creen dueños de la verdad. Es decir, un grupo que se cree perfecto ¿De qué manera le muestro a la población que no me creo perfecto? Admitiendo mis errores y corrigiéndolos posteriormente.

Desde el gabinete se intentó instalar una idea: «estamos aprendiendo», dijo Aranguren. Al kirchnerista lo señalan ante la población como a alguien que se las sabe todas. Una de las principales críticas a CFK fue la soberbia. Ellos pretenden diferenciarse diciendo «me equivoqué» cada tanto.

Sin embargo, los errores se corrigieron ante la reacción del pueblo. Si los docentes no pedían explicaciones, el decreto no se modificaba, ni se admitía el error. Si el pueblo no salía a la calle, los tarifazos eran peores y Aranguren nunca hubiera dicho que estaba aprendiendo. Si el malestar social y mediático no crecía, el obsceno aumento a legisladores en tiempos de alta inflación no disminuía.

De todas maneras, el gobierno aprovecha estas movidas y admite su error. Entonces se presentan como un gobierno que escucha. Se «equivocan» siempre para el mismo lado, pero se muestran como dialoguistas y humildes.

Todas las personas somos seres humanos. Y son muchos los componentes que hacen que un ser sea humano. El gobierno tiene la idea fija de que, el principal de esos componentes, es la posibilidad de cometer errores. Entonces se equivocan para mostrarse como uno más de nosotros. Pero admiten la equivocación siempre y cuando les pueda jugar en contra no admitirla. La admiten si el pueblo no es pasivo. Pero si pasa, pasa…

Mandá tu nota

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 03/12/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto