Siguen (más) vivos

Compartir

Atendiendo al pronóstico de coma cuatro en que Alberto recibió nuestra desintegrada y apetecida Argentina, pero rescatando sus propias palabras sobre “háganme saber sus malestares”, lo último que estaría en mi ánimo es sumarme al exigente coro de impacientes que claman por soluciones para “anteayer” pero no repetiría hasta el hartazgo “no revisar el pasado”. Hay que revisarlo porque siguen vivos.

A lo largo de años y años de escribir –casi- siempre sobre temas políticos, me va resultando cada vez más arduo hallar nuevas motivaciones o evitar repetir conceptos ya difundidos.

Desde que comencé a llevar alguna cuenta, han surgido de este teclado 465 notas, 118 de las cuales tuvieron el honor de ver la luz en Tiempo Argentino y un par de decenas en Nuestras Voces. Muchas veces no pude vencer la tentación de explicar el porqué de un párrafo o la omisión de tal otro. En este caso, opto por explicar. Conocido el resultado de las elecciones de 2019, no pude evitar la sospecha sobre lo que consideraba un resultado exiguo y como producto de ello escribí, (a los dos días) Siguen Vivos, y a los cuatro, sin eufemismos, Nos Cagaron. Luego de transcurridos unos meses, y tras mantener intensos debates en diversos ámbitos, comencé a admitir (refunfuñando) que pudieron haber arañado el famoso 40%, ya que pululan por las calles cerebros Teenizados y Lumilagrizados a granel.

Atendiendo, admitiendo y considerando el pronóstico de coma cuatro en que Alberto recibió nuestra desintegrada y apetecida Argentina, pero rescatando sus propias palabras sobre “háganme saber sus malestares”, lo último que estaría en mi ánimo es sumarme al exigente coro de impacientes que claman por soluciones para “anteayer”, todo lo contrario, pero hay escenarios que considero inadmisibles e inevitables de encarar YA. En principio yo, que no soy político y no aquilato sutilezas en demasía, cesaría con más de un discurso empalagoso y contemplativo, con esas finas manos enguantadas, con ese permanente agite de “bandera blanca” y con esa especie de “pedidos de perdón” por haberse impuesto. No repetiría hasta el hartazgo “No revisar el pasado” y cosas por el estilo porque Sí hay que revisar el pasado, y más el ruinoso pasado reciente incluyendo en ese pretérito que los muertos, heridos y desaparecidos los pusimos siempre nosotros.

Aparecen a diario, por horas, por minutos situaciones inauditas por todos conocidas, que son un calco de lo padecido durante los últimos funestos cuatro años, sin poder olvidar que el mismo doce de diciembre de 2015, con crueldad, sin ningún tipo de miramientos, con burla de clase, se inició la metódica destrucción del país.

Siguen Vivos cuando el degenerado de MM se permite, ante una corte de cómplices (antiguamente adulones y hoy repelidos) señalar culpas (reales), pero sin asumir, como siempre, su responsabilidad como ¿conductor?; siguen vivos porque el poder real se inventa lo que necesita y ubica en puestos decisivos las marionetas indicadas, como ahora esta “Investidura” de parte de una FIFA regida por un indecente Gianni Infantino, el mismo que protagonizara el famoso FIFAgate donde se los vieron a él y varios coautores (entre ellos Alejandro Burzaco, hermano del poli-funcionario macrista y Secretario de Seguridad de Patricia Bullrich Eugenio Burzaco) enfrentar cargos de soborno, fraude y lavado de dinero. Siguen vivos ante las (todavía) repugnantes presencias (e injerencias) de los Stornelli, los Ercolini, los Policita; siguen vivos manteniendo en la Procuración General de la Nación a Eduardo Casal, nombrado por decreto tras la bochornosa expulsión del cargo de Alejandra Gils Carbo; siguen vivos en los gerente/funcionarios amurallados en cargos selectos pidiendo indemnizaciones ridículas (¿no se puede utilizar la vía anterior para despedirlos sin más trámite o indicarles “Háganme juicio?); siguen vivos en la figura de otro libertino como Gerardo Morales, quien desde hace más de treinta años pregona su “lucha en favor de los necesitados” sin lograrlo, pero sumando a su patrimonio casas y autos y manteniendo junto a su séquito en prisión a Milagro y muchxs compañerxs más (pese a los célebres audios); siguen vivos con Gustavo Arribas, Nicolás Dujovne, Guillermo Dietrich, Laura Alonso, María Eugenia Vidal, Elisa Carrió (que no está loca) y muchxs, muchísimxs más no sólo en libertad, sino disfrutando y pavoneándose por el mundo; siguen vivos en la figura de Juan M. Urtubey viajando a España con su prole en tanto que pibes wichis se mueren de hambre y sed; siguen vivos con la libertad de un poli estafador como Sturzenegger, que le rompió la vida a miles de crédulas familias con los créditos UVA, tal como lo hiciera junto a Domingo Cavallo en 2001 firmando el decreto 648/0 dándole vía libre al “Megacanje”; siguen vivos con la presencia en las calles de un cajetilla desenfrenado como Javier González Fraga (¿se creyeron que podían comprar cosas con sus pobres sueldos?) autor de un daño multimillonario –no contra el Banco Nación- hacia los argentinos repartiendo miles de millones de pesos a sus amigotes, tal el reciente caso de Vicentín; siguen vivos al continuar instalando la agenda diaria, como los diez mil dólares “salidos de un cajón”, suma risible si las hay; y SIGUEN VIVOS, en definitiva, porque NOS CAGARON y lo continúan haciendo con la fabulosa (e impagable) deuda externa, (que incluye un bono a Cien años), con la degradación moral en que nos sumergieron, con un tejido social envilecido, con muertes a manos de rugbiers fieles representantes de un estilo de vida, y NOS CAGARON porque siguen contando con el inapreciable apoyo de una Corporación (des)Informativa que, lamentablemente no son parte del poder. Son el PODER. El mismo que un día habrá que abocarse a desarmar.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 29/02/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto