Somos una y somos miles

Compartir

Se asumen como una grupa de mujeres con todas las ganas de seguir viviendo a pleno, sin barreras ni rótulos, donde cada una aporta su experiencia, sus conocimientos, sus anécdotas. Estas hermosas y radiantes mujeres quieren contar, escuchar y ser escuchadas; quieren enriquecer el alma y fortalecer el espíritu de lucha por la justicia, que está intacto porque el tiempo no lo erosiona. Mujeres, que sienten mujeres que aman, mujeres revolucionarias: Las Viejas Revolucionarias.

Somos una y somos miles, por eso escribimos a muchas manos pero sin perder las singularidades.

Marta cita al filósofo escocés Hume (1711-1776) según quien la causalidad es una conexión necesaria entre causa y efecto; lo contrario sería la casualidad, lo aleatorio. “Yo diría que este grupo tiene un origen multi-causal por su característica de heterogeneidad pero hay algo que lo atraviesa y es la necesidad de ver a la vejez no como la suma de experiencias o una experiencia sino, además, entender que estamos en un crecimiento permanente en el que vamos enriqueciéndonos mutuamente y “aggiornándonos”, entendiendo este último término como “reciclándonos” e involucrándonos, en un tiempo presente en una sociedad.

Hace casi cinco meses asistí a todas las reuniones de CABA. Allí expusimos dudas, necesidades, ideas, siempre bien aceptadas por Gabriela Cerruti, quien pudo captar el deseo de una franja etaria, “las viejas”, de pertenecerá un grupo que pueda generar respuestas dentro de la comunidad, inserta en un espacio social determinado. Mi vida cambió, mejor dicho, lo que creía que sería mi futuro.

Después pude elegir un grupo, de mi comuna, para participaren la comisión de Educación y cultura, con gente inteligente, solidaria, activa. Es por eso que comencé citando la causalidad o la pluri causalidad ya que esto tiene un por qué y un para qué: no fue aleatorio reunirnos en una fecha en el límite del aislamiento porque estos grupos se transformaron en una red de contención, de información y de propuestas, sobre todo en esta realidad caracterizada por el temor y las urgencias ya que coincidimos con la idea de que la patria es el otro.”

Lucero agrega que así también, respetamos nuestras diferencias, las divergencias pasan de lado y las convergencias toman formas concretas en esta grupa y transhumamos un camino rarísimo….distópico (como diría Adela) en su totalidad…entonces lo que nos quedó como elemento palpable fue el día a día….que se fue armando a través de las risas de un meme…

Tuvimos DJ y festejamos cumpleaños vía whatsapp. Hubo mucho pecho puesto en la contención.

¿Hablar de Feminismo? La mayoría tuvimos que romper mandatos externos y aún estamos trabajando por dentro. Es un tema que lo tenemos macerando.

¿Políticas públicas? Otra opción ya es harto conocida por nosotrxs #Neoliberalismonuncamás

¿Política? Muchas tienen un hermoso recorrido de militancia, algunas exiliaron otras insiliaron …renacer está en nuestro quehacer diario. Otras aún tenemos el chip de «el silencio es salud» que se va cayendo a pedazos junto con este sistema patriarcal obsoleto y macabro.

Hay mucho que decir…mejor es hacer

¿Ecofeminismo? Cuidar al planeta o el pequeño lugar de él/ella que habitamos es tarea unisex…como los Levis…

Dice Florencia que es una grupa de mujeres con todas las ganas de seguir viviendo a pleno, sin barreras ni rótulos, donde cada una aporta su experiencia, sus conocimientos, sus anécdotas. Todas estas sabidurías que se acumularon a lo largo de la vida sirven mucho para aportar a la organización, que se transformó en un gran intercambio de ideas en la diversidad cultural y que se van sumando con entusiasmo. Estas hermosas y radiantes mujeres quieren contar, escuchar y ser escuchadas; quieren enriquecer el alma y fortalecer el espíritu de lucha por la justicia, que está intacto porque el tiempo no lo erosiona. Mujeres, que sienten mujeres que aman, mujeres revolucionarias…

Adela piensa que cuando se cuestiona el uso de la palabra “viejas” hay que tener en cuenta que lo viejo connota un montón de otras cosas. Podríamos llenar el concepto con, por ejemplo, lo viejo como símbolo de continuidad, como lazos que no se rompen, como las cosas que se transforman para adaptarse a los cambios, como lo existente desde hace tiempo, lo tradicional y lo histórico que nos permite comprender lo actual. No le gustaría alejarse del nombre Las Viejas Revolucionarias.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 28/09/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto