Traicioname que me gusta

Compartir

El voto determinando la aplicación del beneficio penal del 2 x 1 a un represor condenado que hizo la Jueza de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Elena Highton de Nolasco, inscribió un nuevo, y esta vez muy duro golpe, al extenso récord de traiciones calificadas que sufrió el kirchnerismo.

El voto (inesperado para casi todos menos para el gobierno y Clarín) determinando la aplicación del beneficio penal del 2 x 1 a un represor condenado que hizo la Jueza de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Elena Highton de Nolasco, inscribió un nuevo, y esta vez muy duro golpe, al extenso récord de traiciones calificadas que sufrió el kirchnerismo.

Si bien no se esperaba o sentía que se debiera sentir agradecida y obligada a exteriorizar esa gratitud por haber sido nombrada en ese cargo por el entonces presidente Néstor Kirchner en 2004, no era ajena a la comprensión generalizada que sus principios acompañaban desde la Jurisprudencia, en muchos aspectos a las directrices de la política del ex presidente y sobre todo en lo que a los Derechos Humanos hace. De allí la sorpresa en las filas de la dirigencia y militancia kirchnerista.

Hay aspectos de la política del anterior gobierno que sorprenden, y mucho, por la aparente ingenuidad que se exterioriza en lo que hace a la elección de nombres destinados a cargos de responsabilidad en el entramado político de este sector peronista, nombres que llegaron no por militancia o demostración de trabajo concienzudo y permanente en el campo popular sino, generalmente, por “recomendaciones” de otros «compañeros bien situados» en la confianza de los líderes o quienes deciden.

Esto lleva a pensar que no existe por parte de quienes tienen las mayores responsabilidades políticas, (a pesar de “caminar” el país) un conocimiento cabal y minucioso de la enorme capacidad en todos los ámbitos que tienen miles de militantes que viven allende la General Paz.

Si se propusieran buscar con ahínco y responsabilidad, se sorprenderían de la cantidad y calidad de sus propios militantes, que sobrepasan con creces la simple habilidad de responder con su presencia a cuanto acto o movilización se plantea. Puede resultar hasta doloroso recordar apellidos como Massa, Bossio, Abal Medina, Pichetto, ahora Hihgton de Nolasco, y muchísimos pero muchísimos más, sólo para graficar lo arriba sustentado.

La inflación hiper

Este no fundamentado e incomprensible aspecto de vulnerabilidad estratégica que detenta el kirchnerismo va atado a otro, que si bien resulta de menor envergadura, no es menos importante. Estos días, entre otros aspectos se habla por muchas razones, de los índices de inflación que se disparan nuevamente más allá de las ilusiones gubernamentales, pero se escuchaba, por ejemplo el pasado miércoles, a Gustavo Silvestre y Roberto Navarro, en C5N, hablar de alta inflación del año pasado (43 por ciento) y de una alta inflación para este año.

Cuando Cristina Fernández de Kirchner ejercía la presidencia la oposición (y los medios por supuesto), a cualquier valor inflacionario que rondara el 25 por ciento lo definían como “HIPERINFLACIÓN”, ahora sólo hablan de inflación y el kirchnerismo se pega a esa palabra.

Cuando Cristina Fernández de Kirchner ejercía la presidencia la oposición (y los medios por supuesto), a cualquier valor inflacionario que rondara el 25 por ciento lo definían como “HIPERINFLACIÓN”, ahora sólo hablan de inflación y el kirchnerismo se pega a esa palabra.

También actualmente, el presidente Mauricio Macri siguiendo los consejos de Durán Barba, utiliza permanentemente eufemismo para sustentar sus tropelías impunemente. Por ejemplo a la corrupción de su gobierno la define como “conflicto de intereses”, siendo que cuando era la situación a la inversa no tenía ningún tapujo ninguno de los que responde al Pro, políticos o periodistas, en hablar de corrupción. ¿Porqué tanto respeto entonces, por no decir miedo reverencial?. Estando en un crucial año electoral no se puede descuidar ningún aspecto con vistas a la obtención del objetivo de ganarle bancas al oficialismo.

Es válido entonces concluir que tanto la elección de su gente de confianza y las formas de actuar que tiene y ejecuta el kirchnerismo le juegan permanentemente en contra, sin que parezca percatarse de ello o no sea capaz de estructurar una estrategia generalizada que pueda bajar a sus cuadros y seguidores para asegurarse resultados positivos. Esto, y muchos otros aspectos más, deben ser atendidos con premura ya que Octubre, está a la vuelta de la esquina.

Mandá tu nota

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/10/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto